Imagen: Wikimedia Commons

Cinco claves de la modificación a la ley de medios audiovisuales

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Ayer se aprobó el DNU 267, que realiza cambios en la norma audiovisual y en la de telecomunicaciones. ¿Cuáles son las principales novedades?

En diciembre el presidente de la Nación, Mauricio Macri, dictó un Decreto de Necesidad y Urgencia por el que modificó la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) y la Ley Argentina Digital sobre telecomunicaciones. Dicho DNU fue aprobado por la Cámara de Diputados ayer, en una votación realizada a mano alzada sin dejar un registro oficial del voto de cada legislador. ¿Cuáles son los principales cambios de la medida?

1. El Enacom, la nueva autoridad de aplicación

El DNU 267 crea el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), en el ámbito del Ministerio de Comunicaciones, que se constituye en la autoridad de aplicación tanto en medios audiovisuales como en telecomunicaciones. El organismo está conformado por siete personas que pueden ser removidas “en forma directa y sin expresión de causa”: cuatro designadas por el Poder Ejecutivo (entre ellas su presidente), y las tres restantes representando a las tres principales fuerzas políticas del Congreso. Por esto, cinco de siete podrían vincularse con el partido gobernante.

El Enacom reemplaza a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA). A diferencia de la nueva autoridad, la AFSCA tenía un directorio de siete miembros, aunque con menor cantidad de directores designados directamente por el Ejecutivo (2), si bien en la práctica podía haber una proporción mayor del oficialismo.

De hecho, la Corte Suprema de Justicia de la Nación señaló, en el fallo por el que declaró constitucional la LSCA, que “es de vital importancia recordar que tampoco se puede asegurar que se cumplan los fines de la ley si el encargado de aplicarla no es un órgano técnico e independiente, protegido contra indebidas interferencias, tanto del gobierno como de otros grupos de presión”. Actualmente, el Ejecutivo ya designó a los cuatro directores del Enacom.

2. Se pueden comprar y vender licencias

Como norma general de la LSCA, las licencias eran intransferibles, salvo situaciones puntuales (como la adecuación a los límites en un primer momento) para las que era necesaria una aprobación previa. La modificación permite la venta de licencias del sector con fines de lucro a personas que cumplan con los requisitos de adjudicación. La venta “se entenderá aprobada tácitamente” si el Enacom no la rechaza en 90 días desde que se comunica.

3. El cable, bajo el marco de las TIC

El servicio de TV por cable pasa a regirse por el marco de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). De esta manera, las operadoras podrán tener más de 24 licencias para brindar televisión para cable o del 35% de los abonados de una región o del país que les limitaba la LSCA. Tampoco tienen “obligación de emitir una señal propia, ni de pasar las señales locales de TV, ni de respetar el famoso orden de la grilla de señales. Se terminan las disposiciones de must carry, que obligaban a los cableros a incluir las señales producidas por otros”, como repasan Damián Loreti, Diego de Charras y Luis Lozano, docentes de Derecho a la Información de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

A su vez, las telefónicas podrán brindar TV por cable, algo de lo que originalmente estaban excluidas en la LSCA por tratarse de un servicio público, pero recién a partir del 1º de enero de 2018, plazo que el Enacom puede extender un año más.

4. Se pueden tener más licencias audiovisuales

La LSCA, “a fin de garantizar los principios de diversidad, pluralidad y respeto por lo local”, determinó límites al número de licencias. Varios de estos límites se modifican. Entre otros, el máximo total de 10 licencias de televisión abierta o radio, pasa a ser de 15, y se elimina el tope de cobertura del 35% de los habitantes. Sí se mantiene la prohibición para quienes brinden un servicio satelital, como DirecTV, de tener cualquier otra licencia audiovisual o de telecomunicaciones.

5. Crea la Comisión para una nueva ley de comunicaciones

Por último, el DNU establece que la “Comisión para la Elaboración del Proyecto de Ley de Reforma, Actualización y Unificación de las Leyes Nros. 26.522 y 27.078” tendrá a cargo la elaboración de un proyecto que, entre otras cosas, garantice la libertad de prensa, el pluralismo, y la seguridad jurídica para fomentar inversiones, y “avanzar hacia la convergencia entre las distintas tecnologías disponibles”.

Dicha Comisión se conformó en marzo, y está integrada por los directores del Enacom Silvana Giudici (quien la coordina) y Alejandro Pereyra; el escritor Santiago Kovadloff; el constitucionalista Andrés Gil Domínguez; el secretario de las TIC de la Nación Héctor Huici; y el vicepresidente de ARSAT, Henoch Aguiar. “La comisión funcionará en el ámbito del Ministerio de Comunicaciones durante un año y elaborará el anteproyecto de ley”, informa la gacetilla oficial.

donantes

4 Respuestas

  1. Es doloroso par quienes luchamos por la LEY de SCA comprobar que esta nueva ley no contempla incorporar los aportes de los diversos colectivos sociales que concurrieron a los mas de 70 foros que se realizaron a lo largo y ancho del país, recogiendo innumerables sugerencias. Asimismo tampoco queda claro el rol que ocuaprán los nuevos 21 puntos de la Coalición por una Comunicación Democrática…

  2. Rafá dice:

    La grieta……cuando la empiezan a cerrar ??

    • Elsa dice:

      objetivo:el más fuerte acapara TODO EL ESPECTRO y los medianos,pequeños,las Universidades,las escuelas apartadas,las comunidades étnicas que quieran comunicarse con todo el país o las provincias: poco a poco no tendrán voz ni voto.Vivo en MDP ,ya no puedo ,ni por internet escuchar radios de BSAS.

  3. Fernando Perera dice:

    Ahora se entiende el procedimiento realizado en distintos medio a los que están sofocando, con esta nueva ley de medios quienes no puedan sostenerse terminaran vendiendo sus licencias a medios concentrados . Esta de mas decir que esta mas que claro que no importa el nombre siempre un medio concentrado ejerce su poder a favor de sus propios intereses, cuando sea estarán a favor o no de acuerdo a sus necesidades de competencia ya que suelen no aceptarla. Pero cuando un gobierno toma este tipo de decisiones esta claro que es lo que busca. FAVORECER INTERESES PARA TENER DE SU LADO A UN MEDIO QUE CUANDO LO CREA CONVENIENTE NO DUDARA INCLINAR LA BALANZA HACIA EL LADO QUE LE PAREZCA CONVENIENTE. Lo peor de todo es como un gobierno como el actual,repleto de personas que se dicen y se muestran como inteligentes terminan siendo simples ventajeros como todos aquellos a los que dicen combatir. El resultado es patético parece una puja de boy scout , tirando para un lado o para otro sin recordar que a su alrededor hay millones de personas a las que no les importan estas peleas, que solo quieren cumplir su rol de ciudadano, alimentar y educar a sus familias y poder informarse con la verdad. Hemos construido una pared muy torcida y solo queda una manera de solucionarlo, ya basta de remiendos, hay tirar todo abajo y recomenzar con mayor responsabilidad. GRACIAS POR DEJAR OPINAR

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *