Crédito: Prensa Hacienda

¿Qué cambia con el proyecto de reforma tributaria del Gobierno?

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El ministro Nicolás Dujovne presentó los principales lineamientos de lo que será la propuesta oficial. Si bien todavía no se conoce la letra chica, ¿cómo es el sistema argentino y qué cambiaría?

El ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, presentó su proyecto de reforma tributaria que tiene como objetivo declarado reducir la presión impositiva, es decir bajar los impuestos que pagan los argentinos, y que a pesar de la baja que hubo en 2016 continúa en niveles altos. Pero, ¿cómo es el sistema argentino y qué cambiaría?

Si bien todavía no se conoce la letra chica del texto que se debatirá en el Congreso en las próximas semanas, Hacienda difundió un documento donde se informan los principales lineamientos de lo que será la propuesta oficial.

¿Cuál es la situación actual? El área de Política Fiscal del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) publicó un informe en el cual señala que el sistema tributario actual se caracteriza por su “falta de equidad y elevados niveles de evasión”.

Además, el estudio sostiene que en la Argentina se observa una fuerte presencia de impuestos que recaen sobre el consumo (como el IVA, que se cobra en casi todos los productos de consumo masivo y no tienen en cuenta el nivel de ingresos de las personas), mientras que en los países avanzados tiene una mayor carga el impuestos a las Ganancias de personas físicas, un tributo que sí tiene en cuenta los ingresos. En este sentido, según remarcó a Chequeado el tributarista Juan Carlos Gómez Sabaini, “el sistema argentino es regresivo porque la carga tributaria disminuye a medida que aumenta el nivel de ingresos”.

En este sentido, ¿qué impuestos pueden cambiar si el proyecto se aprueba en el Congreso? ¿Cómo cambiaría el sistema tributario nacional?

Qué dicen los especialistas

La reforma presentada por Hacienda es la continuación de decisiones anteriores adoptadas por el gobierno de Mauricio Macri luego de asumir en diciembre de 2015, como la eliminación de los impuestos a ciertos productos agropecuarios (trigo, maíz, girasol y carne bovina) y mineros, así como la baja para las retenciones a la soja (del 35% al 30%) y la reducción del impuesto a las Ganancias para las personas físicas, entre otras.

Estos cambios provocaron en 2016 una caída en la recaudación de casi dos puntos del PBI, mientras que según señaló el ministro Dujovne los cambios de la nueva reforma generarían una nueva baja de 1,5 puntos del PBI en los próximos cinco años y que fomentarían, según el argumento oficial, el crecimiento económico y la inversión privada.

“Las propuestas actuales son positivas, ya que muchas de ellas son medidas que desde la heterodoxia sostenemos desde hace años, como los cambios en Ganancias y gravar la renta financiera”, señaló a este medio Martín Mangas, especialista tributario e investigador de la Universidad Nacional General Sarmiento, quien sostuvo que el Gobierno, con esta reforma, busca “recuperar el crecimiento económico facilitando las inversiones por la vía de reducir los gastos a los supuestos inversores”.

En otro sentido, Mangas criticó que el porcentaje que grava la renta financiera “debería ser mucho más alto y progresivo en función a la inversión y a la ganancia obtenida”, y aclaró que en 2013 se sancionó una ley que gravó parte de este tipo de renta, pero en 2016 el Gobierno de Cambiemos promulgó una nueva norma que dejó sin efecto este impuesto. Además, destacó “el impacto negativo que puede tener en la industria de Tierra del Fuego la reducción del impuesto a los productos electrónicos, y en la economía regional cuyana y salteña el aumento a las bebidas alcohólicas”.

Además, Mangas explicó que “todas estas medidas buscan reducir la presión fiscal”, es decir, bajarían los ingresos que tiene el Estado a través de los impuestos. Esta baja en la recaudación se traduciría en una reducción del gasto público o en un aumento en el nivel de endeudamiento para financiar la brecha entre los recursos y los gastos.

Por su parte, Gómez Sabaini concluyó: “La reforma es positiva porque avanza en la baja de las tasas que pagan las sociedades y aumenta las que pagan las personas físicas”. Esto es positivo, según el experto, porque en sistemas tributarios eficientes esto permite hacer recaer los impuestos sobre quienes tienen la capacidad contributiva para pagarlos y evita que las empresas trasladen los impuestos a sus costos y a sus precios.

donantes

4 Respuestas

  1. ale dice:

    “Las propuestas actuales son positivas, ya que muchas de ellas son medidas que desde la heterodoxia sostenemos desde hace años, como los cambios en Ganancias y gravar la renta financiera”
    Que cambios en ganancias? me jodes!!! ahora mucha mas gente paga ganancias, y los que antes pagaban se les eximia el medio aguinaldo de fin de año para que GASTEN en el mercado interno para las fiestas. Eso ya no existe.
    Por favor que asco me da esta gente…

  2. Eduardo Ingaramo dice:

    Sería bueno que expusieran la eliminación de la exención de impuestos a las ganancias de mutuales y cooperativas de ahorro, crédito, seguros y reaseguros. Las ganancias -si las hubiere en estas instituciones sin fines de lucro son gravadas en cabeza de sus asociados -que normalmente no tienen ganancias superiores al mínimo-. Además de ser promotoras del desarrollo en el interior del interior donde el Estado no ha participado por décadas. Si se mantiene 4 de las 8 primeras empresas de seguro tendrán serios problemas y los ahorristas del interior -donde los bancos comerciales casi no están- caerán en prestamistas, cuevas y usureros. Ha¡¡¡¡ el Credicoop (único banco cooperativo que sobrevivió al liberalismo de los 70 y 90 desaparecerá o casi)

  3. Luisa dice:

    Gravar la renta financiera en un mercado tan chico es un retroceso! Después salen a decir que en todo el mundo existe, sí, pero nosotros somos muy distintos a esos países a los que se refieren! Esto desalienta la inversión y es un retroceso!

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *