Verdadero

Capitanich: “Las convenciones colectivas de trabajo eran 200 en el año 2002 y ahora son aproximadamente 1500”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El jefe de Gabinete utilizó este dato para responder a los sindicatos que pidieron paritarias cada seis meses o, incluso, cada tres. Los datos oficiales muestran este aumento en la última década. Aunque desde 2010 se ve una merma en los convenios, los trabajadores alcanzados por estos se mantienen.

Las convenciones colectivas de trabajo eran 200 en el año 2002 y ahora son aproximadamente 1.500”. Con esta frase el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, respondió a los sindicatos que, ante los últimos aumentos de precios convalidados en el acuerdo Precios Cuidados, comenzaron a hablar de la posibilidad de que las paritarias se realicen cada tres o seis meses.

Siguiendo con la tradición del gobierno nacional de cerrar acuerdos a largo plazo, el año pasado 20 gremios cerraron sus acuerdos de 2013 por 18 meses. Por eso, este año el Ejecutivo ya anunció que no homologaría convenios que tengan plazos menores a un año.

Las convenciones colectivas son negociaciones entre los representantes de los trabajadores sindicalizados y de los empleadores, en las que también interviene el gobierno nacional, representado por el Ministerio de Trabajo, a través de su aprobación u homologación de acuerdo con la ley vigente.

El dato anual de 2013 aún no fue publicado por la cartera laboral, pero el acumulado de los primeros nueve meses da un resultado de 882 convenciones. Este número incluye la suma de los convenios (que implican una negociación del conjunto de las condiciones laborales de los trabajadores) y los acuerdos (reformulaciones parciales de un convenio, como el aumento salarial), que son la mayoría en el total, según un estudio de los investigadores Luis Campos, Marcela Sacavini y Mariana González difundido por el Instituto Argentino para el Desarrollo Económico (IADE).

Si se consideran los datos de 2012, publicados por el Ministerio de Trabajo, en el último trimestre suelen acumularse una cantidad importante de homologaciones. Ese año, por ejemplo, el 33% de los convenios colectivos se homologaron en el cuarto trimestre, por lo que es probable que en 2013 se llegue a la cifra mencionada por Capitanich.

De todas maneras, entre 2002 y 2012, las convenciones colectivas aumentaron de 208 a 1.427 convenciones. En 2010 la tendencia llegó a su techo con 1.620 convenciones, y a partir de ese año disminuyó, aunque en forma reducida.

Evolución de los acuerdos y convenios colectivos homologados. Período 1991-2012.

David Trajtemberg, consultor en la Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo y docente de la Universidad de La Matanza, señaló que uno de los factores que explicó el crecimiento de la negociación colectiva fue “la sanción de la Ley de Ordenamiento Laboral en 2004”, que generó que el Ministerio otorgara prioridad a la negociación por rama o sector de actividad sobre la negociación por empresa.

A esto se sumó la decisión de incorporar los aumentos del salario mínimo -establecidos por decreto entre julio de 2003 y mediados de 2005- a los salarios básicos de convenio, y la convocatoria al Consejo del Salario Mínimo, que promovió la participación de distintos actores en las discusiones salariales.

El economista agregó, respecto de la merma en los últimos años, precisamente a partir de 2010, que “se ve una baja en la cantidad de convenios pero que no afecta la cobertura de trabajadores beneficiados por esas negociaciones”. De acuerdo con datos del Ministerio, los trabajadores asalariados del sector privado comprendidos en estos regímenes oscila entre los 4,8 y 5 millones desde ese año.

El Ministerio de Trabajo explica, entre otras razones, que la caída se debe “probablemente” a que los sindicatos “estén cerrando los acuerdos retrasando la solicitud de homologación o reduciendo la frecuencia de la negociación al privilegiar la demanda de incremento salarial sobre otras cuestiones que hacen a la negociación”.

Por su parte, el Observatorio de la Deuda Social de la CTA opositora relaciona la caída de las convenciones con la conflictividad laboral por sector de actividad. “Los conflictos por actividad estuvieron asociados a la dificultad de cerrar paritarias y a condiciones de trabajo”, afirman Horacio Meguira y Javier Izaguirre en un informe, y agregan que en 2013 “fue significativa la conflictividad laboral que llevaron adelante los trabajadores del transporte, representando un 56% del total”.

Si se miran las cifras de toda la década del 90, el número nunca superó las 220 convenciones colectivas anuales, que llegaron a cubrir como techo a 3,4 millones de trabajadores en 1998, según los datos oficiales.

El bajo nivel de negociaciones anuales registrado durante la década de 1990 se explica, parcialmente, por la renuencia de los sindicatos a negociar en condiciones desventajosas, derivadas del contexto de flexibilización laboral, lo que los llevó a preferir conservar las cláusulas de los convenios colectivos negociados en otras épocas y que, por el efecto de la ultraactividad (es decir, cláusulas que se mantienen en el tiempo aún después de vencer el acuerdo) se mantenían vigentes”, describe un documento publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este mismo organismo indica cuáles son las cuentas pendientes actuales para consolidar la negociación colectiva. Señala, como principal obstáculo, que “todavía subsiste una masa importante de trabajadores no registrados que no son alcanzados por las normas acordadas entre empresarios y sindicatos”. Y explica que esta realidad “debilita la capacidad de los sindicatos con altos porcentajes de trabajadores en negro para negociar mejoras salariales”.

Hoy, la tasa de trabajo no registrado es del 34,6% en la Argentina, y en los últimos cinco años se redujo sólo dos puntos porcentuales.

donantes

1 Respuesta

  1. Lucas Contreras dice:

    Periodistas de Chequeado: Hay que alertar sobre la desaparición de artículos oficiales del Ministerio de Economía. Estoy realizando un trabajo académico y consultando este artículo y me encuentro con páginas offline en el 80% de los casos. Necesitamos acceso sin límites a la información pública de todas las gestiones de gobierno.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *