Clarín y Tiempo dan cátedra sobre cómo manipular cifras

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

ENGAÑOSOLos dos medios fuerzan los números para acentuar su apoyo o su oposición a la marcha de la economía.Además...>La estadística del carnicero

“La inflación frena el crecimiento del consumo en súper y shoppings” es el titular de una de las notas de tapa de Clarín del 31 de agosto, cuya bajada destaca que, según un relevamiento del Indec, “en julio se notó una ligera disminución de 2,2% en las ventas de los supermercados y de 4,4% de los shoppings”. Por su parte, Tiempo Argentino publicó un extenso artículo con el título “Las ventas en súper, un 30% arriba”. ¿Quién dice la verdad? Los dos y ninguno. Ambos diarios se basan en los resultados de la misma estadística, pero la utilizan parcialmente, publicando algunos datos y ocultando otros, dependiendo de que beneficien o perjudiquen  al Gobierno.

El martes 30 de agosto, el INDEC publicó los resultados para el mes de julio de su Encuesta de Supermercados, que releva las ventas de 66 grandes bocas de distribución ubicadas en todo el territorio nacional. El estudio arrojó una disminución en las ventas del 2,2%, medida en pesos constantes  -es decir, descontando el efecto de la inflación- con respecto al mes anterior. La nota de Clarín toma ese dato para hacer eje en la caída del consumo pero ni siquiera menciona otro indicador que relativizaría el panorama poco optimista que plantea la nota: la variación interanual de las ventas. Y es que, tal como menciona el informe oficial y citan otros diarios, si se compara las ventas de julio de 2010 con los del mismo mes del año anterior se verifica un aumento del 12,6% (también medido en pesos constantes).

La omisión llama la atención, porque lo usual en este tipo de notas es citar tanto la evolución mensual como la interanual. Y no se explica, si no es en función de reforzar el panorama sombrío que describe la nota. En el artículo también se incluyen las opiniones de diversos economistas, que vinculan el amesetamiento del consumo con los efectos de la inflación. El consultor Orlando Ferreres, por ejemplo, opina: “El incremento de precios de alimentos, bebidas y artículos de limpieza ronda el 29% anual, de modo que se están comiendo los aumentos salariales”.

Tiempo Argentino hizo exactamente lo mismo, pero en sentido inverso. Para decir que aumentó un 30% las ventas eligió publicar el dato de la comparación interanual, pero tomada en pesos corrientes; es decir, sin descontar los efectos de la inflación. Si bien la nota aclara este punto, no menciona la cifra concreta del aumento en pesos constantes (12,6%), que es menos de la mitad del que figura en su título. Al contrario que Clarín, el artículo muestra un panorama muy optimista con respecto a la evolución del consumo, y para reforzar la idea cita las declaraciones del dueño de uno de los principales supermercados locales, Alfredo Coto: “El consumo está muy bien. El volumen de ventas crece, aunque estamos ganando cada vez menos.  Hay una competencia atroz entre las cadenas, que nos estamos peleando por el cliente, con lo cual nuestras ganancias se achican”.

La Nación y Página/12 se mostraron más medidos en el tratamiento de la noticia y respetuosos en el tratamiento de los datos. El primero le dedicó sólo un recuadro al tema, titulado “Reactivación en las góndolas”, que menciona el dato de la variación interanual a pesos constantes. El segundo también le dedica un recuadro de pocas líneas con el encabezado de “Ventas en los súper”, en el cual se menciona tanto la variación mensual como la interanual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>