Imagen: Revista El Porteño, octubre 1982

Qué pasó con el primer asentamiento del Gran Buenos Aires

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Se aprobó en la Cámara de Diputados un proyecto para regularizar los barrios precarios de todo el país. Qué pasó en Francisco Solano, una toma de terrenos que se convirtió en un experimento sobre el efecto que pueden tener los títulos de propiedad.

Hay que ser osado para tomar un terreno en plena dictadura y desafiar el poder del Estado para proteger la propiedad privada. Pero la necesidad es así, empuja a muchos a tomar medidas extremas. Y las 4.600 familias que en 1981 decidieron ocupar los terrenos en Quilmes y Almirante Brown, municipios de la Provincia de Buenos Aires, lo necesitaban. Venían de distintos lugares: algunos de villas de otras zonas del Conurbano, otros vivían en condiciones de hacinamiento con familiares en el barrio y de a poco se corrió la voz y más familias se sumaron. Era un proyecto que -visto en retrospectiva- desafiaba la cordura.

Pero funcionó. Solano fue el primer asentamiento del que se tenga registro en el Gran Buenos Aires. Hasta entonces existían villas, pero no había ocupaciones de terreno pensadas como barrios para que pudiesen urbanizarse fácilmente e integrarse así a la ciudad. Sin pasillos angostos por donde no pasan los autos, con lotes regulares, uno por familia, y lugares reservados para espacios públicos. “No hacer villa” fue justamente uno de los primeros lemas de las familias que llegaron a Solano, decididas a ser parte de la ciudad y a no construir un ghetto que luego quedase aislado por su forma de construcción. La organización de los vecinos ayudó.

Lee la historia completa y la situación actual del barrio de Francisco Solano acá.

 

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *