Crédito: Arturo Chomyszyn

En proceso, demorada

Macri: “[Vamos a lanzar el] Plan Belgrano, que arranca de US$16 mil millones de inversión en infraestructura para conectar el Norte con el resto del país”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Entre 2016 y 2017, la inversión en infraestructura vial y de transporte para conectar el Norte está por debajo del promedio para llegar a ese monto total; aunque podría aumentar en el último tramo de la gestión de Cambiemos.

[Vamos a lanzar el] Plan Belgrano, que arranca de US$16 mil millones de inversión en infraestructura para conectar el Norte con el resto del país”, prometió el presidente de la Nación, Mauricio Macri, durante el debate presidencial con el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, en referencia al plan que beneficiaría a diez provincias: Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Santiago del Estero.

Si bien la propuesta electoral de Cambiemos incluye varios puntos, lo que prometió Macri en el debate fue la creación de un plan de alrededor de US$16 mil millones a invertirse en diez años. Estos fondos se dividirían de la siguiente manera: US$ 10 mil millones para infraestructura vial, US$ 5 mil millones para la “rehabilitación ferroviaria” y US$ 250 millones para mejoras aerocomerciales.

Según un documento enviado a Chequeado por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, la infraestructura vial y de transporte tuvo $8.893 millones en 2016 y $9.579 millones en 2017. Este aumento de casi 8% está muy por debajo de la inflación de 2016, que en los primeros diez meses de 2016 ya acumula un 36,6%, según la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Plan Belgrano Presupuesto 2017 by chequeado on Scribd

Si se analizan estas inversiones en dólares, teniendo en cuenta el tipo de cambio promedio que calcula el Presupuesto 2017 ($14,99 en 2016 y $17,92 en 2017), la inversión en infraestructura vial y de transporte entre 2016 y 2017 acumularía 1.128 millones de dólares. Si se sacara el promedio anual para llegar a las US$16 mil millones en diez años, el número sería US$1.600 millones por año, por lo que lo invertido en 2016 y 2017 estaría por debajo.

En el Presupuesto 2017 y en la presentación de octubre en el Congreso del jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, se especifican las principales obras en las provincias del Norte, aunque no se encuentran discriminados todos los proyectos, por lo que es imposible confirmar si los montos totales informados por el Ministerio del Interior se verifican.

Ante la consulta de Chequeado, el sector de Prensa de la Unidad del Plan Belgrano envió información sobre casi 80 proyectos de inversión que se comenzaron a realizar en 2016, aunque no en todos se especifica los montos utilizados hasta ahora ni la fecha de finalización. Asimismo, afirmaron que “la unidad tiene a cargo la coordinación del Plan, pero no ejecuta obras” ya que “eso depende de los distintos ministerios a cargo de cada programa”.

Además, agregaron que “hay medidas que se adoptaron que no tienen una afectación específica en el presupuesto”, pero que igualmente responden al concepto de potenciar el Norte argentino, como la devolución de retenciones para productores de soja que beneficia específicamente a quienes operan en las diez provincias bajo su competencia y los beneficios especiales que prevé la Ley Pymes para las empresas radicadas en esa zona (ver también este chequeo).

Como se ve en esta nota, en julio de 2015 la Dirección Nacional de Vialidad publicó una circular en la que se comunicó a las empresas constructoras que a partir de ese momento se limitaban los llamados a licitación para no condicionar “los presupuestos futuros” de las autoridades que iban a asumir el 10 de diciembre de 2015, lo que condicionó a su vez las obras de comienzo de 2016.

Rafael Flores, presidente de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), explicó a Chequeado que “es habitual que haya un parate en la construcción de las obras públicas luego de cambios en el gobierno”. Aunque Flores sostuvo que “esta vez se extendió más que otras veces”, también destacó que la inversión real directa (como se denomina técnicamente a la obra pública) es la clasificación del gasto que más aumentó en el presupuesto 2017, un 38,7 por ciento.

 

EN PROCESO, DEMORADA: se avanzó poco o nada en las medidas necesarias para cumplir con el compromiso, pero todavía podría lograrse en el resto del período de mandato. 

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *