La Argentina y Venezuela, sin la revisión del FMI

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La Argentina sigue siendo uno de los dos países latinoamericanos que no admiten las revisiones del Artículo IV de la Carta del Fondo [Monetario Internacional]. El otro es Venezuela”, destacó el periodista Carlos Pagni.

El Convenio Constitutivo del FMI establece en su Artículo IV ciertas obligaciones de los países miembro sobre sus regímenes de cambio, que deben ser ordenados y estables, según considera. Dichos países, sigue, deben evitar “manipular los tipos de cambio” para “obtener ventajas competitivas desleales”. El Fondo supervisará las políticas cambiarias de los países miembros, generalmente mediante una revisión anual, y efectivamente la Argentina y Venezuela aparecen como los únicos dos países de la región con un “atraso” en completarla: la última revisión en el país fue en 2006, año del pago de deuda con el FMI, y en Venezuela se dio en 2004.

El informe del artículo IV no se limita a relevar estadísticas sobre el tipo de cambio, sino que es bastante intrusivo”, señaló a Chequeado Noemí Brenta, doctora en Economía de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y autora del libro Historia de las relaciones entre Argentina y el FMI. Destacó que el Fondo supervisa otras informaciones como los precios, los salarios, y los impuestos, e “incluye el diagnóstico de la situación del país sobre todas las cuestiones revisadas, y recomendaciones de medidas y reformas que el país debería adoptar”. Hoy solo seis países no están al día con la revisión, “tres por desacuerdo con las interpretaciones del FMI y sus proyecciones (la Argentina, Eritrea y Venezuela), y otros tres porque su situación interna es muy insegura para los funcionarios del organismo (la República Centroafricana, Siria y Somalía)”, concluyó Brenta.

donantes

7 Respuestas

  1. Nahuel dice:

    Desconfiar de un organismo de crédito internacional con una larga trayectoria no es bueno, es problema me parece, se da cuando en ese organismo también se concentran otros intereses y políticas tendientes a la concentración de poder y total sumisión por parte de los miembros más débiles en términos económicos y políticos.

  2. fsr dice:

    Ehhh… pero entonces son revisiones, o exigencias? Porque en el párrafo de abajo, pareciera que “no estar al día” significa no darle bola a las interpretaciones del FMI, que por otro lado NUNCA funcionaron… y son mas bien recetas para fundir paises.

    Hoy solo seis países no están al día con la revisión, “tres por desacuerdo con las interpretaciones del FMI y sus proyecciones (la Argentina, Eritrea y Venezuela), y otros tres porque su situación interna es muy insegura para los funcionarios del organismo (la República Centroafricana, Siria y Somalía)”, concluyó Brenta.

  3. Agustin Gutierrez dice:

    Leí el artículo IV del convenio constitutivo del FMI y por lo que entendí “las medidas y reformas” son del sistema del tipo de cambio, no de la economía en general como indica la Doctora en Economía consultada, igualmente ella debe saber mas que yo y tal vez exista una “letra chica” que yo no pude lograr entender. Si es así me gustaría que me citen cual es el párrafo del convenio constitutivo del FMI que prevee la supervisión otras informaciones como los precios, los salarios, y los impuestos, e “incluye el diagnóstico de la situación del país sobre todas las cuestiones revisadas”.
    Chequeado a mi humilde entender creo que en esta le erraron un toque.

  4. Felix dice:

    Cualquier Banco q le da un crédito a cualquiera le pide hasta el grupo sanguíneo

  5. Mariano dice:

    Les dejó el análisis de Alejandro Olmos hijo sobre el caso:

    ALGUNAS PRECISIONES SOBRE EL FMI:
    En esta visión sectaria de las cosas, que se ha instalado en nuestra sociedad, y que se evidencia con nitidez en el Facebook, las declaraciones de Alfonso Prat Gay sobre volver al FMI, han disparado un notable conjunto de falacias de diversa especie. Y cuando digo visión sectaria, es porque lo que antes criticaban los macristas sobre la Sra. De Kirchner, hoy lo está haciendo el actual gobierno, y lo que ahora critican mis amigos del FPV, es lo que hacía en montones de oportunidades la Presidenta.
    Podría hacer una larga lista de acciones, pero el propósito de este comentario es otro: el FMI
    Cuando Néstor Kirchner, decidió cancelar la deuda del FMI en el año 2005, con Norita Cortiñas, Adolfo Perez Esquivel y otros hicimos una presentación judicial, que no tuvo resultado para impedirlo. Sostuvimos, que la deuda que reclamaba el Fondo, había sido enteramente fugada al exterior, como lo había documentado la Oficina de Evaluación Independiente del FMI. Y también la Comisión Investigadora de Fuga de Capitales de la Cámara de Diputados en el 2002. Como lo determino la Oficina de Evaluación el FMI tiene prohibido por sus estatutos, efectuar préstamos para la inmediata transferencia de capitales, y ello determinaba suspender pagos y realizar una rigurosa investigación. Nada se hizo y se decidió el pago de 9500 millones de dólares, sosteniendo falazmente, que eso significaba terminar con esa institución que condicionaba la política económica. Digo falazmente, porque en ese momento no había acuerdo alguno con el FMI, y no se necesitaba para nada su conformidad o monitoreo, para cualquier decisión económica, pero el efectismo de la decisión, aún hoy sigue engañando a la gente.
    Para terminar con el FMI, había que irse del mismo, porque continuar en él, significaba cumplir con sus estatutos. Es más que obvio, que si uno pertenece a una institución, debe cumplir con las reglas que determinan su funcionamiento, de lo contrario el que incumple es el gobierno que es parte del mismo y no cumple con sus obligaciones.
    El gobierno de Néstor Kirchner, se negó a cumplir con lo que establece el art. IV del Convenio del FMI, que es revisar las cuentas públicas, y lo hizo, porque eso hubiera significado no solo poner en evidencia los irregulares manejos de la misma, sino lo que ocurriría dos años después con el INDEC.
    Pero lo más notable del relato falaz, es que las evidencias muestran como continuó la relación con el FMI, y la aceptación de sus disposiciones. En efecto, el 21 de febrero de 2013, la Presidenta Cristina Kirchner, envió al Congreso Nacional, con la firma del jefe de gabinete Abal Medina, y del Ministro de Economía Lorenzino, un proyecto de Ley, para aprobar la 14 revisión de cuotas del FMI y la modificación de la clausulas 5,6 y 7 del Convenio Constitutivo. En el mensaje del Proyecto la Presidenta consignaba que el FMI “ fue creado para fomentar la cooperación monetaria internacional, facilitar la expansión y el crecimiento equilibrado del comercio internacional, fomentar la estabilidad cambiaria, coadyuvar a establecer un sistema multilateral de pagos y poner a disposición de los países miembros con dificultades los recursos de la institución”
    La presidenta pedía al Congreso se autorizara a entregarle al FMI 3.187.300.000 en derechos especiales de giro (DEG) equivalentes a 5000 millones de dólares, los que se pagarían con recursos del Estado. Un 25% se pagaría en moneda extranjera y el 75% restante en pesos argentinos.
    El Ministro de Economía Amado Boudou, emitió su voto afirmativo el 15 de octubre del 2010 para efectuar esos pagos y aprobar la modificación del Convenio. El artículo 5, significaba la ampliación de las facultades de inversión del FMI, el 6 el fortalecimiento de la institución.
    Como podrán observar mis amigos del Facebook, nada de esto nunca se dio a conocer en los reiterados discursos por la cadena nacional, pero si se hablaba mal de FMI, aun cuando en los papeles, se respetaban escrupulosamente sus decisiones, y se le daba dinero.
    Cabe apuntar, que la plata que Néstor Kirchner le pagó al FMI, generaba un interés del 5%, y para cubrir parte de ese bache, el gobierno se endeudó con la República de Venezuela, entregándole bonos, que generaban intereses hasta el 15%.
    Ahora lo que hace Prat Gay, es simplemente reconocer que si la Argentina es miembro del FMI, tiene que cumplir con la revisión del artículo IV, porque de lo contrario estaría faltando a sus obligaciones, lo que es más que obvio, cuando uno pertenece a una institución. La Sra. De Kirchner, excepto esa norma cumplió escrupulosamente con el FMI, aunque pocas personas conozcan su proyecto de Ley, y la decisión de su Ministro Boudou.

    https://www.facebook.com/alejandro.olmosgaona/posts/10208396516172614?pnref=story

  6. Martín dice:

    ¿Argentina y Venezuela los únicos afuera? Ok, say no more.

  7. Claudio dice:

    Lo que no se le debe permitir al FMI es generar recetas, todas han dado resultados desastrosos. Leer a Lester Thoreau.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *