Declaraciones juradas jueces

Caso Freiler: la falta de transparencia del patrimonio de los jueces

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El juez de la Cámara Federal porteña fue denunciado por presunto enriquecimiento ilícito. Qué dice la ley y cuán accesibles son las declaraciones juradas de los magistrados.

El diario La Nación informó en su edición del último domingo que el juez de la Cámara Federal Eduardo Freiler, que hace pocas semanas votó a favor de la remoción de Claudio Bonadio de la causa “Hotesur”, en la que se investiga si hubo lavado de dinero a través de hoteles pertenecientes a la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y su familia, adquirió una casa de 1.234 m2 en el partido de Vicente López por la que pagó 2,8 millones de pesos.

El artículo señala que el valor de la propiedad sería superior al abonado y agrega que en su declaración jurada de 2012 Freiler declaró un patrimonio cercano a los $800 mil, lo que originó una denuncia contra el camarista por presunto enriquecimiento ilícito del abogado Ricardo Monner Sans.

¿Qué se sabe del patrimonio de los magistrados?

Las declaraciones juradas de los magistrados del Poder Judicial de la Nación no son de libre acceso a través del sitio web de la Oficina Anticorrupción, pese a que la Ley 26.857, aprobada en 2013, así lo establece. Tras la sanción de esa norma, la Corte Suprema de Justicia de la Nación sostuvo que la entrega de las declaraciones juradas a un organismo dependiente del Poder Ejecutivo Nacional significaba “una violación de la independencia de los poderes de Estado”, y fijó un reglamento propio para los integrantes del máximo tribunal, que preveía, también, el libre acceso a través de su página web. Esta disposición tampoco fue cumplida hasta el momento.

El resto de los jueces nacionales y federales se rigen por un reglamento aprobado por el Consejo de la Magistratura en julio de 2014. También este texto estipula la publicación de las declaraciones juradas en el sitio web del Consejo. Pero, al igual que ocurre con la Corte, el Consejo aún no ha hecho públicas las declaraciones juradas bajo este sistema.

Existe, sin embargo, una diferencia entre los dos sistemas. “Si bien no están publicadas en Internet, las declaraciones de los jueces nacionales y federales se pueden obtener haciendo un pedido por escrito ante el Consejo de la Magistratura. En el caso de los jueces de la Corte, nuestros pedidos no fueron respondidos y no pudimos acceder a las declaraciones de los ministros en los últimos años”, explicó a Chequeado Renzo Lavin, abogado y codirector de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).

La última declaración jurada accesible del camarista Freiler es de 2012 y es pública por una iniciativa del diario La Nación y de ACIJ, que realizaron pedidos de acceso a las declaraciones juradas de alrededor de 90 magistrados de la Justicia Federal de la Capital Federal.

Mirá el perfil de Freiler en Justiciapedia.

donantes

3 Respuestas

  1. Santiago dice:

    Verguenza lo que esta pasando ante los ojos de los argentinos….ya ni siquiera se esconden para robar….los poderes que deberian servir al pueblo, el ejecutivo,judicial y legislativo se han aprodiado de todo, y en complicidad organizan una linda fiesta….que estan peleados entre todos? mentira….en el fondo se cubren entre ellos….verguenza

  2. Rodolfo dice:

    El juez Ercolini,sabe, que, en la causa de papel prensa, hubo una muerte,la del señor administrador de la empresa que pertenecia a LIDIA PAPALEO Murio en la sala de tortura,que ejercia el general gallino,quien estuvo reunido con directivos de los tres diarios,clarin,la nacion y la razon,para saber que confecion querian obtener.

  3. ARIEL BOIDI dice:

    Lamentablemente la trasparencia no es una de las características más sobresalientes de los funcionarios de la república. Estas son algunas de las cosas que nos dificultan ser un mejor país para vivir. Cualquier persona de bien, que tiene una responsabilidad en el estado y recibe un sueldo digno que le permite vivir sin apremios económicos, debería sentir la necesidad de poder demostrar a los ciudadanos la transparencia de su gestión. En Argentina esas cosas no pasan, cuanto más se oculta mejor, lamentablemente y muy a mi pesar, cada vez creo menos en las instituciones y sus integrantes, el cambio cultural es posible, pero lamentablemente, todavía estamos muy lejos de empezar a recorrer ese camino. Por eso les pido a los lectores de este espacio…compromiso, actuemos como ciudadanos modelos, seamos lo mas responsables, honestos y serios que podamos en nuestros trabajos; cumplamos con las normas y seamos colaborativos para vivir en sociedad de manera más armónica, eduquemos a nuestros hijos para que aprendan que el saber vale más que el tener (aun cuando el tener sea necesario), y que la virtud vale más que la popularidad. Tengamos compromiso con nuestros vecinos, participemos con vocación de la patria chica que es nuestra comunidad… y quejémonos, es un derecho, pero entendamos que no hay queja sin propuesta. Los grandes cambios empiezan por las pequeñas cosas, pidamos la factura aunque el IVA sea un impuesto regresivo (por ahora es lo que hay), cedamos el paso al peatón en la esquina, estacionemos solo en lugares permitidos, hagamos de la civilidad un culto y de la educación un forma de vida. Ha…y me olvidaba, leamos mucho, leamos todo lo que podamos, informémonos, aprendamos mucho y transmitamos eso a nuestros hijos. El gran cambio empieza por esas pequeñas cosas y esas pequeñas cosas son las que alimentan la esperanza

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *