Prensa CFK Crédito: Prensa CFK

CFK dijo que cuando crece el desempleo aumenta el delito. ¿Existe una correlación?

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La ex presidenta destacó el aumento de la inseguridad y lo vinculó directamente con la cifra de desocupación. ¿Qué dicen los datos y especialistas sobre el tema?

“Ustedes saben que en épocas en donde se pierde el laburo (…) la inseguridad aumenta exponencialmente. Lo sabe la gente que vive aquí en el conurbano bonaerense cómo ha aumentado la inseguridad en los últimos meses. Exponencialmente”, dijo la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, durante un encuentro en la Universidad de Lanús, tiempo después de que el INDEC informara que el desempleo había llegado al 9,3 por ciento.

Pero, ¿existe un vínculo directo entre desempleo y delito? El análisis es bien complejo. El sociólogo Gabriel Kessler explicó que “no hay una relación automática en el momento, pero sí puede haber un aumento del delito en el período posterior” a la suba del desempleo. “Esto se vio, por ejemplo, en 2002. El aumento del delito tuvo que ver con la crisis de 2001, aunque no sólo con el desempleo sino con todo lo que implicó”, dijo Kessler a Chequeado.

En 2002, el desempleo alcanzó el 17,8%, mientras que la tasa de homicidios dolosos (una de las medidas del delito) llegó a 9,2 muertes cada 100 mil habitantes, cifra que luego fue descendiendo en los años siguientes, hasta llegar a 6,6 en 2015, con algunos picos en los años intermedios.

“La desigualdad y el desempleo tienen una incidencia en el aumento del delito. La evidencia está en lo que sucedió en la década del 90”, sostuvo el sociólogo, y citó un estudio realizado por los investigadores Ana María Cerro y Osvaldo Meloni. Titulado “Distribución del ingreso, desempleo y delincuencia en la Argentina”, el paper analiza el período comprendido entre 1980 y 1997.

En sus conclusiones, destaca que “existe un efecto de entorno social sobre la tasa de delincuencia”. Sobre este punto, sostiene que “un aumento en el desempleo de 10% aumenta la tasa de delito en 1,5% a 1,6%” y señala también que la desigualdad de ingreso “tiene un efecto positivo en la delincuencia: cuando ésta aumenta un 10%, la tasa de delincuencia aumenta entre un 2,8% a un 3,4%”.

Por este motivo, Cerro y Meloni concluyen que “las políticas deberían tener un alcance más amplio que incluyera las áreas de educación y trabajo (con implicancias directas sobre la distribución del ingreso y el empleo)”.

En el informe “Violencia y seguridad ciudadana en la Argentina: alcance, evolución, causas y políticas en el tema”, realizado para la Asociación para Políticas Públicas, Diego Fleitas -hoy director de Investigación, Estudio y Diseño de Políticas de Seguridad del Ministerio de Seguridad- sostiene que los problemas sociales y económicos “en parte inciden en los niveles delictivos tanto a nivel individual como agregado”.

En ese sentido, destaca un estudio sobre cárceles en el país que señala que la población penitenciaria está mayormente compuesta por “individuos que provienen de frágiles condiciones socioeconómicas y familiares, crecidos en contextos de marginalidad, informalidad y violencia”.

En cuanto a su vínculo con lo laboral, “si bien un 71% si trabajaba al momento de ser detenidos, la mayoría de ellos lo hacía en tareas de baja calidad económico institucional”. Esta tendencia se mantiene a nivel histórico en las cárceles del país. Los informes del Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena (SNEEP), publicados anualmente por el Ministerio de Justicia de la Nación, muestran que hay entre un 35 y un 46% de los detenidos que no tenían trabajo al momento de ingresar en prisión. En cuanto al resto, muchos realizaban tareas más bien informales y de poca estabilidad.

Fleitas también señala en el mencionado informe que “hubo una relación estadística entre desempleo y delito hasta 2006, pero luego desaparecía, lo cual, y más allá de los problemas en los datos, nos podría estar señalando el surgimiento de una nueva dinámica delictiva independiente de dicha variable laboral”.

Como conclusión, se puede sostener que si bien el aumento del desempleo influye, el delito está atravesado por causas múltiples, no sólo económicas, sino también sociales e institucionales, entre otras. Para analizar su evolución, es necesario estudiar entonces en detalle las características generales de cada período y ver cuáles son los delitos que más aumentan en cada contexto.

donantes

4 Respuestas

  1. Alejo dice:

    El kirchnerismo falseó el índice de desempleo y dejó de publicar estadísticas sobre homicidios. Impresentable, incorregible.

  2. Martin Bel dice:

    Qué dijo Cristina? “en épocas en donde se pierde el laburo (…) la inseguridad aumenta exponencialmente” Eso suena a causalidad, no correlación.
    Estaría bueno ver un scatter plot y un gráfico de correlación cruzada como mínimo para ver si por lo menos hay correlación y autocorrelación entre las variables.

    Como esta hecha la nota me suena a esto: http://www.tylervigen.com/spurious-correlations
    acá un poco de explicación:
    https://tom-christie.github.io/articles/correlation/

    Si me mandan un csv con los datos, me fijo a ver que pasa. Los papers dejan mucho que desear lamentablemente.

  3. ndaharley dice:

    Veradero, falso, insostenible…
    Por que una afirmación así la ponen en el explicador?

  4. Juan José dice:

    Resumiendo a pocas palabras del gran mantero zen ” HAY DOS MAMERAS DE CONSEGUIR DINERO PARA VIVIR, UNA ES TRABAJANDO Y LA OTRA ES ROBANDO”

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *