Arribas

Del negocio del fútbol al espionaje: quién es Gustavo Arribas

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El flamante director general de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) no tiene antecedentes en materia de inteligencia, pero tiene cercanía con Macri desde hace varias décadas.

Chequeado presentará a partir de hoy una serie de notas con los perfiles de algunos de los funcionarios más relevantes del nuevo Gobierno.

Es un desconocido para la mayoría de los argentinos. Manejará este año un presupuesto de casi $1.500 millones con escaso control y tiene entre sus funciones nada más y nada menos que “la obtención, reunión y análisis de la información referida a los hechos, riesgos y conflictos que afecten la defensa nacional y la seguridad interior” y la producción de inteligencia criminal de delitos federales complejos, como narcotráfico y terrorismo.

La cercanía y la confianza son, probablemente, las razones por las que el presidente, Mauricio Macri, se inclinó por Gustavo Héctor Arribas para hacerse cargo del aparato de inteligencia estatal. Al flamante funcionario no se le conocen antecedentes en el mundo del espionaje, pero desde diciembre de 2015 es el director general de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la ex SIDE.

Arribas comparte con Macri sus antecedentes: es empresario y viene del mundo del fútbol. Durante la gestión de Macri en Boca, Arribas era el escribano de confianza e intermediario en muchas compras y ventas de jugadores. Su nombre apareció vinculado hace casi dos décadas con el pase de Martín Palermo de Estudiantes de La Plata a Boca.

Nació en noviembre de 1958 (tres meses antes que Macri) y se recibió de abogado en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde conoció a Pablo Clusellas, compañero del Presidente en el colegio Cardenal Newman y actual secretario de Legal y Técnica de la Presidencia. Clusellas presentó a Macri y Arribas. A través del equipo de fútbol “Los cardenales”, que aún hoy comparten los ex alumnos del Newman e invitados talentosos, Arribas conoció a Macri hace varias décadas convocado como delantero para una gira de fútbol.

Al poco tiempo de recibirse comenzó a trabajar en la escribanía de su ex suegro y a principios de los años ‘90 fundó en la Argentina varias empresas de distintos rubros. Open Náutica S.A., dedicada a la producción y fabricación de vehículos náuticos, Maipú839 S.A., para la explotación de bares y restaurantes, y Dictum S.A., como consultora jurídica.

En 2002 se asoció con el empresario y agente FIFA Fernando Hidalgo en la empresa HAZ Sport Agency S.A y empezó entonces una ascendente carrera internacional que lo hizo rico: declaró en 2015 un patrimonio de 20 millones de pesos. A través de esta sociedad fueron intermediarios en la venta de Carlos Tévez a Corinthians, que fue controvertida porque una parte del monto de la operación la cobró la empresa HAZ en concepto de comisión.

Por su negocio en el fútbol, Arribas vivió muchos años en Inglaterra y Brasil, donde conoció a su actual esposa. El ahora funcionario continuó ligado con el deporte más popular de la Argentina hasta antes de asumir en la AFI, que contará en 2016 con un presupuesto un 81% más alto que en 2015. De hecho, en noviembre último participó de las negociaciones para el regreso a Racing de Lisandro López, de quien es (¿o era?) representante.

Actualización (03/08/2016): se agregó el patrimonio declarado por Arribas en 2015.

donantes

1 Respuesta

  1. PAULA dice:

    Una vez màs se mezclan la improvisaciòn, la inexperiencia y en este caso ademàs temerarios!!!!!!!!.No saber nada de un tema como Seguridad Nacional y estar al frente aolo un temerario puede hacerlo.En fin la suerte nos acompaña.Ya que el Estado nos deja librados al azar!

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *