Arslanián: La mayoría de los casos de muerte policial son fuera de las horas de servicio

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El ex ministro de Seguridad de la provincia habló de la violencia policial y el debate sobre la portación de armas fuera de sus horarios de trabajo. Casi el 80% de las bajas se dan en ese contexto.

Luego del asesinato del futbolista Lautaro Bugatto a manos de un agente de la policía bonaerense fuera de servicio, se reavivó el debate sobre el porte de armas de los miembros de la policía cuando no están en horario de trabajo. El ex ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, León Arslanián, se refirió al tema y dijo: “El 80% o más de los casos de muerte policial no son producidas en enfrentamientos sino (…) fuera de horas de servicio.”

El ex ministro no especificó a qué cuerpo policial se refería, pero las cifras globales para los cuerpos policiales le dan la razón. Un informe del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) concluye que “entre 2002 y 2011, sólo un 24% de los policías fallecidos en hechos violentos estaba de servicio. El 44% de ellos se encontraba de franco al momento de su muerte y un 25% estaba retirado”. En total fueron 463 policías los que murieron en estos casos.

No sólo los policías están en peligro fuera de sus horas de trabajo. La mitad (49%) de las muertes de civiles a manos de la policía entre 2002 y 2011 fueron producto de enfrentamientos con agentes en horario de trabajo. El otro 44% ocurrió durante sus francos o una vez retirados, y respecto al 6% restante no hay datos suficientes.

Hasta hace algunos años (1999 para la Policía Federal, 2002 para la Policía Bonaerense, por citar algunos ejemplos) la ley obligaba a la Policía Federal, y a muchos de los cuerpos provinciales, a intervenir en todas las situaciones de delito, incluso cuando el personal estaba fuera de sus funciones. Se trata del “estado policial”, que obligaba a un policía a serlo las 24 horas del día, sin importar sus horarios de trabajo.

Pero aunque la ley cambió, la cultura institucional no lo hizo. “Los policías intervienen en todas las situaciones y muchas veces utilizan el arma, aunque no sea la mejor decisión. Hechos menores terminan con un tiroteo por la intervención del policía de franco”, explicó Luciana Pol, investigadora del CELS. Y agregó: “El policía fuera del horario de servicio muchas veces está solo y se enfrenta a varias personas. Se expone más que cuando está en servicio.”

Existen proyectos que buscan modificar la ley para que los miembros de la fuerza dejen sus armas en la comisaría. De parte de la policía hay reticencias, entre otras razones porque podría haber venganzas de delincuentes que saben que no están armados fuera de su horario de trabajo.

Uno de los proyectos, presentado por la diputada Graciela Ocaña (UCR), prevé “el uso del uniforme, insignias, distintivos, atributos y armas propios del grado, función y destino que desempeñe, exclusivamente durante ‘el horario de prestación de servicio.’”

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *