Crédito: Flickr | CC Descrier

Índice de Datos Abiertos: en qué mejoró y en qué no la Argentina para subir en el ranking

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El país se ubicó en el puesto 20 entre 94 naciones. Obtuvo mejores puntajes que en 2015 en “Presupuesto gubernamental”, “Estadísticas nacionales” y “Registro de sociedades”, mientras que retrocedió en “Gastos del Gobierno”, “Calidad del agua” y “Resultados de las elecciones”.

La fundación Open Knowledge International (OKI) publicó su Índice global de apertura de datos 2016 y la Argentina quedó posicionada en el puesto 20 entre 94 países de todo el mundo. Frente a esto, tanto el ministro de Modernización de la Nación, Andrés Ibarra, como varios sitios webs oficiales (ver acá y acá) aseguraron que “la Argentina ascendió 34 puestos en el Índice Global de Datos Abiertos”, y además celebraron: “Fuimos el país que más rápido subió de posición en el índice”.

Efectivamente, en 2015 el país había ocupado la posición 54 entre 122, por lo que el año último subió 34 puestos, aunque la misma organización señaló que la metodología cambió en los últimos años por eso “los resultados no son directamente comparables en el tiempo”.

Para el índice 2016 la ubicación de cada país en el ranking se basó en los resultados de 15 datasets (conjunto de datos). En tres de estos la Argentina obtuvo una calificación de 100%: “Presupuesto gubernamental”, “Pronóstico del tiempo” y “Registros de sociedades”. Mientras que los peores resultados los recibieron las áreas de “Gasto gubernamental”, “Resultados electorales”, “Ubicaciones espaciales” (como códigos postales), “Calidad del agua” y “Propiedad de la tierra”.

Las áreas que obtuvieron mejores resultados que en el análisis anterior fueron “Presupuesto gubernamental”, “Estadísticas nacionales” y “Registro de sociedades”. En cada uno de los casos, según la fundación, se tuvo en cuenta que los datos estuvieran disponibles con licencia abierta, online, gratuitos, actualizados y que se pudiera acceder a ellos en una sola descarga y en formato abierto.

Asimismo, en “Gastos del Gobierno”, “Calidad del agua” y “Resultados de las elecciones”, la Argentina obtuvo cero puntos en 2016 y retrocedió con respecto a los puntajes de 2015, cuando había obtenido 10%, 60% y 100%, respectivamente.

La falta de disponibilidad de los datos con licencia abierta, es decir que “le permitan a cualquiera legalmente usar, modificar y redistribuir los datos para cualquier propósito”, es una de las principales características a mejorar en la Argentina, algo que también sucedía en 2015, y es uno de los desafíos que Open Knowledge señaló para todos los países.

“El índice de datos abiertos va evolucionando año a año porque tiene que ser transversal a todos los países, con contextos políticos diferentes”, explicó a Chequeado Yamila García, directora Ejecutiva de la Fundación Conocimiento Abierto, capítulo local de Open Knowledge, y agregó: “El Gobierno nacional ha trabajado intensamente en la transparencia activa para mejorar el Indice de los Datos Abiertos aunque por supuesto falta sensibilizar a algunas áreas de la administración”.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *