Imagen: Suteba

¿Cuál es el conflicto que enfrenta a Vidal con los gremios docentes de la Provincia?

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El Frente de Unidad realiza su cuarto día de paro en lo que va de 2018. Datos para entender qué le propuso el Gobierno bonaerense a los sindicatos en las siete ofertas realizadas, y qué pasó con el poder adquisitivo de los maestros entre 2015 y 2017.

Los sindicatos docentes bonaerenses realizan hoy el cuarto día de paro del año luego de que fracasaran las negociaciones salariales con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires liderado por María Eugenia Vidal. ¿Cuáles fueron las propuestas oficiales y qué piden los docentes?

Según el Frente de Unidad Docente Bonaerense (que integran Suteba, FEB, Amet, Sadop, Udocba y UDA), las primeras seis propuestas de la Provincia fueron todas iguales, totalizando un 15% de aumento anual. Luego del rechazo docente, la última propuesta de Vidal fue un 5% retroactivo a enero, un 3% para marzo y un 2% desde mayo totalizando así, al final del primer semestre, un aumento del 10% respecto de diciembre de 2017, con la posibilidad de volver a discutir en el segundo semestre (independientemente de cómo evolucione la inflación, es decir, sin cláusula “gatillo”).

Desde el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires denuncian que la última propuesta fue menor a las anteriores: en las ofertas previas el aumento para el primer semestre totabilizaba un 11% (7% en enero y 4% en mayo), mientras que en la última propuesta se ofreció menos, un 10% para el primer semestre (5% en enero, 3% en marzo y 2% en mayo).

Ante la consulta de Chequeado, desde el Gobierno provincial afirmaron que las primeras seis propuestas no fueron iguales. Según explicó Vidal:

-En la primera se propuso un 15% en tres cuotas y se incluía un plus por presentismo en 2017;

-En la segunda se agregó un reconocimiento por presentismo en 2018 de hasta $6 mil;

-En la tercera se incluyó una cláusula por revisión;

-En la cuarta se añadió un adelanto mientras seguían discutiendo, ya que los docentes habían llamado a un paro en el comienzo de clases;

-En la quinta se agregó un plus por capacitación de $3 mil;

-En la sexta se adelantó el primer aumento paritario (en las propuestas anteriores era un 15% dividido 5% desde enero, 5% en mayo y 5% en septiembre, mientras que se propuso el mismo aumento de 15%, pero de 7% desde enero, 4% en mayo y 4% en septiembre), así como un aumento en el material didáctico;

-La última propuesta, como se explicó antes, es un aumento semestral del 10 por ciento.

Marcela Escobar, secretaria Gremial de Suteba, señaló a Chequeado que las propuestas que agregó el Gobierno provincial son sumas no remunerativas (es decir, aquellas que no se toman en cuenta para aportar a la jubilación, el cálculo de la indemnización y los aguinaldos, etcétera), que no alcanzaría a todos los trabajadores y tampoco lo percibirían los jubilados. “Discutiendo esto no se discute el salario”, sostuvo Escobar.

En este sentido, Escobar advirtió que en el presentismo no se tiene en cuenta licencias por enfermedad, por lo que si algún docente se enferma y solicita licencia no cobraría ese monto, así como tampoco tendría en cuenta otras licencias como las de actividad gremial o días por estudio. Sin embargo, la gobernadora Vidal negó públicamente que eso fuera a ser así: aseguró que las licencias por enfermedad sí estaban incluidas.

Además, desde los sindicatos critican que la cláusula de revisión que plantea el Gobierno no sea automática, sino que significa volver a reunirse en el segundo semestre para discutir, y piden por una “cláusula gatillo” como la que se firmó en 2017. ¿Cómo funciona esta cláusula? Si los docentes firman una paritaria por 15% y la inflación es mayor, este “gatillo” asegura que los sueldos aumenten igual que la inflación y los docentes no pierdan poder adquisitivo.

Como se explicó en esta nota, en 2016 y 2017 los salarios docentes equipararon a la inflación, aunque si se analiza toda la gestión de la Gobernadora, desde diciembre de 2015, los docentes perdieron entre 2% y 4% de poder adquisitivo (o sea, perdieron contra la inflación).

Para 2018, según los últimos datos del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central -que mide los pronósticos de 31 consultoras y centros de investigación locales, 15 entidades financieras de la Argentina y 7 analistas extranjeros-, la inflación en 2018 sería aproximadamente del 20,3%, casi cinco puntos más de la oferta salarial del Gobierno provincial a los docentes.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *