Imagen: Min. de Seguridad de la Ciudad.

Insostenible

Larreta: “En la Villa 31 la tasa de homicidios era ocho veces más grande que el promedio de la Ciudad. Se hizo este operativo antinarco (…) y bajó así la cantidad de homicidios”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La comparación de la cantidad de homicidios en distintas zonas de la Ciudad es correcta, pero no hay datos disponibles que muestren que estos se redujeron después de la intervención policial que hubo este año.

“En la Villa 31 la tasa de homicidios era ocho veces más grande que en el promedio de la Ciudad. Se hizo este operativo antinarco, se sacaron a los cabecillas, los lugares en donde más se vendía, y bajó así la cantidad de homicidios”, aseguró el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, en el programa “Desayuno Americano”.

De acuerdo con los últimos datos disponibles, la tasa de homicidios dolosos (es decir, aquellos que se cometen con intención) en los barrios más pobres de la Ciudad es aproximadamente ocho veces más alta que en otras zonas urbanizadas. Pero, hasta el momento, no hay registros públicos que prueben una caída después del último operativo policial en el lugar.

Consultado por Chequeado, el equipo de Prensa de Rodríguez Larreta sólo contestó cuál era la fuente de la brecha en la tasa de homicidios que existe en la Ciudad, pero no respondió sobre la relación entre el “operativo antinarco” y la baja en la cantidad de asesinatos que mencionó el Jefe de Gobierno.

En efecto, según el informe sobre homicidios 2014 (último dato disponible) realizado por el Instituto de Investigaciones del Poder Judicial, en los “barrios de emergencia” la tasa de homicidios es de 51,3 cada 100 mil habitantes mientras que la tasa total de la Ciudad es de 6,8 homicidios.

En el caso de la Villa 31, en 2014 se registraron 14 homicidios dolosos por lo que, si se toma en cuenta la población según el Censo 2010 (27.013 habitantes, último dato oficial), la tasa de homicidios por cada 100 mil personas es 51,8; 7,6 veces más que en el total de la Ciudad. Por lo tanto, este dato coincide con lo mencionado por Larreta.

Cuando el Jefe de Gobierno porteño mencionó un “operativo antinarco” se refirió al programa “Barrios Seguros”, realizado por el Ministerio de Seguridad de la Nación en conjunto con la Ciudad, con el objetivo de “recuperar los asentamientos que están sellados por las bandas delictivas más peligrosas de la Argentina”, sostuvieron desde la cartera nacional en abril último.

Durante el acto de lanzamiento del plan, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, aseguró que “la Ciudad de Buenos Aires tiene 6,7 muertos cada 100 mil habitantes; en la Villa 31 hay 76 cada 100 mil habitantes, y eso es producto de la guerra entre las bandas”. Según esta información, la diferencia entre los homicidios en el asentamiento y en el promedio de la Ciudad sería 11,3 veces más alta.

Aunque no aclaró a qué año ni a qué fuente se refería, el dato para el total de la Ciudad coincide con el que publicó el Ministerio de Seguridad para 2014 que no tiene la información desglosada por Comunas y barrios. En 2015, la tasa de homicidios de la Ciudad descendió a 5,4 según los datos oficiales.

Sin embargo, no hay información disponible para 2016 que demuestre una caída después de los operativos en los que participan la Policía Federal y la Gendarmería. Además, los expertos consultados para esta nota cuestionan la efectividad en el mediano y largo plazo de este tipo de iniciativas.

“Como se pudo observar en el pasado y en otros lugares del mundo, este tipo de políticas de seguridad de saturación producen un efecto inmediato pero no permanente”, destacó a Chequeado Matías Bailone, secretario letrado de la Corte y profesor de Criminología de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Y, además, especificó: “Reducen considerablemente las cifras pero esa mejora tiene una duración de seis a ocho meses y después se regresa a los valores anteriores”.

Con respecto a las políticas que pueden implementar los gobiernos para solucionar esta problemática, Bailone consideró que “las medidas a tomar no tienen que ser solo preventivas sino también sociales. Según pudimos observar, la mayoría de los homicidios son producto de riñas por problemas habitacionales y el porcentaje relacionado con el narcotráfico es menor”.

En tanto, Agustina Baudino, investigadora del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia (ILSED), sostuvo a este medio que “no se puede atribuir los aumentos o disminuciones de estas tasas solamente al accionar de la Policía”, y concluyó que para reducir efectivamente la tasa de homicidios “las intervenciones estatales deberían llevarse a cabo sobre la base de un diagnóstico profundo, ser integrales, multiagenciales, adecuadas a la realidad de cada territorio, y por supuesto sostenidas en el tiempo”.

De acuerdo con su método, Chequeado contactó el jueves último al Ministerio de Seguridad de la Nación con un pedido de información actualizada sobre los homicidios en el asentamiento y los resultados provisorios de Barrios Seguros que esta área implementa. Al momento de la publicación de este chequeo, estos datos no fueron enviados.

donantes

2 Respuestas

  1. Clau P dice:

    No me extraña que sea insostenible. ..si nos mienten siempre. Desde un debate donde no perderíamos nada hasta esto.Desde un colectivo trucho ..Desde actores contratados para actos. INSOSTENIBLE y vergonzosos todos

  2. Alfredo Zurita dice:

    tasa mas alta, no mas grande

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *