El trabajo en negro: cinco puntos para entender el problema

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La Presidenta anunció ayer el envío al Congreso de un proyecto de ley para reducir el empleo no registrado. Quiénes y cuántos son estos trabajadores y cómo se mide el fenómeno.

La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, anunció ayer el envío al Congreso de un proyecto de ley con una serie de medidas para reducir el empleo no registrado.

Éstas incluyen una reducción de los aportes patronales, focalizado en las micro y pequeñas empresas; la creación del Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales; la posibilidad de firmar convenios de corresponsabilidad con los sindicatos en ciertas ramas y la creación de la Unidad Especial de Fiscalización del Trabajo Irregular.

Algunos puntos clave para entender el fenómeno:

1- Cuatro millones de trabajadores en negro

El empleo no registrado alcanza hoy al 33,5% de los asalariados del país, según los datos que releva trimestralmente la Encuesta Permanente de Hogares. Esta tasa representa un poco más de cuatro millones de personas, según estimó Javier Lindenboim, director del Centro de Estudios de Población, Empleo y Desarrollo (CEPED).

2- Bajó en términos relativos, pero no en números absolutos

La Presidenta comparó la tasa actual con la que existía en 2003, luego de la crisis de 2001, cuando efectivamente el trabajo no registrado era mucho mayor llegaba casi al 50% de los asalariados (48,8%). Aunque hubo una baja importante entre 2003 y 2008, después de eso la disminución fue mucho menor: en mayo de 2008 ya era del 36,3 por ciento. Lo que significa que entre 2003 y 2008 hubo una baja de 12.5 puntos, mientras que en los seis años siguientes la disminución fue de 2.8 puntos.

Si se lo compara con períodos anteriores, se trata de la tasa más baja desde 1995, cuando llegó al 33 por ciento. En 1985, el primer año para el que hay datos oficiales, era del 26% (ver toda la evolución en “El trabajo en tres décadas de democracia”).

“La proporción de trabajadores no registrados bajó desde 2003, pero no se redujo en números absolutos”, destacó Lindenboim. Hubo un incremento del trabajo en blanco en estos años, lo que hizo que bajara la tasa de trabajo en negro, pero este no se redujo en números absolutos.

3- Mujeres, jóvenes y personas con menos estudios

En 2012, cuando se realizó la última Encuesta Anual de Hogares Urbanos, se contabilizaron 4,5 millones de trabajadores en negro, según un informe elaborado por el Ministerio de Trabajo. “De ese total, más de 2,4 millones se concentran en el trabajo doméstico, el comercio y la construcción. Asimismo, cerca de 2,8 millones de asalariados se concentran en los establecimientos de hasta cinco trabajadores”, precisa.

María Marta Formichella, investigadora del Conicet y del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del Sur, detalla que el trabajo en negro afecta más a mujeres que a hombres, es mayor cuando el nivel educativo es menor y tiene mayor prevalencia entre los jóvenes de entre 14 y 24 años.

4- Sin jubilación

Por trabajo no registrado se entiende habitualmente a los asalariados que no tienen protección social. Aunque el estar “en negro” implica no tener una serie de beneficios, como vacaciones pagas o cobertura sanitaria, en general se toma el parámetro de los descuentos jubilatorios para considerar a una persona en esta situación laboral (ver Metodología de la EPH del INDEC).

5- Trabajo precario

Más allá de los asalariados existen otras formas de precarización laboral, como los cuentapropistas que no hacen aportes. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima en un trabajo publicado en 2013 que la informalidad en el mercado laboral afecta a alrededor del 44% del total de los trabajadores. Este estudio fue realizado en base al Censo 2010.

La problemática de la informalidad laboral se presenta como una característica estructural del mercado de trabajo en Argentina, ya que se registran incrementos del trabajo no registrado tanto en fases recesivas como expansivas. El nivel de no registro aún permanece en magnitudes considerables, a pesar de ser foco de diversas políticas públicas”, señala el informe.

donantes

4 Respuestas

  1. pulpo dice:

    El haber estado contratado en negro por el Estado Argentino durante 5 años, sin aportes jubilatorios ni obra social, me perjudicó tanto que debo seguir trabajando pasados los 65 años para aumentar mi futura jubilación, el Estado es un gran contratador en negro, debemos empezar por casa no??…

  2. laura dice:

    Trabajo en negro hace 2 años agosto mi reclamo al sindicato que debería respaldar me y no lo hace adonde están mis derechos trabajo 48 horas semanales

  3. claudio dice:

    El gran problema del trabajo en negro en este pais es que va a seguir existiendo hasta que no haya una reforma tributaria en serio

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *