Verdadero

Sapag: “Nosotros tenemos la legislación ambiental [petrolera] más exigente de la República”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Efectivamente, Neuquén, a diferencia de otras provincias del Sur, cuenta con normas específicas de explotación hidrocarburífera que van más allá de la protección nacional. Un ejemplo es el reciente decreto que regula la técnica del fracking.

Luego de los incidentes producidos el último miércoles, el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, defendió el acuerdo del Ejecutivo provincial con YPF aprobado por la Legislatura para la explotación no convencional del área Loma La Lata Norte/Loma Campana, ubicada en Vaca Muerta. Se refirió a la legislación ambiental, al uso del agua y a los beneficios que traerá este proyecto para la producción petrolera de la Provincia.

“Nosotros tenemos la legislación ambiental [petrolera] más exigente de la República”, dijo en una entrevista en Vorterix el gobernador Sapag. La Provincia, a diferencia de otras jurisdicciones del Sur, cuenta con normas específicas y exigentes de explotación hidrocarburífera que van más allá de la protección nacional. Un ejemplo es el reciente decreto que regula la técnica de explotación no convencional conocida como fracking.

Neuquén cuenta con varias normas orientadas al cuidado del ambiente. La Ley 2.867, que ratificó el Acta Acuerdo Neuquén-YPF, estableció en su artículo cuatro que la explotación de Loma La Lata Norte/Loma Campana estará sujeta a leyes nacionales y, en el caso de la normativa provincial, enumera las leyes 899; 1.875; 2.205; 2.175; 2.183 y 2.600.

El listado contiene desde el Código de Aguas de la Provincia hasta la legislación que regula la actividad hidrocarburífera. En relación a este último punto, se encuentra la prohibición de emisión de gases en pozos gasíferos y la fijación de un impuesto en caso de superar los valores fijados en pozos petrolíferos; el pago de multas por daño ambiental y la creación de un certificado de aptitud ambiental, que las empresas concesionarias deben renovar anualmente.

“Neuquén tiene una legislación ambiental robusta aplicable al sector petrolero”, expresó Horacio Franco, abogado especializado en derecho ambiental, y agregó que “siempre hay que diferenciar entre la legislación y la práctica, donde ninguna provincia es perfecta, pero Neuquén está entre las más activas”.

Esta legislación se da en la Provincia más allá del dominio que posee el Gobierno nacional en materia energética, como establece la Constitución Nacional y la Ley 26.197, conocida como “Ley Corta”. Así lo especifica un artículo publicado en la revista del Instituto Argentino de Petróleo y Gas (IAPG): “El Estado Nacional se reserva la facultad de reglar la política energética nacional, transmitiéndole a las provincias la administración de las concesiones que se encuentren en sus territorios”.

En relación al yacimiento que explotarán YPF y la estadounidense Chevron en Loma La Lata, uno de los puntos más criticados es que la técnica utilizada (fracking o inyección por fractura) requerirá de la utilización de agua, además de arena y aditivos biodegradables. Así se facilitará que el hidrocarburo alojado en suelo rocoso fluya hacia el pozo para su producción.

“En el caso de Vaca Muerta, la principal preocupación es el agua, si el fracking va a contaminar los acuíferos. Pero, afortunadamente, la geología que tiene el área hace que sea remota esta posibilidad debido a la profundidad en la que se encuentran los yacimientos, que es muy superior a la profundidad en que se ubican los acuíferos”, explicó Franco.

A la misma conclusión llegó el consultor energético Eduardo Barreiro: “Estamos hablando de pozos de tres kilómetros de profundidad, cuando las napas de agua potable están entre la superficie y 300 metros”, por lo que no hay “peligro de conectar una capa petrolera o de gas con una de agua potable”.

Además, Neuquén es la única provincia que legisló específicamente sobre estas formas de explotación petrolífera. El Decreto 1483/2012 establece las “Normas y Procedimientos para Exploración y Explotación de Reservorios No Convencionales”, y sus puntos más importantes son:

Exige a todos los proyectos una Licencia Ambiental antes de comenzar a operar, y la autorización sobre la cantidad de agua a utilizar.

Prohíbe el uso de aguas subterráneas aptas para el consumo humano e irrigación, tanto en las etapas de perforación como en las de terminación de los pozos.  

Prevé la realización de análisis físico-químicos del agua de retorno dentro de las 72 horas, ya sea por parte del concesionario o de la Subsecretaría de Ambiente de Neuquén.

Exige el tratamiento del agua de retorno (o de flowback) para su reutilización y disposición. “No podrá ser vertida sobre cuerpos de agua superficiales (…), ni podrá ser almacenada previa y durante su tratamiento en receptáculos a cielo abierto”, indica el decreto.

El director de Los Verdes-Foro de Ecología Política, Juan Carlos Villalonga, coincidió con el avance de esta normativa, aunque mencionó la necesidad de controles previos al inicio de las nuevas explotaciones no convencionales. “La provincia debería establecer una red de monitoreo sobre la calidad de las aguas y otros parámetros críticos para establecer una línea de base sobre la cual poder comparar y evaluar posible impactos y efectos”, expresó.

Además, agregó que el Decreto 422/13 de la provincia establece que las explotaciones hidrocarburíferas deben presentar un Informe Ambiental que, a diferencia de un Estudio de Impacto Ambiental, no incluye la realización de audiencias públicas.

Una Evaluación de Impacto Ambiental “abarca desde la presentación del proyecto por un proponente, hasta la declaración de los impactos ambientales de la acitividad propuesta por parte de la autoridad ambiental”, de acuerdo a un trabajo de Federico Iribarren, abogado y docente de la carrera de especialización en Derecho y Política de los Recursos Naturales y del Ambiente.

 

donantes

2 Respuestas

  1. Antonio Soto dice:

    Un poco de seriedad muchachos.Que importancia puede tener la regulación provincial si el acuerdo nacional YPF-Chevron incluye pactos de “confidencialidad” que hace que los legisladores que votaron esa misma regulación desconozcan que incluye dicho pacto,es decir que tranquilamente el acuerdo con el gobierno nacional puede anular cualquier protección a nivel provincial o hacer cargo al estado del pasivo ambiental. Ademas, la mezcla química de los 300 a 600 productos químicos que inyectarían con el agua para extraer el petroleo y el gas de la roca esta protegida por copyright,y su composición depende de lo que deciden las empresas respectivas .¿Como se puede decir que las leyes protegen al medio ambiente y a la población de lo que no se conoce?

  2. gerardo dice:

    Si es tan asi, porque suponen uds que evitaron pasar por la comision de medio ambiente de la lejislatura neuquina este acuerdo?
    atte

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *