Crédito: Prensa Kicillof

Verdadero

Kicillof: “Pasó en 2016 que el consumo cayó un 10%”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Según los últimos datos oficiales, en noviembre de 2016 las ventas una vez descontada la inflación tuvieron un descenso como el señalado por el diputado y el ministro de Economía kirchnerista. Se debe, entre otras razones, a la pérdida del poder adquisitivo.

El diputado nacional por el Frente para la Victoria, Axel Kicillof, sostuvo en un acto realizado en la ciudad de Mar del Plata que, “como pasó este año, que cae el consumo 10% y no es solo un dato macroeconómico a tener en cuenta, cuando cae el consumo popular, empieza el hambre, aumenta la pobreza”. De esta manera el ex ministro de Economía de la Nación se refirió a la evolución del consumo en 2016, según pudo confirmar Chequeado.

El INDEC publica datos de consumo divididos por el lugar en donde se realiza la compra, ya sea un supermercado o un shopping, aunque releva los montos de las ventas sin tener en cuenta el aumento de precios. Por esto, las ventas de los supermercados en noviembre de 2016, último dato disponible, son un 26,5% más altas que en el mismo mes del año anterior.

Al descontar el impacto de la inflación, en noviembre de 2016 el consumo en todo el país fue 12,4% menor al del mismo mes de 2015, antes de la asunción de Mauricio Macri. No existe un cálculo oficial del INDEC para todo el año, ya que luego de la revisión de sus cifras el instituto recién volvió a medir la inflación a partir de mayo, por eso se utilizó para los primeros cinco meses el promedio de las direcciones de estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y San Luis.

La caída real en los shoppings, que el INDEC mide solo para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), fue más acentuada, con una pérdida de 19,5 por ciento.

Para realizar el estudio, el instituto oficial releva 68 empresas seleccionadas con 2.057 bocas de expendio. Consultado por Chequeado, Kicillof dijo haber utilizado estos datos “al considerarlos más rigurosos” que otros de empresas privadas, y porque son más abarcativos.

Si en lugar de observar qué pasó sólo en noviembre se observa qué sucedió en todo el primer año de gestión de Macri, la caída real en el rubro “supermercados” es menor (9,5%), aunque aún en sintonía con los dichos del ex ministro. Dentro del total, los rubros más afectados fueron los “productos electrónicos y artículos para el hogar” (-14,8%), mientras que los “alimentos y bebidas” tuvieron ventas por un -4,8% que el último año de la gestión kirchnerista.

“La pérdida del poder adquisitivo del consumidor hizo que las personas tuvieran que destinar más proporción de su ingreso a bienes de mayor necesidad que a bienes durables”, explicó Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, quien además consideró que “el consumidor estaba sobreestockeado en productos electrónicos”.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), por su parte, calculó una reducción del consumo en noviembre del 8,5% en comparación con el mismo mes de 2015, y del 7% para todo 2016, un año “marcado por una demanda muy débil y un consumidor con muchas restricciones para gastar, por la pérdida de poder adquisitivo que generó la inflación y la destrucción de empleo”.

A su vez, agregaron, “en aquellos segmentos de mejor situación de ingresos, hubo mucho desvío hacia mercados como Chile, Paraguay, Brasil o Miami, que ofrecían mejores precios”. El estudio de la CAME tiene en cuenta las unidades vendidas en lugar de los montos, y se realiza en 1.500 comercios pequeños y medianos del país, localizados en calles y avenidas comerciales.

Di Pace detalló que la diferencia con el INDEC se debe a que este organismo hace hincapié en hipermercados y supermercados, mientras que CAME toma mercados de menor superficie. “El consumidor optó por este tipo de negocios, por lo que la caída en hipermercados fue más acentuada, y las grandes cadenas trataron, sin éxito, de revertirlo con promociones y descuentos para atraer demanda”, amplió.

El consumo cayó porque el proceso inflacionario fue mayor al incremento de salarios, además de la destrucción de puestos de trabajo”, señaló a Chequeado Mariano Kestelboim, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad de Buenos Aires (UBA). “La inflación afectó de forma más intensa a los estratos de menores ingresos, porque aumentó fundamentalmente la canasta de alimentos y servicios básicos, como energía o agua”, concluyó.

donantes

6 Respuestas

  1. No creo que Cambiemos puede cambiar, cuando hay una elite de empresario corsario, que hace todo lo posible que el consumo siga en baja.

    Recuerdo que a Perón con todo el poder que tenía los empresarios, le hicieron bolsa su Plan Quinquenal.
    Lo vuestro es una excelente postal del quehacer cotidiano

  2. carlos dice:

    Bien. Aqui Chequeado, no le busca la quinta pata al gato buscándole falacias al capacísimo kiciloff. Raro, Veremos si sus anunciantes, esponsors o banca siguen enviando subsidios….

  3. ramon dice:

    axel presidente nada mas

  4. ame dice:

    si, si! fregá bien los calzoncillos cuando estes sopre Kichi!

  5. alberb1 dice:

    Me plvidaba.En cuanto al consumo,busquen la comparacion de consumo en el año 2014 y la del 2016 generada por Came y van a ver que no hubo tanta diferencia.Y tomemos en cuenta que este genio de kicillof le dejo al gobierno siguiente una devaluacion en puerta de un 60%.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *