Crédito: UOM

Verdadero

Caló: “En la UOM no hubo puestos de trabajo nuevos”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

De acuerdo con los últimos datos oficiales, el sector metalúrgico redujo la cantidad de trabajadores que empleaba. La caída del consumo y de la producción y la apertura de las importaciones, entre las principales razones.

“En la UOM no hubo puestos de trabajo nuevos”, aseguró el secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, durante una entrevista en el programa “Toma y Daca” que se emite por Radio Con Vos. “Cuando el Gobierno dice que hubo puestos de trabajo nuevos, 40 mil, 50 mil (…) en los metalúrgicos no se vislumbró ninguno todavía”, agregó el sindicalista.

Al momento de la publicación de este chequeo, ni Caló ni su equipo habían respondido la consulta de Chequeado sobre las fuentes utilizadas en su diagnóstico del sector.

De todas maneras, de acuerdo con los datos del Ministerio de Trabajo de la Nación, entre el tercer trimestre de 2015 y el mismo periodo de 2016 (último dato oficial disponible), se perdieron alrededor de 19 mil puestos de trabajo en el sector metalúrgico, en el que la UOM es el principal sindicato con 260 mil afiliados, según una estimación realizada con información oficial pero no publicada por el politólogo y ex asesor del Ministerio durante la gestión de Carlos Tomada, Sebastián Etchemendy.

Si se compara esta variación interanual con la de años anteriores, la cantidad de puestos metalúrgicos creció en los periodos 2011-2012, 2012-2013, 2014-2015, mientras que cayó en casi 11 mil empleos entre 2013 y 2014, aunque en un menor nivel que la caída registrada entre 2015 y 2016.

“La reducción de puestos de trabajo responde a una tendencia general: en 2016 cayó el consumo interno por la pérdida del poder adquisitivo y eso repercutió también en la producción”, recordó a Chequeado Mariano Barrera, investigador del Centro CIFRA del sector de la CTA que lidera el sindicalista docente Hugo Yasky.

En la misma línea, Nuria Susmel, la economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), señaló a este medio que “el nivel de actividad se redujo y eso arrastra el empleo hacia abajo”, y puntualizó que el Índice de Producción Industrial (que calcula FIEL en base a una encuesta a 11.500 establecimientos industriales) registró en el cuarto trimestre de 2016 una caída del 3,7% respecto del cuarto trimestre de 2015 y del 3% si se compara con el mismo periodo de 2014.

En el caso del sector metalúrgico, un informe de la consultora Radar, que dirige la ex subsecretaria de Comercio Exterior del Ministerio de Economía de la Nación Paula Español, publicado este mes detalla: “La producción del complejo metalmecánico continúa sin exhibir señales de recuperación. La reactivación de la obra pública y la mayor producción de bienes de capital para el sector agropecuario no logran compensar la caída de la demanda producida por la contracción del consumo, la industria, la actividad petrolera y la inversión privada. Adicionalmente, el aumento de las importaciones afecta la producción local de diversos sectores del complejo”.

Barrera agregó que “en la industria del hierro y el acero la producción de metales también se redujo porque genera insumos de uso difundido para otras industrias que también bajaron su producción, como la petrolera, la automotriz, la metalmecánica en general y la construcción. Además, una de las principales empresas del sector, Techint, se está reestructurando desde 2015”, concluyó el especialista, lo que implica menos terminales de la compañía que producirán en la Argentina.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *