Casa Rosada Crédito: Casa Rosada

Engañoso

Cabrera: “Las importaciones en 2016 cayeron 7% respecto del 2015”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El valor de las importaciones cayó en la medida que señaló el ministro, pero se debe a que bajaron los precios internacionales. Las cantidades sí aumentaron. En particular, hubo un crecimiento de la importación de bienes de consumo.

En el marco de la marcha organizada por la Confederación General del Trabajo (CGT), que se realizó en las puertas del Ministerio de Producción de la Nación e incluyó diferentes críticas a la situación actual del país, el ministro del área, Francisco Cabrera, salió a responder públicamente. “No hubo ni habrá avalancha de importaciones: en 2016 cayeron 7% respecto del 2015. Los datos desmienten a la CGT”, sostuvo el ministro en su cuenta de Twitter, y agregó que “nos insertamos en el mundo de manera inteligente para crecer, cuidando el empleo”.

Cabrera tuit

En 2016, la Argentina importó bienes por un total de US$ 55.610 millones de dólares, una caída del 6,9% con respecto a 2015, misma cifra que la dicha por Cabrera. Su ministerio fue consultado para esta nota, pero hasta el momento de la publicación este medio no había recibido una respuesta.

Sin embargo, la cantidad de productos importados creció un 3,8%, como muestran los datos oficiales del INDEC. La explicación es que los bienes que se compraron fueron más baratos, ya que su precio cayó un 10,4%, según la misma fuente. Por ejemplo, los combustibles en 2016 fueron un tercio más económicos que en 2015 (ver también recuadro).

Bernardo Kosacoff, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) y ex director de la oficina local de la CEPAL, explicó a Chequeado que el indicador más relevante para medir las importaciones depende del tema que se esté analizando, aunque precisó que “en relación al nivel de actividad de un país, tiene más peso ver las cantidades”.

El academico mencionó que en relación a 2011, previo a las restricciones cambiarias, “la cantidad de las importaciones son bajas, porque el Gobierno sigue administrando las cantidades que ingresan por el comercio exterior”. Efectivamente, los datos oficiales muestran que en 2011 las cantidades importadas fueron casi un 10% más que las de 2016. Aún así, dijo el especialista, el año pasado el crecimiento de los bienes de consumo -como alimentos, bebidas o indumentaria- afectó a algunos sectores.

En esta línea, el mayor aumento de las cantidades importadas entre 2016 y 2015 se dio en los automóviles (38,5%), seguido por los bienes de consumo (17%). En el extremo opuesto, las piezas y accesorios para bienes de capital -como tornillos para maquinarias- cayeron un 5,9%, y los bienes intermedios -que sirven para producir otros artículos, como los productos químicos- un 0,5 por ciento.

La consultora Federico Muñoz y Asociados, que dirige el economista con el mismo nombre, remarcó que los dólares de importaciones son menos pero que al analizar las cantidades surgen algunos matices, en particular por el crecimiento en los volúmenes ingresados de bienes de consumo. “Es probable entonces que algunos sectores puntuales sí puedan estar sintiendo una mayor presión competitiva de las importaciones; especialmente, si se tiene en cuenta el contexto de demanda interna deprimida”, detalló Muñoz, aunque sostuvo que “la Argentina es una de las economías más cerradas del mundo”.

“Este aumento en la cantidad de bienes de consumo importados marca una cierta sustitución de producción final de origen nacional por productos de origen externo”, respondió a este medio Germán Herrera Bartis, docente e investigador de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) y economista de la Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina (AEDA).

Habitualmente, en los años en los que crece el PBI suben las importaciones, como en 2011 cuando la economía creció al 6%, y cuando una economía está en recesión caen las importaciones”, sostuvo Herrera Bartis en relación a este tema. Y, además, agregó: “Por eso es llamativo que en 2016 hayan crecido casi 4% las cantidades importadas al tiempo que cayó la actividad económica un 2,3% según el INDEC”.

Un informe de la Unión Industrial Argentina publicado en marzo de 2017 destaca que “las cantidades importadas de bienes de consumo en 2016 aumentaron a los niveles de 2011 en un contexto de caída del PBI y de la actividad industrial”.

“Este movimiento contraintuitivo de ambas variables (caída del PBI y crecimiento de las importaciones) parece estar relacionado con las distintas medidas aperturistas que llevó adelante el Gobierno, como la aprobación cuasi automática de licencias o permisos de importación”, agregó Herrera Bartis.

Al asumir, y luego de un un fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el Gobierno nacional eliminó el mecanismo de Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAIs), permisos que necesitaban obtener los importadores durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner y que fueron ampliamente criticados por la discrecionalidad en su aprobación.

La gestión de Macri lo reemplazó por el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), con distintos tipos de licencias automáticas y no automáticas, y aceptó todos los permisos de DJAI que habían quedado del gobierno anterior. Según afirmó el presidente de la Nación, Mauricio Macri, en radio Mitre, “hubo que aprobar todo sin saber bien que había porque se llevaron hasta las computadoras”.

La baja de los dólares de importaciones

Más allá de la variación de los precios internacionales, Kosacoff consideró que parte de la caída del valor de las importaciones se explica porque en los años previos “los importadores sobrefacturaban las importaciones para conseguir divisas al tipo de cambio oficial”, que estaba por debajo del dólar paralelo.

Sobre este tema, el director de la AFIP, Alberto Abad, denunció maniobras llevadas adelante entre 2012 y 2015 que, según declaró, “consistían en declarar una importación, con las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) comprar el dólar a precio oficial, girarlos al exterior, ingresar mercadería por mucha menos dinero del declarado o directamente, no traer nada”.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *