Crédito: Flickr I CC - Esther Vargas

Es #FalsoEnLasRedes la cadena sobre una radiación cósmica que pide apagar los celulares

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

En WhatsApp circula un mensaje viral donde además se aconseja no poner los aparatos cerca del cuerpo “porque causará daños” en la salud. Chequeado te cuenta por qué este tipo de radiaciones no son consideradas un riesgo para los seres que vivimos en la Tierra.

El viernes 13 de octubre circuló ampliamente por WhatsApp una cadena que señalaba: “Pasaron en CNN la noticia. Apagar los celulares esta noche, de las 12:30 am a las 3:30 am por una radiación cósmica que pasará cerca de la TierraApagar los celulares y no ponerlos cerca de su cuerpo porque causará daños”. Sin embargo, el mensaje viral es FALSO y acá te contamos por qué.

Esta cadena, con ligeras variaciones, recorre las redes, al menos, desde 2008 con supuesta información proveniente de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, la cadena inglesa BBC o el canal estadounidense CNN, y se caracteriza por su falta de fechas concretas y zonas horarias, además de por su tono alarmista.

Cuando los astrónomos describen qué son los rayos cósmicos, casi siempre se refieren a partículas de alta energía que bombardean constantemente a nuestro planeta, viajan a la velocidad de la luz y se originan fuera de nuestra galaxia. En la página oficial del Centro de Predicciones de Clima Espacial de la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos, que monitorea constantemente el clima espacial, se explica que “cuando estas partículas golpean la atmósfera, se crean grandes ‘lluvias’ de partículas secundarias y algunas incluso llegan al suelo. Estas partículas representan una amenaza menor para los seres humanos y otros sistemas pero se pueden medir con instrumentos sensibles”.

En términos de efectos sobre la salud, esta radiación cósmica no se considera un riesgo. Así lo aclaró a Chequeado Alejandro Risso Vázquez, médico especialista en medicina crítica y coordinador de la Unidad de Terapia Intensiva del Sanatorio Otamendi: “Se sabe que la radiación cósmica es un fenómeno que se ha estudiado durante décadas pero no tiene implicancias en la fisiología humana”.

Por otro lado, el término radiación cósmica también incluye partículas de alta energía provenientes del Sol. “Como consecuencia de la fusión nuclear en su interior, el Sol emite gran cantidad de partículas hacia todo el Sistema Solar. Se trata del llamado ‘viento solar’”, explicó a este medio Diego Bagú, astrónomo y director de Gestión del Planetario Ciudad de La Plata.

Estas partículas, cargadas eléctricamente, al llegar a nuestro planeta interactúan con el campo magnético terrestre (llamado magnetósfera) que las dirige hacia los polos e ingresan a las capas más altas de nuestra atmósfera. “Cuando esto ocurre, la interacción entre las partículas del viento solar con los gases de la ionósfera [N. de R.: capa de la atmósfera terrestre que se extiende entre los 80 y los 500 km de altura] produce las auroras”, agrega Bagú.

El Centro de Predicciones de Clima Espacial y la NASA monitorean constantemente el sol para predecir estos eventos por el riesgo que pueden representar para las redes y dispositivos eléctricos. “En ciertos momentos de gran actividad solar, nuestra estrella puede desprender parte de su atmósfera, fenómenos que suelen denominarse eyecciones de masa coronal. En esos casos, la emisión de partículas por parte del Sol es mucho mayor y, al momento de llegar a la Tierra, pueden interferir con instrumentos electrónicos como los satélites”, señala Bagú.

De hecho, entre el 11 y el 13 de octubre últimos, el Centro de Predicciones de los Estados Unidos anunció una tormenta geomagnética de grado G1 (el más bajo de la escala cuyo máximo es G5; para ponerlo en contexto, se producen más de 150 tormentas de tipo G1 al año y sus efectos son absolutamente menores). Pero, al ser consultado puntualmente acerca de este evento, Bagú aseguró que “el mismo viernes estuvimos chequeando los principales sitios que reflejan la actividad solar y nada raro estaba ocurriendo en el Sol”.

En este sentido, y al igual que con la radiación cósmica, estos eventos no causan ningún riesgo directo para la salud de los seres humanos en la Tierra y, mucho menos, el riesgo inexistente se agravaría por la presencia de un teléfono celular.

Las únicas personas que pueden sufrir problemas de salud por la sobreexposición a esta radiación (y solamente en caso de tormentas moderadas a extremas) son los astronautas y los pasajeros de aviones en altitudes elevadas. Además, el hecho de apagar por tres horas un equipo electrónico no tiene sentido alguno porque este tipo de eventos generalmente ocurren durante períodos de tiempo más prolongados.

En conclusión, aunque todavía nos falta mucha más investigación para comprender completamente la naturaleza y comportamiento de los rayos cósmicos, hay algo de lo que podemos estar seguros: el mensaje viral es FALSO. Y sugerimos lo mismo que señala Risso Vázquez: “Como regla diría que no hay que creer en todo lo que se lee en WhatsApp”. Mejor chequear.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *