#SeDiceEnLasRedes que “Macri fue citado cuatro veces por la causa UCEP y nunca fue detenido por la fuerza pública”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La cuenta oficial de Presidencia de la Nación durante la gestión del kirchnerismo difundió un tuit donde comparó la actuación de la Justicia en el caso de Hebe de Bonafini con el del Presidente en una causa anterior. ¿Se trata de dos situaciones asimilables?

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi continuará hasta octubre con las indagatorias en la llamada causa “Sueños Compartidos”, confirmaron a Chequeado en el Juzgado Federal Nº 8. El magistrado fue cuestionado por haber pedido la detención de Hebe de Bonafini luego de que la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo no se presentara a declarar en dos ocasiones, y en las redes circularon comparaciones con la actuación de la Justicia en una causa que involucró al presidente, Mauricio Macri.

En este contexto, la cuenta @CasaRosadaAR -que fue la oficial de la Presidencia de la Nación hasta la asunción de Macri como jefe de Estado- tuiteó: “Macri fue citado cuatro veces por la causa UCEP [N. de R.: Unidad de Control de Espacio Público] y nunca fue detenido por la fuerza pública”. ¿Es así?

En la causa iniciada en 2008 por la ex diputada nacional Liliana Parada (Unidad Popular) se acusó a varios funcionarios del Gobierno porteño, entre ellos a Macri, entonces jefe de Gobierno porteño; y al ex ministro de Espacio Público, Juan Pablo Piccardo, de autorizar desalojos violentos a personas sin techo a través de la UCEP, que se encontraba bajo la órbita de dicho Ministerio.

En efecto, el Presidente fue citado a declarar en cuatro ocasiones por esa causa: la primera citación fue postergada por disposición del juez a cargo de la causa, Facundo Cubas; en tanto la segunda y la tercera fueron pospuestas por la ausencia de Macri, quien presentó en ambos casos un escrito por medio de su abogado, Alejandro Pérez Chada, justificando su inasistencia, mientras que en la cuarta Macri se presentó a declarar.

El juez criminal de Necochea y director de la Asociación Pensamiento Penal, Mario Juliano, explicó a Chequeado que la citación es una instancia procesal en la que se le brinda el derecho a ser oída a la persona imputada, es decir, el imputado debe presentarse obligatoriamente pero tiene derecho a no declarar. El Código Procesal Penal establece que “si el citado no se presentare en el término que se le fije ni justificare un impedimento legítimo, se ordenará su detención”.

“No existe un ‘catálogo’ de motivos que justifiquen la inasistencia [a una citación judicial]. Debe tratarse de un motivo plausible, atendible y, por lo general, los juzgados se manejan con criterios amplios”, precisó Juliano. Y, además, afirmó: “No hay un límite para la cantidad de veces que una persona puede aducir razones para no comparecer a un acto judicial”.

En diciembre de 2015, tanto Macri como Piccardo fueron sobreseidos en la causa, aunque varios de los miembros de la UCEP quedaron procesados.

Diferencias con la situación de Hebe de Bonafini

La causa “Sueños Compartidos” se inició en 2010 y se investiga el presunto desvío de fondos previstos para la construcción de viviendas sociales. Entre los imputados se encuentran, además de Bonafini, el ex apoderado de Madres de Plaza de Mayo, Sergio Schoklender; y el ex ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio De Vido, entre otros.

Bonafini no asistió a ninguna de las dos ocasiones en las que fue citada a declarar. En la primera no presentó justificación alguna, mientras que en la segunda envió una carta en la que mencionó que la Asociación había asistido las veces que la llamaron a declarar y resaltó haberse dirigido voluntariamente al despacho de Martínez de Giorgi para informarse “ante la indigna marcha de la causa”, pero no esgrimió un motivo puntual que justificara su ausencia.

A raíz de esto, Martínez de Giorgi ordenó detener a Bonafini, aunque desestimó la orden luego de que ella manifestara su “voluntad de declarar”.

“Es habitual que se ordene el comparendo con el auxilio de la fuerza pública para la persona que no comparece a un acto judicial de modo injustificado”, afirmó Juliano. Por otro lado, el abogado penalista Alberto Bovino dijo a este medio que no le parecía normal y que “la respuesta de Hebe fue una respuesta política. El juez debió moverse de igual modo, en lugar de aplicar la letra del Código”.

Finalmente, el 10 de agosto, Bonafini recibió al juez en la sede de la asociación Madres de Plaza de Mayo, donde se realizó el acto de la indagatoria, aunque no declaró.

Esta nota surgió por un pedido en la plataforma Chequeo Colectivo.

donantes

1 Respuesta

  1. Oscar dice:

    Aunque judicialmente los procesos podrían ser comparables, me parece que el objeto que el juez debe dirimir es TOTALMENTE INCOMPARABLE. Por un lado se trata de un cuestión básicamente política mientras que el caso de Hebe es una asociación ilícita que lucraba con fondos del estado.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *