Verdadero

La Nación: “La Argentina tiene hoy la mayor presión tributaria de su historia”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La carga impositiva en nuestro país aumentó considerablemente en la última década y es la más alta desde 1970. La Argentina se ubica segunda en la región y por debajo de los porcentajes de los países de la OCDE, pero sin niveles de prestación de servicios equiparables.

La Argentina tiene hoy la mayor presión tributaria de su historia”, tituló el diario La Nación en una nota publicada el martes último. Los datos disponibles muestran que la afirmación es cierta: la carga impositiva en nuestro país aumentó considerablemente en la última década y es la más alta desde 1970.

La presión impositiva se define como la parte del Producto Bruto Interno (PBI) que recibe el Estado a través de los impuestos. Y la evolución de este indicador desde 1990, utilizando el PBI base 2004, muestra que la carga tributaria de 2013 (31,2%) fue la más alta de toda la serie, de acuerdo con un informe publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en base a datos del Ministerio de Economía de la Nación y la AFIP.

Si se mira la serie teniendo en cuenta el PBI calculado en base al año 1993 (ver datos), los porcentajes son mayores a los publicados en el informe de los organismos internacionales, pero también muestran que la presión impositiva de 2012 -último año con datos oficiales calculados con esta metodología- es la mayor desde la década del 70.

De acuerdo con las cifras oficiales, la frase de La Nación es VERDADERA. Pero el tema plantea varias aristas que vale la pena mencionar:

• En 2004, un año después de la asunción de Néstor Kirchner como Presidente, la carga tributaria total (que incluye a los impuestos nacionales y a los provinciales) representaba el 22% del PBI. Desde ese momento, el indicador subió año tras año, hasta llegar al 31,2% del PBI en 2013. Eso implica una suba cercana a los diez puntos respecto del inicio del kirchnerismo, que no se había registrado nunca en las últimas décadas en el país.

Este último porcentaje (31,2%) ubica a la Argentina como el segundo país con mayor presión tributaria de la región, sólo por detrás de Brasil, que en 2013 registró un porcentaje de 35,7% de su PBI, pero muy por encima del promedio de América Latina (21,3% del PBI) -ver datos-.

• La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, afirmó en un discurso pronunciado el 12 de marzo que “la Argentina está, en materia de presión tributaria, por debajo del nivel promedio de los países desarrollados, de esos (en los) que todos quieren vivir, como en Dinamarca”. Efectivamente, la carga impositiva promedio en los países de la OCDE y en Dinamarca fue de 34,1% y de 48,6% en 2013, respectivamente. Si bien la Argentina se ubica por debajo de esos porcentajes, la prestación de servicios públicos es muy inferior a la que presentan los países desarrollados.

“La presión impositiva es sentida por la población como alta o baja dependiendo de lo que el Estado leda a cambio -explicó a Chequeado Juan Valerdi, profesor de Macroeconomía de la Universidad Nacional de La Plata y ex asesor de la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont-. Si los mismos sectores sociales que soportan esa presión, como la clase media, no reciben un servicio de salud y de una educación pública de calidad, lo más probable es que los ciudadanos deban contratar medicina prepaga y colegio privado, y sientan la carga impositiva como excesiva. En muchos países desarrollados, como Canadá, la presión impositiva es similar a la argentina, pero la población de todo nivel prácticamente no consume salud y educación que no sean las públicas y gratuitas estatales”.

Al analizar la composición de los impuestos que pagan los argentinos, las estadísticas oficiales muestran que el impuesto que más dinero aporta a las arcas del Estado nacional sigue siendo el Impuesto al Valor Agregado (IVA), un tributo regresivo, ya que se cobra a todos por igual sin tener en cuenta sus ingresos. Entre 2003 y 2012, pasó de representar el 5,5% del PBI al 8,8 por ciento.

Otro tributo que incrementó considerablemente su importancia fue el Impuesto a las Ganancias. En 2003 representaba 3,9% del PBI y en 2012 llegó a 6,4 por ciento. “Se ha transformado en un impuesto distorsivo. Por el lado de las personas físicas, el mínimo no imponible ha quedado desactualizado. En el caso de las empresas, no se les permite contemplar los efectos de la inflación, es decir que se paga impuesto sobre Ganancias nominales”, señaló César Litvin, presidente del Instituto Tributario Argentino en este chequeo.

Estos aumentos se dieron, sin embargo, sin reformas que modificaran el sistema tributario para hacerlo más progresivo y equitativo. “La recaudación aumentó porque el cumplimiento tributario es procíclico: en períodos de bonanza económica, la gente y las empresas tiende a cumplir más con sus impuestos. Además, la baja en el nivel de desempleo y la disposición de herramientas tecnológicas han hecho más fácil para la AFIP controlar para detectar la evasión”, observó Valerdi. Así, desde 2003 la recaudación nominal creció más que el PBI nominal.

Darío Rossignolo, profesor de Finanzas Públicas en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y consultor especializado en tributación y políticas fiscales, coincidió al hablar con este medio en que no hubo cambios de relevancia en la estructura impositiva, y que la recaudación se incrementó en forma “pasiva” durante el kirchnerismo.

Esto se explica, según concluyó el especialista, “por los aumentos del nivel de actividad, aumentos de precios, aumentos de salarios, incremento en la formalización de trabajadores, aumento de precios internacionales de commodities, pero también por la falta de actualización inmediata por inflación de los mínimos no imponibles y escalas de impuestos directos, y ajuste de inflación de balances de sociedades”.

donantes

25 Respuestas

  1. pablo dice:

    Muy bien explicado.

  2. xy dice:

    ¿la historia argentina comienza en 1970? si no tienen datos previos a esa fecha deberían aclararlo.

  3. andres dice:

    Falta comparar el crecimiento internacional y las prestaciones directas del estado.

    • Martin Casatti dice:

      Exacto. Esto hay que ponerlo en contexto. No olvidemos que tenemos a cambio una educación excelente, una salud excelente, una seguridad excelente, energía, combustibles, y todos esos beneficios.

  4. crazyfrogo dice:

    Para colmo igualmente tenemos deficit fiscal, este gobierno es una verguenza

  5. axel arg dice:

    Chocolate por la noticia. No es ninguna novedad que la calidad d los servicios en los países desarrollados es mejor que en la argentina, en parte, eso es así, producto de que tienen una presión tributaria mayor. Los incoherentes del diario la nación y compañia, que se la pasan admirando a las naciones desarrolladas, son los mismos que llorisquean por la presión de los impuestos, de hecho, quieren que seamos dinamarca o suecia, pero a su vez tener una presión tributaria característica de países tercer mundistas. Son los mismos que critican el déficit fiscal, pero lo descontextualizan, y no tienen en cuenta que ese famoso viento de cola, que tanto benefició a la argentina durante el gobierno de kirchner, desde hace 7 años y medio se cae a pedazos, a raiz de la crisis financiera mundial, si no fuera por el estado, que promueve medidas para incentivar el consumo interno, tendríamos una situación social similar a la d los 90, con alto desempleo, y con jubilados y maestros haciendo marchas para que les aumenten el salario y jubilaciones. Por otra parte, es una lectura demasiado parcial sostener que la gente prefiere tener prepagas, y mandar a los chicos a escuelas privadas, porque lo que le provee el estado es deficiente. Nos guste o no, a mucha gente, el paradigma neoliberal les comió la cabeza, por eso creen que gralmente lo privado es mejor que lo público, cuando en realidad, es algo absolutamente relativo, conocí distintos casos d escuelas privadas, en donde si se paga religiósamente, los chicos pasan d año con mayor facilidad, por lo cual, a mi criterio creo que no se puede generalizar de esa manera, y pretender sostener que la mayoría de las veces, lo privado es mejor que lo público. Por último, la comparación con canadá, me parece por demás ignorante, hay que tener más responsabilidad a la hora de comparar. La historia d canadá, no tiene nada que ver con lo que pasó en este país en los últimos 40 años, ellos no tuvieron que volver a empezar cada 10 años como nosotros.

    • Daniel Alejandro Arturi dice:

      Impuestos del primer mundo, servicios del tercer mundo. ¿Cómo equilibrar las cosas? ¿Se hace un uso eficiente de los recursos? ¿Se controla en qué y cómo se gasta? ¿La corrupción y el clientelismo no se llevan dineros que pueden destinarse a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos? ¿Podemos salir un rato del fanatismo y comenzar a pensar en serio qué nos ocurre?

  6. lucianiy dice:

    Axel.
    Se nota que no pisaste nunca un hospital publico. Date una vuelta por el CBC y vas a ver la diferencia que hay entre un alumno salido de un colegio privado y otro estatal.
    Defender lo indefendible….

  7. axel arg dice:

    LUCIANIY: La verdad que no sabia que defender al estado, es defender lo indefendible. Simplemente me limité a decir que es absolutamente relativo sostener que lo privado es siempre mejor que lo público, si vos preferís tener la mirada corta característica de mucha gente, allá vos, en lo que a mí respecta, me parece de una gran irresponsabilidad generalizar de esa manera, sobre todo, después de la experiencia vivida en todos estos años que llevo estudiando la docencia, en una institución estatal. Por otra parte, no te olvides que tanto la salud como la educación están descentralizadas.

  8. juan dice:

    Es absolutamente imposible tener los mismos servicios públicos que Canadá teniendo menos presión tributaria y, fundamentalmente, menos PBI per cápita. Por poner un ejemplo, los sueldos de los médicos efectivamente son más bajos acá, pero un tomográfo cuesta lo mismo acá ó en el primer mundo. Habiendo menos PBI per cápita a valores nominales y menos presión impositiva, cómo querría alguien que Argentina pueda comprar la misma cantidad de tomógrafos que Canadá?

    Respecto a la salud, un empleado en blanco tiene una obra social que no depende del Estado. Si la idea es compararla con una prepaga de primer nivel, también es necesario comparar cuánto dinero ingresa a una obra social per cápita comparado con una prepaga de primer nivel. Y respecto a la educación, tendrían que hacer un chequeado sobre cuánta diferencia de calidad hay, si la hay, entre escuelas públicas y privadas.

    Creo que en este tema hay mucho de percepción de realidad en vez de realidad. Lo que está en la agenda política es reducir los impuestos más progresivos en vez del más regresivo (el IVA) y se mantiene la idea equivocada de que tenemos impuestos de Suecia y servicios de África.

  9. Valeria dice:

    Como habia comentado tambien habria que incluir la variable de la economía informal…
    por un lado tenemos una presion tributaria mayor al 30%, comparable con la de los paises desarrollados
    por otro lado las fuentes de ingresos del estado que segun estos informes checkeados es inferior al 60% – y en pleno proceso de reestatizacion (afjps, aerolineas, ypf, etc)
    sostenemos tambien con esas mismas arcas a los que no pagan impuestos y van a los hospitales publicos, educacion publica, seguridad… con todos los nuevos policias bonaerenses y metropolitano
    digo como para no perder una perspectiva mas global de la compleja realidad en la que vivimos
    la corte dice que un tributo menor al 33% no es confiscatorio

  10. Gabriel dice:

    Presión impositiva agobiante, déficit fiscal récord, dólar atrasado, salarios bajos, servicios de decima. Parece mentira, peo los K lo han logrado

  11. Gabriel dice:

    Perdón, peo olvidé inflación e inseguridad récord también. Un “modelo” raro. Lo raro es q haya gente que lo defienda

    • axel arg dice:

      GABRIEL: Puede que te resulte rara que haya gente defendiendo este modelo, lo que a mí no me resulta para nada extraño, es leer las opiniones de personas como vos, que tienen una mirada tan corta acerca de temas que son realmente muy complejos, de hecho, lo único que te faltó decir, es que es una década perdida. En otro comentario mio, que está más arriba, hablo sobre casi todos esos temas que supuestamente a vos tanto te preocupan, pero con una mirada mucho más amplia.

  12. jorge dice:

    No dicen nada de los subsidios al transporte, la luz,el gas….que no paga la llamada clase media y que cuando se dio la oportunidad q renuncien no se anotó casi nadie

    • Martin Casatti dice:

      …que “no” paga la llamada clase media… ? No sea pavo m’hijo. Pidale a chequeado que verifique a qué clase social corresponden los mayores contribuyentes a esa carga impositiva que hacen mensión.

  13. Gabriel dice:

    Estimado Axel. Se ve q tenes mucho tiempo para escribir. Tus argumentos son totalmente falaces. El tema del artículo es que tenemos presión impositiva récord con cero prestaciones. Es decir impuestos como Dinamarca con servicios de Argentina. Entiendo que haya gente que defienda este “modelo” por asi llamarlo. Cualquiera tiene libertad para defender lo indefendible. Pero no cuentes conmigo.

  14. axel arg dice:

    GABRIEL: Una de las mayores torpezas que cometen algunos detractores del kirchnerismo, es la de invalidar todo lo hecho, en vez de hacer una crítica seria sobre las falencias del gobierno. No voy a entrar en la competencia para ver cual de los dos dice la chicana más ingeniosa, solo me voy a limitar a hablar de hechos objetivos. Pretender sostener que en la argentina hay cero prestaciones, como lo expresas vos en tu comentario, es vivir dentro de un termo, si bien no ignoro los altos niveles d precariedad laboral, los cuales se matienen estancados en un 33% desde 2008 aprox. , lo cual marca uno de las serias falencias del gobierno, seria demasiado necio minimizar, que aun a pesar de todo lo que falta, hubo una mejora sustancial del tejido social.Te recomiendo que busques en google, el perfil migratorio de la argentina de 2012, y vas a poder ver cual fue el comportamiento migratorio no solo de toda la historia argentina, sino tmb las consecuencias sociales, de las políticas aplicadas de los últimos 12 años. Si no te conforman mis argumentos, decime entonces que debiera haber hecho el gobierno, o que debería hacer según tu criterio, para mantener los niveles de empleo, o para que se pierdan los menos posibles, en un contexto mundial como el actual, que en términos grales no es nada favorable. Siempre y cuando te interese que se mantengan los puestos de trabajo.

  15. axel arg dice:

    GABRIEL: Por otra parte, lee de vuelta el artículo, y vas a ver que la presión tirbutaria de la argentina es inferior a la de los países miembros de la ocde, y muy por debajo que la de dinamarca.
    En ves de rasgarse las vestiduras por la presión tributaria, seria bueno recordar que anterior al gobierno de c. f. k., no existian ni la a. u. h., ni la asignación por embarazo, ni el plan progresar, y la inclusión jubilatoria era muy inferior a lo que es actualmente, esto por solo mencionar algunos datos. De todos modos, eso no significa que no haya todavía personas viviendo en condiciones pésimas, o que no se encuentren en una situación de grave precarización laboral, d hecho, ya sabés lo que opino sobre el tema, pero a la hora de analizar la realidad, no hay que ver solo lo que le conviene a uno, no es serio, para eso, no cuentes con migo.

  16. Gabriel dice:

    Cuanto pagas de ganacias por mes? Cuanto pagabas en los 90?. Yo nada en los 90 y un 30% de mis ingresos ahora. Uno se mis sueldos se los lleva el estado. ¿Por que no es progresivo y no actualizan ganancias, como dice la ley? Tenes idea de como deberia funcionar el impuesto a las ganacias y del desastre que hicieron con eso? La escala va de 35% a infinito. ES LA MISMA DE MACHINEA!!! Vos defendes eso?

  17. axel arg dice:

    GABRIEL: Por lo menos en este comentario veo argumentos y no frases huecas.
    Entiendo tu reclamo sobre el impuesto a las ganancias, y comparto que habria que hacer ciertas modificaciones para hacerlo más progresivo.
    Pero también es cierto que el piso desde el cual se empieza a cobrar ganancias, es el más alto de américa del sur, además, todas esas naciones que tanta admiración despiertan por su elevado nivel de vida, (unión europea) empiezan desde un nivel muy inferior que acá.
    De todos modos, aún comenzando a tributar ganancias desde un piso muy alto, se pudo lograr que este país sea mucho menos injusto que en los 90. Comprendo tu enojo por tributar ganancias, pero si tanto te procupa la realidad social, a mi criterio creo que no se puede ni ignorar ni minimizar los logros sociales de estos años, como los que señalé en mi comentario anterior. Aún así, hace falta una reforma tributaria integral, en donde verdaderamente, el que más tiene más pague, en vez de continuar con los parches que se hicieron hasta ahora. Además, habría que reveer como bajar el iva también.
    Por útimo, en lo que a mí respecta, no tengo que pagar ganancias, porque cobro muy pero muy por debajo para empezar a tributar dicho impuesto.

  18. juan dice:

    Si se toma en cuenta que hay mucha gente que no paga nada. La presion
    impositiva sobre los que pagan es muy superior a la de un pais desarrollado.
    Pagamos como un paìs del 1er mundo,con una productividad de uno
    del tercero.

  19. Eugenio dice:

    Con honrosas excepciones los comentarios son espantosos.
    Deben explicar qué se entiende por PRESION TRIBUTARIA medirla como porcentaje del PIB es un absurdo…

  20. Ariel dice:

    Y los impuestos provinciales y municipales están contemplados?.He leído e diversos medios, economistas, Que la presión fiscal es de 42% si se contemplan los 96 impuestos que existen a todo nivel.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *