El lavado y la fuga de dinero: actores públicos y conductas privadas

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Cómo gobiernos, bancos y empresas generan o permiten una economía en las sombras.

Las denuncias hechas en el programa “Periodismo para Todos” sobre presunto lavado y fuga de dinero llamaron la atención sobre estos mecanismos. Dos fenómenos, cuyos alcances trascienden los episodios de corrupción.

El concepto de fuga de capitales puede entenderse de diferentes maneras. Una definición posible es la que la acota a la salida ilegal de fondos del país. “La fuga de dinero es la salida de capitales del país violando regulaciones cambiarias, y resulta así una infracción al régimen penal cambiario”, explicó Francisco D’Albora, abogado y docente de la cátedra de lavado de dinero de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Es decir, la transferencia al exterior de fondos que pueden o no haber sido generados lícitamente.

El lavado de dinero, en cambio, -detalló el especialista- parte del supuesto de que una persona obtuvo ganancias con un delito y para disimular el origen de los fondos recurre a una serie de mecanismos para que se pierda el rastro”.

El lavado de activos está penado en el Código Penal, y refiere a la puesta en circulación en el mercado de “bienes provenientes de un ilícito penal, con la consecuencia posible de que el origen de los bienes originarios o los subrogantes adquieran la apariencia de un origen lícito”. Durante el proceso de insertar los fondos en la economía formal, se puede recurrir a la fuga de capitales.

Aunque el lavado estaba penado, hasta la sanción de la Ley 26.683 en 2011 no se lo consideraba un delito autónomo, por lo que era necesario probar el delito original (narcotráfico, tráfico de armas o corrupción) para lograr una condena por lavado de dinero. Este cambio se realizó a pedido del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) (ver: Ley de Lavado de Dinero: ¿por qué es importante?).

“Existen distintas etapas en el proceso de lavado de dinero, y cada una puede ser realizada de diversas formas”, señaló Agustín Carrara, director del Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica (CIPCE). Y detalló: “En él pueden intervenir bancos, otras instituciones financieras, e incluso instituciones no financieras. Se puede recurrir al transporte físico de dinero, pero cada vez suelen ser más utilizadas las transferencias electrónicas. También es muy común que los lavadores desvíen su dinero hacia paraísos fiscales, principalmente por los altos niveles de secreto bancario, lo que hace que sea más complejo seguir la ruta del dinero al investigar estos delitos. Combinado con esto, es usual que se utilicen distintos tipos de sociedades para esconder a los verdaderos dueños del dinero detrás de las personas jurídicas, sobre todo en países donde la legislación permite esto”.

En la fuga de capitales ilegales, así como en su “blanqueo” y circulación “juegan un rol clave los llamados ‘paraísos fiscales’ y, en general, todos los territorios caracterizados por su débil fiscalidad, los registros empresarios ‘protegidos’ y la casi total ausencia de controles sobre las sociedades y los agentes económicos unipersonales que los utilizan para ‘basar’ allí sus operaciones”, señala el documento “La fuga de capitales” del Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (CEFID-AR) (ver: ¿Es Gran Bretaña el país con más paraísos fiscales de todo el G-20?).

En un informe de la red Tax Justice Network, citado por el periodista Marcelo Zlotogwiazda, se estima que en el mundo hay entre 21 y 32 billones de dólares ocultos. En el caso de la Argentina, la organización estima el acumulado en US$ 399 mil millones, lo cual equivale al 90% del PBI. “Ese capital alcanzaría para duplicar toda la inversión en inmuebles y en capital productivo que se realiza en el país durante cuatro a cinco años”, detalla Zlotogwiazda.

Otro informe de CEFID-AR estima, en base a un estudio de 2005, que del total de los flujos ilícitos que viene de países en desarrollo, el 5% corresponde a fondos de corrupción gubernamental, el 31% a actividades criminales, y el 64% a actividades comerciales en las que se utilizan técnicas como las “transacciones falseadas”. Y concluye: “Son las maniobras comerciales ilícitas -principalmente ejecutadas por los grandes bancos, las empresas transnacionales y ‘ricos globales’- las que explicarían alrededor del 63% del total de flujos ilícitos globales”.

Al detallar los principales mecanismos de la fuga de capitales, el informe de CEFID-AR enumera, entre otras, la subfacturación y sobrefacturación de exportaciones e importaciones; el mercado de valores, con herramientas como el “contado líquido”; y las operaciones con plazas offshore.

La evasión fiscal corrompe los sistemas fiscales de los estados modernos y socava la capacidad del Estado para prestar los servicios requeridos por la ciudadanía. Por eso representa la forma más encumbrada de corrupción”, observó John Christensen, miembro del secretariado internacional de Tax Justice Network.

 

donantes

7 Respuestas

  1. cae22 dice:

    dime quién te financia y te diré a quién defiendes…

  2. Ger Fonseca dice:

    He escuchado en los medios, con mucho desagrado, cómo se equipara al lavado de dinero proveniente de la corrupción al dinero proveniente de la evasión.

    El que evade y lava dinero es un inmoral. Vivimos en una sociedad donde el que genera valor y ganancias debe pagar impuestos. No es justo que algunos paguen y otros no.

    Sin embargo, el lavado de dinero de la corrupción es mucho peor. La corrupción, a diferencia de la evasión, consiste en quedarse con dinero que generó otro. No sólo no pagan impuestos, sino que se quedan con los impuestos que pagaron otros. Es doblemente inmoral porque es un robo doble.

    Encima esos dineros se usan para cometer otros ilícitos, como financiar campañas políticas, operaciones, sobornos, y otros manejos oscuros para conservar el poder y seguir robando.

    • cae22 dice:

      estash hablando de noble y magneto?

      • Ger Fonseca dice:

        El que evade produce dinero, y parte del dinero que produce son impuestos que debe pagar. No pagarlos es inmoral. Es una injusticia social. Por algo el Dante en la Divina Comedia les dedica un lugar en el octavo círculo del infierno.

        Sin embargo, el corrupto no solo no produce dinero, sino que se roba el dinero que producen otros. Eso es mucho peor. Además roban a plena luz del día mientras que desde el atril le piden a los demás que paguen sus impuestos. El corrupto es un traidor. Por eso el Dante les dedica a los corruptos el noveno círculo del infierno. Además de hacer sus dineros con el mismo fraude que los ladrones, son traidores de su pueblo.

        Me dan asco los corruptos que, acorralados, mandan al frente a sus ex-amigos evasores o a sus ex-socios. ¿¡Qué queda para el resto!?

    • mrav dice:

      que el lavado de dinero de la corrupcion es peor que el del NARCOTRAFICO?!?!?!

  3. Rata dice:

    Ignorantes, si hay 1 funcionario corrupto hay un empresario que paga, evadir es igual a robar ni mejor ni peor.
    Sería bueno 1 artículo sobre los empresarios de Ticket ARCOR que este año van a Juicio oral por quere comprar al Diputado Recalde para que los favorezca, De eso no se habla. ¿NO?

    Robar empresas con la Dictadura es Genocidio.
    ¿Y ellos nos quieren Juzgar?
    Deben ir presos.
    Marijuan hace 5 años tiene la causa de Clarin y 400 ladrones y evasores, la cajoneo, ¿se habrá olvidado que la tenía?

    • Ger Fonseca dice:

      Coimas? Cometas? Sobornos? jajajaja que antiguo!!!!

      Muy naif lo tuyo… eso era antes… Esto se llama CLEPTOCRACIA.

      Además… ¿qué estás planteando? que antes de pararle el carro HOY a los ladrones que están saqueando el país nos pongamos a perseguir a los ladrones de AYER? ¿Será para darles más tiempo?

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *