Casi el 20% de las viviendas sociales de la Ciudad no tiene títulos de propiedad

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Lo que puede parecer una formalidad es en realidad la muestra de un proceso inconcluso en el que el Estado se desentiende antes de tiempo y puede tener un impacto importante en la vida de las personas que los reciben. El Instituto de Vivienda de la Ciudad aceleró el proceso de entrega, aunque subejecuta fondos para el mantenimiento de los complejos sociales.

El Estado construye viviendas sociales para solucionar los problemas habitacionales de quienes más lo necesitan. Pero en muchos casos, en lugar de entregarles una solución definitiva, los deja en un limbo legal, en el que no son del todo dueños de sus departamentos o casas. Es lo que le ocurre al 17% de las familias que están en viviendas sociales, un número que ha bajado en los últimos años, pero aún representa a casi una de cada cinco familias. Lo que puede parecer una formalidad es, en realidad, la muestra de un proceso inconcluso en el que el Estado se desentiende antes de tiempo y puede tener un impacto importante en la vida de las personas. El hecho de ser legalmente dueño de la propiedad, tiene efectos en las decisiones que toman las personas y puede mejorar la calidad de vida.

Mónica vive en uno de los más de nueve mil departamentos en esta situación. La noche del 7 febrero de 2007 vio cómo se incendiaba la villa en la que vivía. No se sabe cómo empezó el fuego, pero quemó buena parte de esas casas precarias que estaban debajo de la Autopista 7, en Villa Soldati, al sur de la Ciudad. Le decían Villa Cartón porque muchos de los que vivían ahí trabajaban de revisar la basura ajena para rescatar cartón y otros elementos reciclables. Su casa no se quemó, pero el Gobierno de la Ciudad decidió evacuarlos a todos. Los trasladó a casas precarias en el Parque Roca, donde esperaron las viviendas sociales que el Gobierno les había prometido.

Te invitamos a leer la nota completa acá.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *