Engañoso

Un chequeo dudoso de La Nación a Cristina Kirchner

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

EngañosoUn columnista acusó a la Presidenta por haber omitido intencionalmente antecedentes históricos sobre el Presupuesto. Pero, para eso, forzó sus declaraciones.

“Siempre propensa a las inauguraciones, [Cristina Kirchner] dijo que sería la primera presidenta en gobernar sin ese instrumento [el Presupuesto]. Omitió a Isabel Perón, que tampoco consiguió esa ley, igual que Arturo Illia, Raúl Alfonsín y Fernando De la Rúa en el último año de sus débiles administraciones”. La frase pertenece a la nota “Impacto engañoso”, de Carlos Pagni, publicada ayer en La Nación.

El columnista hizo un recorte intencionado de las palabras de Cristina Fernández, tergiversando lo que dijo realmente.

El simple chequeo del discurso que ofreció la Presidenta por cadena nacional el lunes pasado, permite corroborar sus palabras. Dijo textualmente CFK: “Tal vez también sea la primera presidenta que gobierne sin Presupuesto. Otros presidentes lo hicieron, pero no porque se los impidiera el Parlamento, sino porque no presentaban el Presupuesto, o bien porque se intentó imponer un Presupuesto que responda a políticas que le han hecho mucho daño a la Argentina”. Cristina Kirchner, además, se refirió sólo a los presidentes que ejercieron el mando desde el regreso a la democracia, en 1983 (había hecho la aclaración más temprano en su discurso).

En el caso de Raúl Alfonsín, dada la alta inflación que volvía imposible calcular la recaudación y los gastos con un año de anticipación, es cierto que muchas veces no se presentó el presupuesto y este fue aprobado durante el año en curso. Como explicó a Chequeado.com el politólogo Marcos Novaro, director del Centro de Investigaciones Políticas (CIPOL), “durante el gobierno de Alfonsín, era común que el presupuesto se aprobase en la segunda mitad del año, cuando ya se había ejecutado una parte”.

En cuanto a Fernando De la Rúa, el presupuesto que presentó para 2002 no llegó a aprobarse antes de su salida del poder (diciembre de 2001) y, por lo tanto, no llegó a gobernar sin presupuesto.

Lo que diferencia a esos casos del actual -incluso si se toma en cuenta los de Arturo Illia e Isabel Perón, citados por Pagni- es que en aquellos el presupuesto no pudo ser aprobado debido a conflictos políticos o situaciones económicas excepcionales. En este caso, la no aprobación depende exclusivamente de una decisión política.

Según explicó Novaro, “en todos los casos anteriores no se aprobó el presupuesto por la falta de previsibilidad política o económica. Hoy se está discutiendo el presupuesto en un marco en el que es posible prever lo que vendrá”.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *