Balance del lulismo vs. kirchnerismo

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Con la victoria de Dilma, comienza un cuarto mandato del Partido de los Trabajadores en el país del Amazonas. Una comparación de indicadores económicos y sociales de Brasil y la Argentina en la última década.

La ajustada victoria de ayer de la presidenta, Dilma Rousseff, en las elecciones de Brasil volvió a despertar el interés argentino por ese país, nuestro principal socio comercial. Comienza así una cuarta etapa del período del Partido de los Trabajadores (PT) en el poder -ocho años de gobierno de Lula da Silva y ocho de Rousseff- en el cual Brasil tuvo una mejora de muchos de sus indicadores socioeconómicos.

El objetivo de esta nota es establecer una comparación entre diversos aspectos económicos y sociales de Brasil y la Argentina y ver su evolución durante el lulismo y el kirchnerismo, respectivamente. Vale recordar el tamaño de la economía de cada uno de estos países: Brasil es hoy la sexta economía del mundo por riqueza generada, mientras que la Argentina se ubica en el puesto número 25 (ver acá).

Crecimiento e inflación

Durante las dos presidencias de Lula, la tasa de crecimiento del PBI brasileño aumentó y pasó del 5,7% en 2004 al 6,1 en 2007, para terminar su segundo mandato creciendo a un 7,5% anual. Entre 2011 y 2013, el crecimiento de Brasil se redujo: creció sólo un 2,7% en 2011 (primer año de gestión de Dilma), 1% en 2012 y 2,5% en 2013 (ver datos del Banco Mundial).

La Argentina creció a “tasas chinas” entre 2003 y 2011, pero desde hace por lo menos dos años muestra un bajo crecimiento. A tal punto que, según las proyecciones del FMI en base a datos del INDEC, será el país de América Latina que menos crecerá entre 2012 y 2015 (ver datos). Brasil se ubica en el décimo puesto de doce países.

En el país del Amazonas, a diferencia de la Argentina, el Banco Central fija metas de inflación anuales. Desde 2005, el techo máximo definido está fijado en 6,5 por ciento. En cuanto al promedio de los tres primeros años del gobierno de Dilma (2011-2013), el Índice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) fue de 6,08%, el segundo menor porcentaje registrado en cinco mandatos presidenciales desde 1995.

Existen pocos países en el mundo que cuentan con una inflación de dos cifras, como la registrada en la Argentina. La variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en nuestro país se ubicó en un 9,8% en 2006, pero al año siguiente el instituto oficial fue intervenido por el Gobierno nacional y sus números sobre variación de precios dejaron de ser confiables.

A fines de 2007 la medición alternativa del Centro CIFRA de la CTA, en base a los institutos oficiales de 9 provincias, dio como resultado un 18,3% de inflación, mientras el INDEC intervenido dio 8,5 por ciento. El aumento de precios calculado por CIFRA se mantuvo por encima del 20% en todos estos años, salvo 2009, cuando se ubicó en 14,6 por ciento. El año último, incluso, es el más alto de la serie, con 29,7% de inflación.

Pobreza, desempleo y desigualdad

No hay datos todavía sobre la evolución de la pobreza en la Argentina en 2014. Según el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), las personas en hogares por debajo de la línea de pobreza aumentaron tanto en 2012 como en 2013, y se ubicaron entre el 25,6% y el 27,5%, dependiendo de la canasta de alimentos y servicios que uno tome.

Un organismo más cercano al gobierno nacional, como el Centro CIFRA, sostiene que anualmente la pobreza “muestra una fuerte y sistemática tendencia decreciente en los últimos diez años”, y que en 2013 se ubicó en el 18,2% de la población. En cuanto al año en curso, destaca que la aceleración de los precios tras la devaluación de enero de 2014 provocará un incremento en las tasas de pobreza e indigencia.

“En términos de la economía real la mayor retracción se constató en la producción industrial liderada por la producción automotriz y la construcción. Su correlato en términos de la ocupación se expresaron principalmente en suspensiones y en un todavía leve incremento de la tasa de desempleo (que trepó al 7,5% en el segundo trimestre de 2014)”, subraya CIFRA respecto de la caída de la actividad económica.

“El desempleo ha bajado a un récord histórico de 4,9% [N. de R.: es la tasa de desempleo de julio de 2014]; estaba ubicado en 12,3% cuando Lula asumió la presidencia en el año 2003”, destaca Mark Weisbrot, codirector del Centro para la Economía y la Investigación Política (CEPR, por sus siglas en inglés) ubicado en Washington, Estados Unidos, en este artículo, y agrega que “la utilización de mayores ingresos fiscales para incrementar la inversión social” posibilitó reducir la tasa de pobreza un 55%, y un 65% la pobreza extrema.

Aún así, y aunque se vieron avances significativos en esta área, Brasil sigue siendo uno de los países más desiguales del mundo. El Índice de Gini -la medida utilizada para medir la desigualdad, donde cero es la completa igualdad y uno lo contrario- en 2012 fue de 0,5, mientras que en la Argentina ese mismo año era de 0,4 (ver datos).

En el último informe al respecto que publicó el INDEC, sin embargo, la desigualdad en la Argentina aumentó interanualmente durante los últimos dos trimestres de 2013, producto de la caída de la actividad económica que se vive desde mediados del año pasado.

donantes

14 Respuestas

  1. Mariano T. dice:

    Lo notable es que en Brasil no parten, como base de comparación, de un desastre como la Argentina entre 2001 y 2003

    • Carlos_72 dice:

      Supongo que es porque Lula llegó a la presidencia a principios de 2003 y Kirchner a mediado de ese año. Igual, sería bueno comparar otras variables, como ser IDH, Gini, salarios promedios, PBI per capita y paridad de poder adquisitivo, entre otras que me parecen relevantes.

  2. crazyfrogo dice:

    Los datos de pobreza q los saquen de una organizacion cercana al kirchnerismo es poco serio.

    La pobreza en Argentina ronda entre el 25% y 30%

  3. pseudomono dice:

    faltan los sueldos muchachos…

  4. MarMac85 dice:

    Y los indice de Gini?

  5. hughg dice:

    otra nota de mala leche de este “pasquin” gorila
    elege los indicadores que le convienen

  6. Pilar dice:

    # hughg, # MarMac85, # pseudomono y # Carlos_72

    El salario real tomando la inflacion “irreal” de las provincias, no aumento desde 1998 a 2014
    en cambio el salario real en Brazil si aumento, segundo el gini paso de 0.507 a 0.436 en argentina y de brasil de 0.596 a 0.51 o sea en argentina cayo 14% en brasil 14.5% por ultimo y el pbi per capita tomando paridad de compra en brasil se multiplo por dos en argentina por 1,7

    • Carlos_72 dice:

      El salario real, medido por índices provinciales, tuvo una importante recuperación durante la gestión del kirchnerismo.
      El coeficiente Gini para Argentina 2003 es de 0.535 y el de Brasil, para ese mismo año de 0.580… chequeá tus datos, #Pilar

  7. Martin Raulheri dice:

    DUDOSO. Usan valores absolutos para PBI y Reservas, y porcentajes para Pobreza y Desempleo. Eso también es manipula estadísticas. Mal, Chequeado.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *