Crédito: Casa Rosada

¿Qué es el Fondo del Conurbano y por qué es importante para las provincias?

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Su actualización es una de las propuestas de los senadores y diputados de Cambiemos que resultaron electos. Leyes, datos y proyectos que ayudan a dimensionar la pelea que mantiene en vilo a la gobernadora María Eugenia Vidal y a los mandatarios provinciales.

Con el resultado de las elecciones, Cambiemos logró que ingresaran en el Congreso 15 diputados nacionales por la Provincia de Buenos Aires. Uno de los temas por los cuales los legisladores de esta fuerza se comprometieron a reclamar es la actualización del llamado “Fondo del Conurbano”, dado que, según su plataforma electoral, la Provincia “es la que más aporta y la que menos recibe”. En la misma línea, la gobernadora María Eugenia Vidal presentó un pedido ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Pero, ¿de qué se trata este fondo?

El Fondo del Conurbano Bonaerense fue creado por el ex presidente Carlos Menem a pedido de su vice, Eduardo Duhalde. Así, a través de la Ley N° 24.073 sancionada en 1992 cuando Duhalde ya era gobernador bonaerense, se estableció que el 10% de lo recaudado anualmente por el impuesto a las Ganancias sería destinado a financiar obras de carácter social en la Provincia de Buenos Aires.

En los primeros cuatro años este dinero fue girado a la Provincia sin tope alguno, pero, a fines de 1995, se puso un “techo” de $650 millones anuales. Además, se estableció que, si se llegara a recaudar más de ese monto, el excedente sería distribuido entre el resto de las provincias.

El problema es que este tope nunca se modificó y, por la inflación, la Provincia de Buenos Aires pasó de recibir un 96% de lo recaudado por el Fondo en 1996 a sólo el 1,5% en 2016. El 98,5% restante fue repartido entre las provincias, de acuerdo con cifras de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Así, los $650 millones que recibió el gobierno de Vidal en 2016 son inferiores a lo que percibió el resto. Córdoba y Santa Fe, por ejemplo, recibieron ese año casi $5 mil millones (más de siete veces comparado con la Provincia), mientras que otras jurisdicciones, como Chaco, Entre Ríos y Tucumán, percibieron $2,6 mil millones.

Por este motivo, la Gobernadora realizó en agosto de 2016 un pedido de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia para que se elimine el tope del Fondo del Conurbano fijado en $650 millones.

Un año después, el senador por el PRO y presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, presentó un proyecto de ley -que se sumó a otros presentados por los senadores Juan Manuel Abal Medina (FpV) y Jaime Linares (GEN)- que solicita que este fondo se gire sólo a la Provincia y además se incluya al territorio bonaerense dentro del Fondo de Infraestructura Social (FIS), que se compone por el 4% de la recaudación de Ganancias y hoy se reparte entre el resto de las provincias.

Según datos de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera (ASAP), la Provincia tuvo en 2016 (último año completo con datos) un déficit financiero de casi $31 mil millones, mientras que el Fondo del Conurbano alcanzó los $43 mil millones. Por lo tanto, si se realizaran los cambios que pide la administración de Vidal, el territorio bonaerense pasaría a tener un superávit de más de $10 mil millones.

“La situación es compleja. Es lógico el reclamo de Buenos Aires, teniendo en cuenta que el objetivo inicial del Fondo era solucionar el déficit de infraestructura con el que contaba la Provincia, pero también es verdad que el resto de las jurisdicciones del país utilizan este dinero para pagar sueldos y construir obras”, explicó a Chequeado Carlos Martínez, investigador del Instituto del Conurbano de la Universidad Nacional de General Sarmiento.

El especialista agregó que “otro posible desenlace es que se elimine el Fondo del Conurbano y este dinero se reparta según los criterios establecidos en la Ley de Coparticipación Federal”. En este caso, la Provincia de Buenos Aires hubiese recibido alrededor de $8 mil millones en 2016. Si bien se trata de un número menor al que percibiría si el proyecto del PRO se aprobara o la Corte se expidiera a favor de la Provincia, también es una cifra muy superior a los $650 millones que efectivamente le llegaron el año último.

Como respuesta a la presentación realizada por Vidal, la Corte Suprema aceptó el pedido de la Provincia y resolvió citar a los gobernadores beneficiados por el fondo “para que comparezcan en la causa a tomar la intervención que pudiere corresponderles en defensa de sus derechos”. Por su parte, los mandatarios provinciales solicitaron al máximo tribunal que el tema fuera debatido en el Congreso antes de que la Corte se expidiera.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *