Imagen: Arturo Chomyszyn

En proceso, adelantada

Macri: “[Vamos a desarrollar] Centros de Tratamiento Integral de las Adicciones”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El Gobierno de Cambiemos avanzó con lo prometido, tanto en la firma de 45 nuevos convenios con Casas de Atención y Acompañamiento Comunitarios como en la inauguración de tres Dispositivos Integrales de Abordaje Territorial. Además, se ve un fuerte aumento en el presupuesto de la Sedronar.

Durante el debate presidencial previo al balotaje de 2015, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, se refirió a la política contra las adicciones durante su mandato como Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y prometió desarrollar “Centros de Tratamiento Integral de las Adicciones”. “Esto es algo que tenemos que desarrollar en todo el país”, agregó.

El Gobierno de Cambiemos avanzó con lo prometido, tanto en la firma de 45 nuevos convenios con Casas de Atención y Acompañamiento Comunitarios como en la inauguración de tres Dispositivos Integrales de Abordaje Territorial. Además, se ve un fuerte aumento en el presupuesto de la Sedronar.

Desde que Macri asumió a fines de 2015 no se creó ningún centro bajo ese nombre. Sin embargo, desde la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (ex Sedronar) explicaron a Chequeado que estos centros a los que se refirió en la campaña son las Casas de Atención y Acompañamiento Comunitario (CAACs) y los Dispositivos Integrales de Abordaje Territorial (DIATs). Estos últimos son un cambio de denominación que se hizo al unificar este último año las Casas Educativas Terapéuticas (CETs) con los Centros Preventivos Locales de las Adicciones (Ceplas) y los Puntos de Encuentro Comunitario (PECs).

Según explicaron desde la Sedronar a este medio, este año se realizaron convenios con 45 nuevas CAACs de barrios vulnerables. Estas casas de tratamiento terapéuticas son instituciones civiles que reciben subsidios del Estado nacional. A su vez, la Secretaría cuenta con 70 DIATs, de los cuales tres fueron inaugurados este año (inauguración 1, 2 y 3). Los DIATs son establecimientos públicos gratuitos que cuentan con equipos de personal interdisciplinarios y pueden estar a cargo tanto de asociaciones civiles u ONGs como de provincias o municipios.

Los DIATs tienen origen en el programa “Recuperar Inclusión”, que fue lanzado en 2014 durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Este programa tenía prevista la construcción de 150 Ceplas y 60 CETs con una inversión de casi $2 mil millones. Durante los últimos dos años de gobierno de Fernández de Kirchner el programa ejecutó menos de lo planificado: $180 millones en 2014 y $35 millones en 2015.

En 2016 contó con recursos por $67 millones y las obras, según el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quedaron bajo la órbita de la Secretaría de Obras Públicas del Ministerio del Interior de la Nación.

En 2017, a través de la Resolución 150, el Programa Recuperar Inclusión cambió de nombre a Programa de Dispositivos Integrales de Abordaje Territorial. Sin embargo, en el Ministerio de Hacienda de la Nación (para 2016 y 2017) y en el presupuesto 2018 no hay ningún presupuesto asignado específicamente con este nombre

En diciembre de 2016, el Poder Ejecutivo Nacional decretó la emergencia nacional por drogas en la Argentina que regirá hasta 2018. En este contexto, se cambió de nombre y de funciones a la ex Sedronar, que ahora se especializa en la prevención y tratamiento y delegó las políticas de lucha contra el narcotráfico al Ministerio de Seguridad de la Nación.

A pesar de la declaración de la emergencia, existen dos centros DIATs que nunca fueron inaugurados: uno en San Miguel de Tucumán, provincia de Tucumán, y otro en Rosario, Santa Fe. Ambas obras habían comenzado durante el segundo mandato de Fernández de Kirchner luego de la implementación del programa “Recuperar Inclusión”, pero nunca fueron finalizadas.

De todas maneras, al observar los datos presupuestarios, la Sedronar tuvo un aumento significativo en el presupuesto ejecutado: mientras que en 2015 el monto fue de $493 millones, la cifra aumentó a $574 millones en 2016 y a $751 millones en 2017. El Presupuesto 2018, además, tiene previsto un monto de $1.133 millones para la Sedronar, un aumento muy superior a la inflación de 15,7% pronosticada oficialmente y de cerca de 16% que calculan fuentes privadas.

La ley de leyes, además, prevé destinar para el año próximo seis veces más recursos en políticas de tratamiento a drogodependientes ($404 millones) que en políticas de prevención, para las cuales se destinarán $67 millones. Esto marca una continuidad con lo presupuestado en 2017, cuando los fondos asignados al ítem “asistencia a drogodependientes” fueron $290 millones, tres veces y media más que lo destinado a prevención ($80 millones). En el presupuesto de 2015, en cambio, los fondos para prevención superaban a los de asistencia ($46 millones para asistencia y $66 millones para prevención).

Los estudios en Europa y Estados Unidos muestran que cada dólar invertido en tratamiento rinde entre tres y cuatro veces más que un dólar invertido en prevención”, explicó a Chequeado Marcelo Bergman, director del Centro de Estudios Latinoamericanos sobre Inseguridad y Violencia de la Universidad de Tres de Febrero, aunque aclaró que esto es un diagnóstico general y que “la prevención focalizada (es decir, la que se desarrolla en grupos altamente vulnerables) tiene un rendimiento mayor que la prevención generalizada pero sí hay que decidir dónde invertir más para reducir el consumo, se debe hacer en tratamiento de consumos problemáticos”.

En el primer año de Cambiemos, los datos disponibles señalaban que no había cambios relevantes y los centros inaugurados formaban parte de un programa previo de la gestión de Fernández de Kirchner, por eso esta promesa fue calificada como EN PROCESO, DEMORADA. Este año se firmaron 45 nuevos convenios con Casas de Atención y Acompañamiento Comunitarios y se inauguraron tres Dispositivos Integrales de Abordaje Territorial. Además, se ve un fuerte aumento en el presupuesto de la Sedronar respecto de 2015. Por eso se modificó la calificación de este chequeo a EN PROCESO, ADELANTADA.

 

EN PROCESO, ADELANTADA: se tomaron parte de las medidas necesarias y se trabajó para lograr la promesa, aunque todavía no está cumplida.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *