Min. de Educación y Deportes de la Nación Crédito: Min. de Educación y Deportes de la Nación

Engañoso

Esteban Bullrich: “Hay un aumento en el presupuesto educativo, sanción contra sanción, del 50%”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El Ministro comparó los presupuestos del viejo Ministerio de Educación con el nuevo Ministerio de Educación y Deportes, que incorporó más áreas. Si se analiza la función Educación, la suba está por debajo de la inflación interanual.

El ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich, defendió el proyecto de presupuesto 2017 en su presentación ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados y sostuvo que su aprobación generaría “un aumento en el presupuesto educativo, sanción contra sanción, del 50%”.

Al ver la evolución de los presupuestos sancionados a los que hizo referencia Bullrich, el aumento entre 2016 y 2017 para el Ministerio efectivamente alcanza el 58%, pasando de casi $83 mil millones a $131 mil millones.

Pero para medir la capacidad de compra de estos fondos debería compararse este aumento con una inflación que, según los últimos datos de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, alcanzó el 43,1% entre septiembre de 2015 y el mismo mes de 2016. Por lo tanto, en términos reales el presupuesto sancionado crecería bastante menos: aproximadamente un 15 por ciento.

Como se ve en este informe del Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Nación, el proyecto de presupuesto 2017 prevé un aumento total de gastos del 22% respecto a los que efectivamente se usaron en 2016. Por su parte, los fondos destinados al Ministerio de Educación y Deportes llegarían a $131 mil millones y aumentarían un 27% comparados con los casi $103 mil millones gastados en 2016 (que incluyen los fondos presupuestados además de las distintas reasignaciones presupuestarias dispuestas durante este año).

Sin embargo, tras las modificaciones del organigrama estatal realizadas en diciembre último, el Ministerio de Educación incorporó el área de Deportes, por lo que al comparar entre los presupuestos de 2016 y 2017 se estaría equiparando dos estructuras ministeriales distintas.

Un análisis del diputado del Frente para la Victoria (FpV) Adrián Grana sostiene que al analizar los $130 mil millones presupuestados para el Ministerio de Educación y Deportes en 2017, $1.400 millones corresponden a la Secretaría de Deportes, Educación Física y Recreación, $7.200 millones al Plan Nacional de Educación Digital (que incluye el programa Conectar Igualdad, que previamente implementaba la ANSES, y el programa Primaria Digital) y $5.600 millones a la construcción de 221 jardines de infantes, facultad que el Poder Ejecutivo Nacional delegó en el Ministerio de Educación y Deportes a mediados de 2016.

Si bien la construcción de los jardines de infantes corresponde a un nuevo plan del Gobierno que se basa en la universalización de la sala de tres años, definitivamente hay gastos como los de la ex Secretaría de Deportes y los del programa Conectar Igualdad (no se puede determinar cuántos fondos del Plan Nacional de Educación Digital corresponden a cada programa, pero en 2016 la ANSES destinó para el Conectar Igualdad más de $3 mil millones) que no se tenían en el presupuesto del Ministerio de Educación de 2016. Por esto, no corresponde compararlos sin más.

En el caso particular del Plan Conectar Igualdad, desde el sector de Prensa del Ministerio de Educación y Deportes explicaron a Chequeado que “siempre fue financiado por el Tesoro Nacional” y que “la ANSES administraba la partida presupuestaria correspondiente, la cual a partir del 2017 sería administrada por el Ministerio de Educación”.

Rafael Flores, presidente de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), explicó a Chequeado que “es muy compleja la comparación de un año a otro porque hay modificaciones en el organigrama que distorsionan los análisis y dificultan el seguimiento”.

Por esto mismo, Flores sostuvo que para realizar estas comparaciones se debe usar la clasificación por finalidad y función, “que permite identificar a qué política pública aporta un programa presupuestario, más allá de en qué ministerio esté”.

Al analizar con este criterio el presupuesto sancionado de 2016 y el proyecto de 2017, la función Educación y Cultura pasa de $123 mil millones a $160 mil millones, un aumento de aproximadamente 30%, suba menor que la inflación interanual calculada para septiembre por la Ciudad de Buenos Aires (43,1%).

El aumento del 30% ya se encuentra por debajo de la inflación de los primeros nueve meses de 2016, número que la Dirección General de Estadística y Censos porteña calcula en 32,8 por ciento.

donantes

10 Respuestas

  1. Maxi dice:

    No es engañoso, es falso. El poder adquisitivo es fundamental.

    • Mauro A. dice:

      Claro. Falso. Al Ministerio nuevo, restale lo que se gastó en las otras cosas, te queda educación. Si no aumenta el 50% , sino que se contrae el 10, no se donde esta el engaño, es clara la mentira

  2. Ndaharley dice:

    Es recontra falso!!! Sumaron 3 areas nuevas y comparan sin sumar los 3 presupuestos anteriores…
    Chequeado… se nota mucho, dejense de jorobar!!

  3. Diego dice:

    Es FALSO, amiguitus

  4. dgarione dice:

    ¿Resulta que ahora se le da importancia a los índices de inflación?
    Perfecto. Pero tomar los valores interanuales es una trampa. Si se hace eso mismo, entonces deben ser tomados en cuenta los indices porcentuales de las paritarias del sector de la misma forma, a la par de los índices de precios. De otra manera se cae en la falacia y en índices inexactos.

  5. dgarione dice:

    “…El aumento del 30% ya se encuentra por debajo de la inflación de los primeros nueve meses de 2016, número que la Dirección General de Estadística y Censos porteña calcula en 32,8 por ciento.” ¿Podrían citar la fuente con más precisión? Gracias. Porque hasta ahora los pindices mostraban una inflación levemente inferior al 30%.

  6. Los invitamos a conocer nuestra página en Facebook, la semana pasada publicamos un informe sobre este tema que coincide en el análisis.
    observatorio.unipe.edu.ar

  7. JuanM dice:

    En mi opinión es un error reducir todo el análisis del presupuesto en términos de cantidad de dinero. Lo importante es saber en qué se gasta ese dinero, mas aún si las estructuras de los ministerios fueron modificadas existiendo la posibilidad de optimizar recursos.
    De todas formas entiendo que es necesario ser crítico con la política educativa y el índice de inflación es un parámetro para medir si el estado invierte o no montos similares en esta área respecto del año pasado, aunque es importante considerar que es un índice de referencia solamente y el “poder adquisitivo” de ese presupuesto no necesariamente está atado al 100% a él. La inflación como término genérico no afecta a todas las áreas de la economía por igual y no todos los precios se modifican por igual.

  8. Seba dice:

    Además de los comentarios anteriores en los que coincido que debería ser considerado falso el aumento, luego hay que ver la ejecución del presupuesto durante 2017. El PRO se caracterizó siempre por subejecutar presupuestos

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *