Crédito: Facebook Elisa Carrió

icono elecciones Elecciones

Reservas internacionales y planes sociales, un chequeo a los dichos de “Lilita” Carrió en campaña

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

La primera candidata a diputada nacional por “Vamos Juntos” se mostró muy activa en las últimas semanas y se refirió a las reservas y a la política social. ¿Cómo evolucionaron estos indicadores?

Elisa “Lilita” Carrió será mañana la primera candidata a diputada por la Ciudad por “Vamos Juntos”, el frente con el que el PRO competirá en la Capital Federal. La actual legisladora -que se encuentra primera cómoda en todas las encuestas– se mostró muy activa en las últimas semanas y dio varias entrevistas en televisión en las que habló de economía y de política social. A continuación, un chequeo a dos de sus afirmaciones sobre estos temas.

1- “No teníamos reservas en el Banco Central; ahora tenemos US$ 50 mil millones”
EXAGERADO

De acuerdo con los datos oficiales, el 10 de diciembre de 2015, cuando asumió la Presidencia de la Nación Mauricio Macri, las reservas internacionales del Banco Central eran de US$ 24.862 millones. De esta manera, se ubicaban en los niveles más bajos desde 2005 pero no eran nulas, como dio a entender Carrió. Al 9 de agosto de 2017 (último dato disponible) las reservas aumentaron a US$ 48.641 millones, el nivel máximo desde 2011.

Entre 2005 y 2010, las reservas aumentaron gracias a los muy elevados precios de nuestras exportaciones”, explicó a Chequeado Néstor Grión, economista del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea, y añadió: “El juicio de los holdouts impedía que el Gobierno nacional refinanciara sus pasivos a tasas razonables. Ante la abundancia inicial de reservas, la gestión anterior canceló parte de su deuda pidiéndole prestado al Banco Central”.

Los especialistas coinciden en señalar que la situación en diciembre de 2015 era crítica. Especialmente porque las reservas también incluían el swap con China, una especie de crédito en yuanes, y los encajes bancarios (fondos que los bancos deben tener como reserva, sin poder prestarlos o invertirlos, para respaldar sus operaciones), por lo que las “reservas libres” (es decir, sin uso restringido) eran menos, pero existían. El viceministro de Economía durante la Presidencia de Fernando De la Rúa, Miguel Bein, y el ministro de Economía de la Nación entre 2002 y 2005, Roberto Lavagna, las estimaban en US$ 12.714 y US$ 10 mil millones, respectivamente.

En cuanto a la situación actual, Roberto Frenkel, investigador del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES) y jefe de asesores del Ministerio de Economía durante la Presidencia de Raúl Alfonsín, señaló a Chequeado que “las reservas aumentaron principalmente porque se reabrió el acceso al crédito externo, la devaluación redujo la demanda especulativa de dólares e ingresaron divisas por las exportaciones”.

En tanto, dos ex directivos del Banco Central relativizaron la mirada positiva sobre el estado actual de las reservas. “El estado de las reservas no necesariamente puede tomarse como un signo positivo porque todavía se puede observar una fuerte fuga de capitales por la falta de confianza en la economía argentina”, consideró Aldo Pignanelli, ex presidente del Banco Central (2002) y referente del Frente 1País, que lidera el candidato a diputado nacional Sergio Massa.

En tanto, Pedro Biscay, ex director del BCRA ligado con el kirchnerismo y recientemente desplazado por el Gobierno nacional, destacó a este medio que “el 78% del aumento de reservas se conforma con deuda externa. Por lo tanto, las reservas genuinas, que provienen del comercio exterior y se utilizan para cancelar compromisos externos, no son tan altas”. Como se detalla en este explicador, para 2016, de acuerdo con el último dato publicado por la Secretaría de Finanzas del Ministerio homónimo, la deuda pública total se ubicó en US$ 275.500 millones, es decir que hubo un aumento de casi US$ 35 mil millones con respecto a 2015.

2- “Macri no tocó sino que aumentó los planes sociales”
VERDADERO, PERO…

Ante la consulta de Chequeado, Hernán Reyes, precandidato a la Legislatura porteña por “Vamos Juntos” y miembro del equipo de la diputada Carrió, indicó que “no existe ningún programa social que se haya suprimido durante estos dos años” y destacó “la ampliación de las asignaciones ya vigentes”, como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y las asignaciones familiares.

“No hay una definición precisa y universal de ‘plan social’”, señaló en este chequeo el director del Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales (CEDLAS) de la Universidad Nacional de La Plata, Leonardo Gasparini. A pesar de esto, si se analizan los programas que están bajo la órbita de Presidencia de la Nación, en la mayoría de los casos se aumentó la cantidad de beneficiarios y, además, se crearon nuevos. Aunque en el caso del Plan Progresar y las pensiones por invalidez hubo recortes.

La AUH, el programa de mayor envergadura social de la ANSES, pasó de 3,7 millones en diciembre de 2015 a 3,9 millones en enero de 2017 (+7%). Y el monto de cada asignación aumentó de $837 a $1.246, aunque este crecimiento se ubicó por debajo de la inflación dado que la AUH cayó un 5,7% en términos reales (medido con el IPC-INDEC y con el IPC 9-Provincias que calcula el Centro CIFRA de la CTA en los meses que el instituto oficial se encontraba en “emergencia estadística” y no publicaba datos). Además, las asignaciones familiares crecieron en 1,7 millones beneficiarios porque se incluyó a los hijos de monotributistas y se duplicó el tope del ingreso familiar, entre otros cambios.

Otro programa social vigente es “Ingreso Social con Trabajo”, que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que mantuvo la cantidad de inscripciones y aumentó en monto: los 200 mil titulares que están incluídos en el programa tuvieron un aumento del 55%, es decir, que pasaron de recibir $2.600 en diciembre de 2015 a $4.030 en diciembre de 2016. Sin embargo, la inflación en ese mismo período creció un 64 por ciento.

Además, desde la asunción de Mauricio Macri al frente de la Presidencia de la Nación se crearon nuevos programas sociales, como el Plan Nacional de Primera Infancia, a partir del cual se brinda atención nutricional a niños y niñas de entre 45 días y cuatro años, y el Plan Nacional Creer y Crear, que consiste en una asistencia económica de la Nación a las Provincias para microcréditos, maquinarias e insumos, instalación de ferias y mercados, entre otras líneas. Sin embargo, ante la consulta de este medio, desde el Ministerio de Desarrollo Social no aportaron información respecto de la cantidad de beneficios.

Sin embargo, hubo programas sociales que tuvieron recortes. Es el caso de las pensiones por invalidez, que para 2017 el Presupuesto nacional previó aumentar el número a 1.063.653. Sin embargo, en el primer semestre de este año el Ministerio de Desarrollo Social redujo casi 72 mil pensiones (-7%), de acuerdo con información de la cartera que dirige Carolina Stanley publicada por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) del concejal del Frente para la Victoria de San Martín Hernán Letcher.

Otro de los planes afectados fue el Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos (Progresar), creado por decreto en 2014 durante la gestión de Fernández de Kirchner. De acuerdo con la información estadística de la ANSES, entre diciembre de 2015 y junio de 2017 (último dato disponible) pasaron de recibir el beneficio desde casi 905 mil estudiantes a casi 840 mil (-7%). La baja se produjo en los primeros meses de 2017 luego de un crecimiento durante todo 2016.

Según un documento estadístico elaborado por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), en 2016 el 32,2% de los hogares recibieron algún tipo de programa social, porcentaje superior al de 2015 (29,6%). Si se tiene en cuenta únicamente a los hogares pobres, en 2016 el 68,7% recibía algún programa social, más de cuatro puntos porcentuales por encima del año anterior.

donantes

2 Respuestas

  1. Hernan dice:

    “…que pasaron de recibir $2.600 en diciembre de 2015 a $4.030 en diciembre de 2016. Sin embargo, la inflación en ese mismo período creció un 64 por ciento.”
    Creo que tienen que chequear el chequeado. La inflacion interanual de diciembre de 2016 fue de ~40%.

  2. Sergio dice:

    1- “No teníamos reservas en el Banco Central; ahora tenemos US$ 50 mil millones”
    EXAGERADO
    me parece que tienen que rever las calificaciones, si dice “no teniamos reservas” y teniamos el 50% de lo que hay hoy, no parece EXAGERADO, parece MENTIRA

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *