Imagen: OCDE

¿Qué es la OCDE?

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La Argentina pidió entrar a esta institución que ya integran 35 países, pero poco se sabe de ella. Qué es, cómo funciona y para qué sirve ser miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

En abril de 2017, dentro del cambio de política exterior que generó la nueva gestión de Cambiemos, la Argentina concretó su pedido formal para ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Si bien el proceso de ingreso de nuestro país podría durar años, el camino formal ya comenzó. Qué es, cómo funciona y para qué sirve estar dentro de la OCDE.

Según explica la Cancillería argentina, la OCDE es una organización económica internacional que, desde 1961, asesora a los países para el mejoramiento de sus políticas públicas. Sus esfuerzos se centran en identificar los factores que conducen a cambios positivos en lo económico, social y ambiental, para lo cual fija estándares internacionales.

Este organismo, con base en París (Francia), actualmente está conformado por 35 países, entre los que se encuentran Alemania, Australia, Chile, Estados Unidos, Japón, México y el Reino Unido. Además, otros países como Rusia (en 2007) o Colombia (en 2013) pidieron ingresar -en 2014 la organización se expidió sobre el caso ruso y pospuso las actividades relacionadas con su acceso-.

Otros países como Brasil, China, India o Sudáfrica son aliados estratégicos. Si se tiene en cuenta sus 35 países miembros más sus cuatro socios estratégicos, estos representan el 80% del comercio mundial y las inversiones.

Según un estudio de la Fundación CECE, integrada en su mayoría por profesores de la Universidad de Buenos Aires (UBA), desde los años 2000 la OCDE se ha caracterizado por su interés de ampliar su membresía incorporando más países al tiempo de intensificar el diálogo y el trabajo con los no miembros. “En los últimos años permitió el ingreso de naciones de menor desarrollo relativo, incluyendo algunas pertenecientes a la ex Unión Soviética, Asia Pacífico y de América Latina”, explica el documento.

En términos regionales, México (ingresó en 1994) y Chile (entró en 2010) son los únicos países de América Latina que son miembros, mientras que Colombia y Costa Rica se encuentran en proceso de adhesión.

A diferencia de otras organizaciones internacionales (como, por ejemplo, el Fondo Monetario Internacional), la OCDE no es un organismo que otorgue créditos, ni fondos o recursos para financiar inversiones. Por el contrario, brinda conocimiento y asesoría para el mejoramiento de las políticas públicas.

Pero entonces, ¿de qué sirve estar en esta organización? “La OCDE aporta mejores prácticas para políticas públicas y ayuda a construir un modelo económico-social con instituciones y ‘rule of law’ [N. de R.: el cumplimiento de la ley]”, explicó en Twitter Marcelo Scaglione, subsecretario del Ministerio de Hacienda y representante argentino ante la OCDE.

La Cancillería nacional asegura que “la profundización y ampliación de la participación argentina en la OCDE permitirá al país cumplir de forma más rápida y eficaz con las propias metas y objetivos políticos a través del avance en, por ejemplo, la profesionalización y transparencia de los sistemas de compras públicas, la promoción de los sistemas nacionales de innovación, el combate a la corrupción y la implementación de planes de educación más competitivos, entre otras áreas de relevancia”.

En los últimos meses ya hubo algunos acercamientos entre la Argentina y la OCDE. Por ejemplo, en mayo de 2017 el país se convirtió en miembro pleno de la Agencia de Energía Nuclear dependiente de la OCDE y en octubre del mismo año el organismo incorporó a la Argentina como “adherente” a sus Recomendaciones de Buenas Prácticas Estadísticas.

En marzo de 2017 la Argentina presentó ante la OCDE un plan de acción y luego en abril concretó el pedido formal de ingreso a la organización.

Según publicó El Cronista, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de desburocratización y simplificación publicado este mes -que, con casi 200 artículos, busca mejorar procesos dentro del Estado- va en línea con el tipo de normas que requiere la OCDE. Por esto mismo, el deseo del Gobierno nacional de acelerar el proceso de admisión a dicha organización habría influido en su publicación.

¿Qué debe pasar para que la Argentina pueda ingresar? El trabajo de la Fundación CECE destaca que, por un lado, deben aprobarse las recomendaciones técnicas que realice la institución y, al mismo tiempo, Argentina debe adoptar el acervo normativo que supone la pertenencia a la organización. Además, el ingreso debe ser aceptado por los 35 países y la Unión Europea. La Fundación estima que podría durar aproximadamente tres años.

De ingresar, la Argentina se ubicaría en el anteúltimo puesto si se compara el PBI por habitante en dólares de paridad de poder adquisitivo (que tienen en cuenta las diferencias de precios entre países), sólo superando a México de los 35 miembros de la OCDE, según el informe ya citado.

¿Cómo se financia la organización? La OCDE es financiada por sus países miembros y los aportes nacionales se basan en una fórmula que toma en cuenta el tamaño de la economía de cada miembro. Estos aportes en 2017 alcanzaron los €200 millones, que varían desde casi €40 millones que aporta Estados Unidos hasta el millón de euros que brinda Islandia. Además, el presupuesto también tiene otros casi €100 millones destinados a programas que son de interés para un número limitado de miembros y se financian con escalas de contribuciones u otros acuerdos entre los países participantes.

donantes

2 Respuestas

  1. Gonzametal dice:

    Otra entidad más que baja politicas en base a las necesidades e intereses de los ricos (mal llamados “inversores”)

  2. ferneso dice:

    La idea es bajar el gasto público en nuestro nuestro país, pero el estado debe aportar a la financiación de esta organización si es aceptado. Entonces, se baja el gasto o se cambia en que se gasta?

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *