GCBA Crédito: GCBA

Claves para entender la detención del jefe de la Policía de la Ciudad

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

José Potocar fue detenido en una causa en la que se investigan coimas en una comisaría de Núñez. Cómo se inició la investigación y qué pruebas hay en el expediente.

El jefe de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, José Potocar, fue detenido tras presentarse ayer a la mañana ante el juez de instrucción Ricardo Farías. Lo hizo luego de que el fiscal José María Campagnoli solicitara su detención en la causa en la que se investiga el cobro de coimas en una comisaría porteña del barrio de Núñez. El pedido del fiscal fue confirmado por el juez.

El sábado último el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires había decidido desplazar a Potocar de la conducción policial hasta tanto se aclarara su situación procesal en esta causa.

Cómo se inició la investigación

El expediente que llevó a la detención de Potocar se inició en junio de 2016 a partir de una denuncia anónima que llegó a las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación. La denuncia daba cuenta de un mecanismo “espurio e ilegal” de recaudación por parte de la Comisaría 35. La investigación del fiscal Campagnoli determinó que las autoridades de la comisaría, con la colaboración y complicidad de los subordinados, recibían coimas de comercios y de trapitos a cambio de protección policial.

En octubre de 2016, el fiscal solicitó la detención del comisario Raúl Villarreal, el sargento Adrián Otero y el cabo Alejandro Malfetano. El juez Farías hizo lugar al pedido de Campagnoli, pero no se pudo dar con el paradero de Villarreal, que desde entonces se encuentra prófugo.

La investigación avanzó hacia las jerarquías superiores. A principios de abril fue procesada y detenida Susana Aveni, quien se desempeñaba como comisario inspector a cargo de Circunscripción VII de la Policía Federal. Esta dependencia tiene jurisdicción sobre la Comisaría 35 de Núñez, que hasta septiembre estuvo a cargo de Villarreal.

Potocar asumió como jefe de la Policía de la Ciudad en enero de 2017. Hasta ese momento se desempeñaba como jefe de la Dirección General de Comisarías (DGC) de la Policía Federal, es decir que era el responsable de las 54 comisarías de la Policía Federal en la Capital Federal, y en jerarquía se encontraba por encima de Villarreal y de Aveni.

Según Campagnoli, “ha quedado demostrado” que Villarreal y los policías de la Comisaría 35 “desarrollaron su actividad sin mayores inconvenientes en virtud de la garantía de impunidad que le otorgaban sus superiores jerárquicos”, es decir, Potocar y Aveni, quienes “recibían como contraprestación parte de las espurias ganancias que eran periódicamente generadas por esta empresa”.

Qué pruebas aportó el fiscal

Cuando Campagnoli pidió el allanamiento de la comisaría, de la oficina de Villarreal se secuestró una libreta, escrita a mano, en la que se consignaba un detalle de supuestos pagos realizados a “DGC”, que el fiscal da por probado que refiere a la dirección que dirigía Potocar. También figuran otros pagos con los nombres “Zona” o “Gorda”, que según Campagnoli, en base a testimonios de policías de la comisaría, “referían a la Circunscripción VII y, en lo concreto, a la nombrada Aveni como receptora de esa porción del dinero, ya que era quien por ese entonces dirigía esa dependencia”.

De acuerdo con el fiscal, uno de los testigos que aportó una declaración clave en el expediente fue el subcomisario Hernán Kovacevich, quien tenía a Villarreal como superior inmediato. Según Kovacevich, Villarreal le manifestó que “había que armar algo con los trapitos para cobrarles en los partidos, ya que había sido puesto en la jefatura de esa comisaría por el Comisario Mayor Potocar y la Comisario Inspector Susana Aveni”.

Kovacevich explicó, además, que según había escuchado decir al propio Villarreal, “Potocar y Aveni lo habían puesto ahí para aumentar la cuota mensual”. Esos aumentos en las cuotas mensuales abonadas a Potocar y Aveni se ven reflejados en los cuadros manuscritos de la libreta de Villarreal, señaló Campagnoli.

Cuál es la situación de los principales imputados

Potocar fue detenido ayer tras presentarse en el juzgado a cargo de Farías. El juez entendió que había razones suficientes para indagarlo y advirtió que existían riesgos procesales (como posible fuga o entorpecimiento de la investigación) que ameritaban detenerlo. El abogado de Potocar, Christian Pelloti, confirmó que ya presentó un pedido de excarcelación ante el juez.

Aveni fue procesada como jefa de una asociación ilícita dedicada a recibir coimas de comerciantes y trapitos a cambio de protección policial y se encuentra detenida desde principios de abril. La Sala VII de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional rechazó su pedido de excarcelación.

Por otra parte, Villarreal continúa prófugo y el pedido de excarcelación presentado por su defensa fue rechazado en enero último por la Cámara Nacional de Casación. La misma Cámara rechazó, además, la excarcelación de Otero y Malfenato, ex miembros de la Comisaría 35, que están detenidos con prisión preventiva.

donantes

1 Respuesta

  1. ALejandro dice:

    Creo que el comisario profugo es Norberto y no Carlos Virrareal

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *