Imagen: Prensa Scioli

#Propuestas presidenciales: Scioli promete traer US$ 30 mil millones por año en inversiones

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El candidato del Frente para la Victoria señaló esa cifra como el piso de ingresos de divisas por año. Esto implicaría multiplicar por cinco los volúmenes actuales de inversión extranjera.

Durante su campaña, el candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, prometiótraer un piso de 30 mil millones de dólares anuales de inversión a nuestro país”. Qué significaría esto y cómo se compara con los niveles actuales.

Desde el equipo de Scioli no pudieron confirmarle a Chequeado de qué tipo de inversión habla el Gobernador, pero lo más probable es que se refiera a la Inversión Extranjera Directa (IED). Según el Banco Mundial, la IED constituye la entrada neta de inversiones para obtener un control de gestión duradero (por lo general, un 10% o más de las acciones) de una empresa que funciona en un país diferente al del inversionista.

La IED tiene tres componentes: los aportes de capital (nuevos fondos), la reinversión de utilidades (cuando las empresas en lugar de retirar las ganancias las vuelven a invertir en la compañía) y los préstamos entre las filiales de una compañía. Las privatizaciones, por ejemplo, se contabilizan dentro de la IED, ya que generalmente son ventas a capitales extranjeros por más del 10% de la empresa.

Además de aumentar la productividad y el empleo como toda inversión, la IED tiene la ventaja de aportar divisas para el país que las recibe. Si bien la inversión extranjera es vista casi siempre con buenos ojos, uno de los posibles problemas que genera su aumento es la extranjerización de las empresas y por ende la amenaza latente de una fuga de capitales.

A lo largo de su historia, por lo menos en los años de los que se tiene registro en la Argentina, en ningún momento se llegó a los US$ 30.000 millones de IED (ver serie histórica acá).

El pico más alto se dio en 1999, en gran parte gracias a la compra de YPF por Repsol. Ese año Repsol desembolsó cerca de US$ 15.000 millones para comprar más del 95% de las acciones de YPF. La IED de ese año rozó los US$ 24 mil millones.

En 2014, y según los datos provisorios del INDEC, la IED fue de US$ 6.055 millones, por lo que las inversiones deberían quintuplicarse para alcanzar el piso prometido por Scioli. Sin embargo, esta gran baja que sufrió la IED en 2014 se explica en parte porque el gobierno pagó US$ 5.000 millones a la empresa española Repsol como compensación por la expropiación del 51% de YPF. Sin tener en cuenta este pago extraordinario, la IED debería triplicarse para alcanzar los niveles prometidos por Scioli.

Las restricciones a la salida de capitales de los últimos años afectó la evolución de la inversión en el país. Giovanni Stumpo, jefe de la Unidad de Inversiones y Estrategias Empresariales de la CEPAL, afirmó en este chequeo que “la Argentina ha aumentado sensiblemente el peso de la reinversión de utilidades” y que en parte esto se debe a “algunas restricciones sobre la repatriación de utilidades”. “Esto ha disminuido el peso de los aportes de capital”, agregó.

Lucio Castro, director de Desarrollo Económico del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), aseguró a este medio que, si bien la inversión viene decreciendo en los últimos años, podría volver a aumentar, “todo depende del set de políticas que implemente el próximo gobierno”. Entre las variables que influirían, destaca a la inflación, el tipo de cambio, el cepo (tanto el cambiario como el de dividendos y utilidades), el déficit fiscal, el nivel de endeudamiento y el conflicto con los holdouts.

Al analizar la inversión extranjera como porcentaje del PBI en los distintos países de Sudamérica (ver datos del Banco Mundial acá), se ve como la Argentina está por debajo del promedio de la región. En el 2013 -último año del que se cuenta con la información de todos los países sudamericanos-, la Argentina (1,82%) sólo superó a Paraguay y Ecuador. En su último informe sobre IED en América Latina y el Caribe, la CEPAL asegura que en la región cayó un 16% en 2014.

Es posible que Scioli incluya también en su estimación la repatriación de capitales argentinos que están en el exterior para hacer inversiones en el país. De ser así, esto podría significar un aumento de lo que se denomina Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF).

La principal diferencia entre la IED y la FBCF es que la primera aporta divisas (ya que si un extranjero quiere invertir en el país primero debe cambiar sus dólares en el Banco Central), mientras que la segunda no necesariamente.

La FCBF muestra el gasto realizado en bienes de capital, necesarios para producir bienes y servicios en el país, como maquinaria productiva (lo que se conoce simplemente como inversión). Actualmente, y según el Banco Mundial, ésta representa el 19,6% del PBI nacional, mientras que el punto más alto de los últimos 25 años se dio en el 2007 con 22,2% (ver datos acá). Este 19,6% del PBI representa aproximadamente US$ 105.000 millones.

En este sentido, traer los US$ 20 mil millones de inversión que le hacen falta a Scioli para alcanzar la cifra prometida, representaría un aumento del 20% de la inversión que hoy se hace en el país.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *