FALSO

Carrió: “Hay miles de desapariciones diarias”

COMPARTI ESTE CHEQUEOTwitterFacebook

“Hay miles de desapariciones diarias”, aseguró Elisa Carrió, durante el debate porteño de “A Dos Voces”, emitido por el canal TN. La candidata a diputada nacional por Vamos Juntos relativizó así una pregunta del candidato del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Marcelo Ramal, respecto de cuál era su postura sobre la desaparición de Santiago Maldonado y agregó: “Hay un 20% de posibilidades de que este chico esté en Chile con el RIM [se refiere al RAM, el grupo Resistencia Ancestral Mapuche]”.

Según datos oficiales, entre 2012 y 2016 hubo un promedio de nueve casos diarios de personas denunciadas como desaparecidas o extraviadas a nivel nacional, cifra muy lejana a la mencionada por Carrió. Si se consideran los casos de desapariciones forzadas desde 2002 (primer año con datos oficiales), como fue caratulado por la Justicia el expediente de Santiago Maldonado, tampoco se llega a la cifra de “miles de desapariciones diarias”.

En octubre de 2016, el Poder Ejecutivo Nacional creó a través del Decreto N° 1093/2016 el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (Sifebu), que se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación. En sus considerandos, este decreto señala que “desde el año 2012 y hasta enero del año 2016 el Ministerio de Seguridad registró 13.306 casos de personas denunciadas como desaparecidas o extraviadas, 7.110 adultos y 6.196 menores de edad, permaneciendo a la fecha 4.182 búsquedas vigentes respecto de las cuales el Estado nacional no ha podido dar todavía una solución eficaz”. Hoy este sistema registra 124 personas “desaparecidas” o “extraviadas”, entre las que se encuentra Santiago Maldonado.

Consultado por Chequeado, desde el equipo de Prensa de la Coalición Cívica-ARI señalaron que la primera candidata a diputada nacional había utilizado esta fuente. Al tomar en cuenta los datos oficiales citados en el decreto, la Argentina tuvo en promedio nueve casos diarios de personas desaparecidas o extraviadas entre 2012 y 2016, pero se trata de una cifra lejana a las “miles de desapariciones diarias” que denunció Carrió (tampoco se llega a ese número si se cuentan los casos de desapariciones que no contabiliza el decreto).

El Ministerio de Seguridad bonaerense cuenta con una Dirección General de Registro de Personas Desaparecidas desde 1999, de acuerdo con el sitio oficial. Según esta fuente, en la Provincia de Buenos Aires hay 643 casos de personas desaparecidas, pero no se especifica la fecha ni tampoco el motivo. La falta de información específica en esta base no permite saber si estos desaparecidos ya se encuentran contabilizados en los números citados en el decreto del Poder Ejecutivo Nacional.

Ramal le preguntó a Carrió por Santiago Maldonado, el joven que fue visto por última vez en Cushamen, Chubut, durante un operativo de la Gendarmería nacional, y que se encuentra desaparecido desde hace 73 días. Su caso fue caratulado como una “desaparición forzada” por parte de la fiscal federal de Esquel, Silvina Ávila. Sin embargo, Carrió pareció cuestionar esta calificación legal de los hechos cuando dijo que los responsables debían ser condenados por homicidio.

De acuerdo con la definición de la ONU, una “desaparición forzada” es la detención de una persona por parte de “agentes gubernamentales de cualquier sector o nivel, por grupos organizados o por particulares que actúan en nombre del gobierno o con su apoyo directo o indirecto”, y que luego “se niegan a revelar la suerte o el paradero de esas personas o a reconocer que están privadas de la libertad” negándoles así la protección de la ley. Este delito específico tiene en la Argentina, de acuerdo con el Código Penal (artículo 142 ter), una pena de entre 10 y 25 años.

Según los datos publicados por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, hubo desde 2002, primer año con información en la base de datos pública, ocho casos caratulados como “desaparición forzada”. Los organismos dedicados a investigar estos casos, como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), registran un número mayor, pero en ningún caso se llega a las “miles de desapariciones diarias” que denunció Carrió.

Por: Matías Di Santi