Infómetro 2015: el Ministerio de Planificación era el más opaco

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

A pesar de haber tenido a cargo la mayoría de la obra pública del Estado nacional, alrededor del 12% del presupuesto, el Ministerio de Planificación Federal, que estaba a cargo del ahora detenido Julio De Vido, no publicaba información sobre los fondos que manejaba, ni las obras que ejecutaba. Del otro lado, el Ministerio de Ciencia era el más abierto.

$192 mil millones, el 12% de los $1.499 mil millones del presupuesto de 2015 fueron para el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, que tenía a su cargo las obras viales, la construcción de viviendas y la política energética, entre otras cosas. A pesar de esto, el organismo que durante 12 años estuvo a cargo de Julio De Vido (ahora detenido acusado en varias causas de corrupción) no publicaba información sobre la ejecución de las obras o las licitaciones y los proveedores a los que se las adjudicaba.

El Ministerio de Seguridad era el segundo más opaco en 2015, con poca información institucional y casi sin datos sobre el área a su cargo, como las estadísticas criminales, que se dejaron de publicar en 2009. Lo seguía la Jefatura de Gabinete, que no hacía informes ante el Congreso, contrariamente a lo que establece la Constitución nacional ni los publicaba. Tampoco entregaba información de manera regular sobre la distribución de la publicidad oficial, los gastos del programa Fútbol para Todos (que actualmente se investiga por el supuesto pago de sobornos en el llamado #FIFAGate) o las compras que realizaba el sector público. A pesar de tener una plataforma para este fin (Compr.ar) la publicación de las licitaciones no era sistemática ni completa.

En el otro extremo se encontraba el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, con información bastante detallada a nivel institucional y datos sobre el funcionamiento del área, como estadísticas sobre los investigadores del Conicet, los fondos destinados a investigación y desarrollo (I+D), y otras temáticas.

Entre los más transparentes se encontraba también el Ministerio de Trabajo, que publicaba de manera regular estadísticas del área que permitieron seguir la evolución del mercado laboral a lo largo del tiempo. Algo similar ocurría con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Agricultura.

Los datos surgen del Infómetro, una ranking elaborado por Chequeado que mide cuán abierto es cada uno de ellos a partir de cuatro categorías: la transparencia institucional de cada ministerio, la información que dan a los ciudadanos (como trámites), las publicación de datos que permitan hacer diagnósticos del área (este es el componente que más pesa en este índice) y la usabilidad de las páginas web (para el detalle de la metodología ver Qué es y para qué hicimos el Infómetro, el ranking de ministerios). El puntaje va entre entre 0 y 10, siendo esta última la calificación óptima.

Las grandes diferencias en los puntajes obtenidos -de los 4 puntos del Ministerio de Planificación a los 8,1 del Ministerio de Ciencia- muestran cómo los distintos ministerios, por diferentes razones, que pueden estar relacionadas con los perfiles de sus autoridades y la cultura interna de cada ministerio, entre otras cosas, tenían muy diferentes niveles de transparencia a pesar de pertenecer a un mismo gobierno.

donantes