Crédito: Diputados

Verdadero

Peña: “Estamos en uno de los países más cerrados del planeta”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La Argentina es el cuarto país del mundo que menos exporta e importa como porcentaje de su PBI, detrás de Sudán, Pakistán y Brasil. Las importaciones y las exportaciones subieron el primer año de la gestión de Cambiemos, aunque igualmente estos valores, después de los de 2015, son los menores desde la crisis de 2001.

El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, se refirió en su última presentación ante el Congreso de la Nación al comercio exterior de la Argentina y sostuvo: “Recibimos y todavía estamos en uno de los países más cerrados del planeta”.

Según los datos oficiales del Banco Mundial, al analizar las exportaciones e importaciones como porcentaje de su Producto Bruto Interno (PBI), en 2015 la Argentina (22,9%) era el tercer país del mundo con menor comercio exterior detrás de Sudán (19,1%) y Nigeria (21,5%), como se ve en este otro chequeo. Según este indicador, en 2015 fue la primera vez desde 2001 que estuvo “más cerrado” que Brasil. Además, este porcentaje representaba en el país menos de la mitad del promedio de Sudamérica (48%) y del mundo (58%).

Los últimos datos publicados muestran que en 2016 la Argentina (26,1%) se ubicó en la cuarta posición detrás de Sudán (22,4%), Pakistán (24,5%) y Brasil (24,6%).

Bernardo Kosacoff, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) y ex director de la oficina local de la CEPAL, sostuvo a Chequeado que se deben tomar tanto los datos de exportaciones como los de importaciones ya que “es lo más correcto para comparar los datos nacionales con el resto de los países” y sirven para tener un análisis general del comercio exterior.

Según datos de 2015 del Banco Mundial (que toma la base del INDEC), las importaciones y las exportaciones como porcentaje del PBI argentino alcanzaron las cifras más bajas desde 2001. En este sentido, en 2016 aumentaron ambos indicadores: las importaciones como porcentaje del PBI pasaron del 11,8% en 2015 al 13,4% en 2016, mientras que las exportaciones subieron su participación del 11% al 12,7 por ciento. Igualmente, siguen siendo bajos en relación a los años anteriores: estos valores son, después de los de 2015, los menores desde la crisis de 2001.

Germán Herrera Bartis, docente e investigador de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), sostuvo a Chequeado que “una mayor apertura económica no necesariamente genera mayor desarrollo y crecimiento, como plantea el Gobierno. En el ránking del Banco Mundial se observa que esta correlación no es tan lineal: Estados Unidos o Japón se ubican alto en la tabla de ‘cerrados’, y otros países con un Estado más chico (como Congo o Vietnam) lideran la tabla de ‘abiertos’”.

donantes

5 Respuestas

  1. Pablo dice:

    Deberían Verdadero, pero. Porque una economía cerrada no es algo per se malo. Lo verdaderamente importante es la calidad de vida de vida de sus habitantes. Algo así como lo que hace con la deuda, que consideran que no es mala per se.

  2. Facundo dice:

    Pablo. El debate no es si es bueno o malo. La cuestión era verificar si lo que se dijo es cierto, y lo es…

  3. Eduardo Ingaramo dice:

    Abierto o cerrado, en un país periférico no es lo importante. Si lo es el resultado de la balanza comercial que debiera financiar al menos los pagos de intereses de la deuda. Por lo que el verdadero esconde un falso a la pregunta importante. Una buena forma de ocultar el verdadero problema.

  4. Emilio Fermin VANDENBERGHE dice:

    En qué se traduce para el pueblo que una economía sea cerrada?Ésa es la pregunta que debería importar.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *