donantes

Buzon de los lectores

Si vio una cita, una nota, un dicho que le pareció engañoso: envíenos sus comentarios.

 

Personajes Imagenes

Axel Kicillof Daniel Scioli Esteban Bullrich Grupo Clarín Hermes Binner Hugo Yasky Jorge Capitanich Julio Cobos Margarita Stolbizer Mauricio Macri Sergio Massa Tiempo Argentino

news

Reciba las noticias de Chequeado.com en su e-mail

nuestrascalificaciones

Verdadero
La afimación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Verdadero +
En el caso de afirmaciones apoyadas en datos numéricos, los encontrados no sólo ratifican sino que refuerzan lo expresado.

Verdadero, pero…
La afirmación es consistente con los datos disponibles , pero omite algún elemento del tema o su contexto.

discutible
No es claro que la afirmación sea cierta o no. La conclusión depende de las variables con las que se la analice.

Apresurado
La afirmación podría ser verdadera, pero es resultado de una proyección y no de un dato objetivo de la realidad.

Exagerado
La afirmación no es estrictamente cierta pero sí lo es el concepto o tendencia al que se alude.

Engañoso
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero intencionalmente o no, ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Insostenible
La afirmación surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de chequear.

Falso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.
 
El Explicador
Los ingresos de la Provincia Buenos Aires: ¿un caso único?
( 21 Votos )
Por Ana Claudia Alfieri*   
Viernes 13 de Julio de 2012


En la discusión sobre la situación fiscal de la Provincia se dijo mucho sobre los montos que esta recibió desde el Gobierno nacional. Pero, ¿cuánto recauda y cuánto recibe?


Del total del gasto público argentino, las provincias son responsables de casi el 38%, o un 17,2% del PIB. El 62% restante es gasto nacional o municipal. La principal fuente de financiación del gasto son los impuestos nacionales, provinciales y municipales, pero como los niveles superiores de gobierno recaudan mucho más que los inferiores, el sistema funciona con transferencias del Gobierno nacional al provincial y de las provincias a los municipios.

Así, los ingresos provinciales están formados por ingresos propios y transferencias del Gobierno nacional. Los ingresos propios son impuestos (ingresos brutos, impuesto inmobiliario, sellos, a los automotores y otros) y otros ingresos entre los que se incluyen las contribuciones a la seguridad social y, en el caso de las provincias mineras, las regalías. Las transferencias del Gobierno nacional son de dos tipos: las que se suelen llamar transferencias automáticas, determinadas por las reglas de la coparticipación, y otras transferencias corrientes y de capital que se deciden más o menos discrecionalmente.

En general, la recaudación tributaria provincial es baja en casi todas las provincias. Es menos del 5% de los ingresos en Formosa y La Rioja y no llega al 10% en Santiago del Estero, Jujuy, Catamarca, Chaco y Corrientes. Solamente hay cinco provincias donde la recaudación tributaria supera el 20% de los ingresos provinciales: las cuatro provincias más grandes (Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires) y la CABA. Algunas provincias como las patagónicas y, en menor medida las cuyanas, compensan esta falta de ingresos tributarios con los ingresos por regalías, pero la mayoría depende de los ingresos provenientes del Gobierno nacional, no sólo para equilibrar sus cuentas, sino básicamente para afrontar sus principales necesidades de gasto. Los recursos que llegan desde la Nación varían desde el 12,2% de los ingresos en la CABA hasta el 92,2% de los ingresos en La Rioja. El promedio para todas las provincias es 55,5 por ciento.



Con ingresos propios equivalentes al 56,0% de sus ingresos fiscales, la dependencia de la provincia de Buenos Aires del gobierno nacional se ubica un poco por debajo del promedio. Es, después de CABA, Chubut y Neuquén, la provincia que menos depende de las transferencias de la Nación, como se ve en la figura que ilustra esta nota. De esas transferencias, la coparticipación representa el 28,7% de los ingresos de la provincia de Buenos Aires mientras que el 15,4% restante proviene de decisiones que el Gobierno nacional va tomando año a año.

Lo que esconden esas cifras, sin embargo, es que la Provincia, pese a tener el 38% de la población del país y una economía que representa algo así como un tercio de la nacional, apenas recibe el 21,7% del total del dinero que la Nación envía a las provincias y el 19,7% de los recursos coparticipables. Ello, en última instancia implica que la Provincia tiene una limitada capacidad de gasto, reflejada en el gasto público per cápita más bajo del país. No sorprende, por lo tanto, que las necesidades de educación, salud, un hábitat sano, vivienda o seguridad de gran parte de sus habitantes estén lejos de satisfacerse.




*Economista.


AddThis
 

Radio

vorterix_banner
continental
metro_banner
 

otros_medios

la-nacion

yahoo-noticias