Crédito: La Nación

Verdadero

Bullrich: “En la Argentina hoy hay 638 mil niños de 3 a 5 años que no van a la escuela”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Esta cifra coincide con los últimos datos disponibles, del Censo 2010. La educación inicial de calidad permite mejorar los aprendizajes futuros.

“Una de las cosas que nos está faltando es tener una verdadera medida de lo que pasa con la educación en la Argentina”, consideró el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, luego de destacar que la Ley de Financiamiento Educativo ponía metas a alcanzar, pese a que algunas no se lograron. “En la Argentina hoy 638 mil niños de 3 a 5 años no van a la escuela”, apuntó durante una entrevista en La Nación.

Esta cifra coincide con los últimos datos disponibles, del Censo 2010. El número cayó desde 2001, pero en relación a la cantidad de personas de esas edades, se mantuvo relativamente estable a partir ese año. La educación inicial de calidad permite mejorar los aprendizajes futuros.

A fines de 2005 se sancionó la Ley de Financiamiento Educativo que impulsó el Gobierno nacional. La norma preveía un aumento de la inversión en el área entre 2006 y 2010, y planteaba distintos objetivos, entre los cuales estaba “incluir en el nivel inicial al 100% de la población de cinco años de edad y asegurar la incorporación creciente de los niños y niñas de tres y cuatro años, priorizando los sectores sociales más desfavorecidos”.

De acuerdo con el último Censo nacional, de 2010, 644 mil chicos de entre tres y cinco años aún no asistían a ningún establecimiento educativo, lo que representaba un 32% de los niños de esas edades. Ese porcentaje era mucho mayor en los dos primeros años (45%), no obligatorios entonces, que en cinco años (9%).

Si bien de estos números se desprende que estrictamente no se alcanzó el 100% de esta meta de la norma, sí se puede observar una mejora con respecto al Censo 2001: ese año había casi un millón de chicos fuera de las escuelas, el 47% de esas edades, e incluso el 21% en cinco años.

“Estos números sólo contemplan la asistencia a establecimientos de educación formales. Si el niño asiste a un centro comunitario o un centro de desarrollo infantil informal, como suele ser tan común a edades tempranas, no se contempla”, precisó Malena Acuña, licenciada en Economía de la Universidad de San Andrés y consultora del Programa de Educación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).

Aún así, resaltó que no existe un relevamiento completo sobre dichos establecimientos, y que si bien pueden actuar como reemplazo o complemento del sistema educativo formal, luego de la sanción en diciembre de 2014 de la Ley 27.045 que modificó la Ley de Educación Nacional, “las salas de 4 y 5 son obligatorias y es responsabilidad del Estado universalizar la oferta de la sala de 3”.

Uno de los mayores logros de los últimos años fue el aumento de la tasa de escolarización en el nivel inicial, especialmente en la sala de cuatro años”, destacó Florencia Mezzadra, directora del Programa de Educación de Cippec.

Así lo muestran los datos de la Dirección Nacional de Información y Evaluación de la Calidad Educativa (Diniece): los chicos que iban a esa sala pasaron de ser el 56% de los niños de cuatro años, al 85% de esa población (lo que se conoce como tasa bruta), un crecimiento de casi 30 puntos. En sala de tres el crecimiento fue de 13 puntos (del 29% al 42%), y en sala de cinco fue de 5 puntos (del 99% al 104%, ya que existen chicos con sobreedad en esa sala).

Pese a esto, el porcentaje de chicos de entre 3 y 5 años que no concurren al jardín se mantuvo constante, en el orden del 33%, desde 2010 hasta el 2014, de acuerdo con los cálculos de la base Sedlac, proyecto llevado adelante por el Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales (Cedlas) de la Universidad Nacional de la Plata y el Banco Mundial.

“En las cuatro décadas que transcurrieron entre 1970 y 2010 la matrícula más que se duplicó, pasando de 4,6 a 9,8 millones de alumnos (1,5 millones en nivel inicial, 4,6 millones en primaria y 3,7 millones en secundaria)”, repasa un trabajo de Mariana Marchionni y Javier Alejo, ambos miembros del Cedlas.

Agregan que se extendió la obligatoriedad escolar “reconociendo el rol fundamental de la educación a edades tempranas por los beneficios pedagógicos y sociales que afectan las futuras oportunidades de los niños”, y que se tradujo en aumento de la cobertura. En el nivel inicial “la cobertura más que se duplicó en los últimos veinte años, desde alrededor del 30% a comienzos de los ‘90 hasta un 67% en 2010”, detallan.

La escolarización en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se ubicó en 2012 en un 71% para los chicos de 3 años, y en un 84% para aquellos de 4 años.

“Las investigaciones muestran que asistir al nivel inicial mejora los aprendizajes futuros. Pero para que esto pase, la oferta educativa tiene que ser de calidad”, concluyó Mezzadra.

Además: Datos de educación inicial de la Ciudad de Buenos Aires.

Agradecemos a nuestro lector que sugirió la nota a través de la plataforma Chequeo Colectivo.

donantes

1 Respuesta

  1. horacio adrián bottino dice:

    ¿Por qué un chico de 3 o 4 años tiene que ir a la escuela?¿Los padres para que están?

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *