Categorías: El Explicador Salud

Coronavirus: qué es el contact tracing, por qué es clave y qué se hace en la Argentina

Compartir

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • Es la investigación de los casos cercanos a una persona que tiene COVID-19.
  • Permite identificarlos y aislarlos para frenar la cadena de contagios.
  • En la Argentina, está a cargo de cada provincia y se implementó con distintos niveles de intensidad.

El rastreo de los contactos cercanos de personas que tienen COVID-19 es una de las técnicas que los especialistas señalan como clave para parar la propagación del virus que provocó la pandemia que cambió el mundo. Consiste en identificar a las personas que estuvieron cerca y pueden haberse contagiado para aislarlas y lograr que ellas no se lo transmitan a otros.

La tecnología es una de las herramientas que puede utilizarse, y es lo que hicieron países como Corea del Sur, que usaron la información de los celulares, cámaras de seguridad y tarjetas de crédito, entre otras, para identificar a quiénes estuvieron cerca de un caso de coronavirus, advertirlos y lograr que se aíslen.

Pero mucho del trabajo es humano, equipos de rastreadores que entrevistan a las personas para saber qué hicieron y con quiénes entraron en contacto, para luego poder aislarlos, ya que es posible que la persona tenga el virus y lo contagie sin que tenga síntomas. La intensidad con la que esto se hace, sin embargo, depende de los recursos que se dediquen a poder hacer el seguimiento.

Es un técnica muy útil al inicio, dado que cuando hay pocos casos se puede hacer el rastreo de forma más fácil, pero los especialistas señalan que también es clave al momento de aumentar la movilidad de las personas, después de las cuarentenas, para que el virus no se vuelva a expandir.

En la Argentina, el gobierno nacional recomienda identificar a los contactos estrechos de un caso de COVID-19. Los contactos estrechos son quienes pasaron más de 15 minutos a menos de 2 metros de la persona, o personas que los hayan cuidado sin las medidas de protección necesarias, entre otros. Señala que todos los que hayan estado en esa situación deben autoaislarse durante 14 días y se les debe hacer un seguimiento.

El test, sin embargo, se realiza sólo cuando se trata de un caso sospechoso, lo cual en el caso de quienes son contactos estrechos implica que además de haber estado en contacto con alguien que tiene COVID-19 presenten algún síntoma, como fiebre, tos o dolor de garganta, entre otros.

“No testear a los contactos de un caso confirmado es lógico dado que lo que se va a hacer es aislarlos de todas maneras”, explicó a Chequeado Roberto Etchenique, químico de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Sin embargo, si se quiere avanzar con la identificación de otros contactos, es necesario. Y explicó que dado que el virus toma algunos días en desarrollarse, para el momento en el que el contacto fue alertado y aislado, puede haber interactuado con otras personas. “Para saber si hace falta rastrear también a los contactos de esa persona sería necesario testearla”, señaló.

Más allá de las recomendaciones nacionales, las provincias pueden implementar estrategias más intensas de rastreo, y es lo que varias hicieron. En Córdoba, por ejemplo, se testea a los contactos estrechos aunque no presenten síntomas, según señalaron a Chequeado desde el área de Salud y en términos generales se identifica entre 20 y 80 contactos por caso confirmado (como se explica además en esta nota).

“En Córdoba por cada caso confirmado se rastrea y se aísla a una enorme cantidad de personas”, explicó a Chequeado Rodrigo Quiroga, bioinformático de la Universidad Nacional de Córdoba e investigador asistente del Conicet. Un caso paradigmático fue el de Mercado Norte, donde se registraron casos de COVID-19, ante lo cual el gobierno provincial aisló la zona e hizo un seguimiento de los contactos estrechos, que incluyó más de 2.600 hisopados que dieron 61 casos positivos, según se informó.

La representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la Argentina, Maureen Birmingham, destacó el caso de Córdoba, y uno de los aspectos que señaló en una entrevista es “la detección temprana, el aislamiento, el tratamiento de casos junto con un rastreo y cuarentena durante 14 días de contactos de manera muy proactiva y exhaustiva”.

En el caso de Santa Fe, no se hacen test a los contactos estrechos, pero sí se hace seguimiento y se los aísla, en su domicilio o centros de aislamiento si es necesario. “Se rastrearon en promedio 20 contactos por cada caso confirmado que tuvimos”, señaló a Chequeado Jorge Prieto, secretario de Salud adjunto de la Provincia de Santa Fe.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires también se implementa el protocolo de rastreo de contactos estrechos, aunque algunos especialistas como Quiroga señalan que han sido insuficientes. Según los datos informados por el Ministerio de Salud de la Ciudad a Chequeado el 12 de junio, los contactos estrechos detectados son 22.134. Dado que en la Ciudad había registrados al 11 de junio 13.026 casos, esto representa menos de 2 contactos estrechos detectados por cada caso confirmado. La situación es distinta en los operativos de Detectar, donde sí se testea a los contactos estrechos.

En el caso de la Provincia de Buenos Aires, desde el Ministerio de Salud informaron a Chequeado en los casos de contactos estrechos se los informa para que se mantengan aislados y en caso de presentar síntomas deben contactarse con el área correspondiente. No informaron, pese al pedido, una estimación de cantidad de contactos identificados por cada caso confirmado.

“Perdimos una oportunidad de hacer un rastreo más activo al principio, cuando había menos casos”, señaló Etchenique. Y agregó que “se necesitan recursos para poder hacerlo”, dado hay que contar con equipos que puedan hacerlo. “Tener una política agresiva de testeo, como tuvo Chile, no funciona si no se hace el rastreo de los contactos”, explicó.

 

Si querés estar mejor informado sobre la pandemia, entrá al Especial Coronavirus.

Ver comentarios

  • En caba me parece que los médicos de emergencias por prepagas no se arriesgan o no los dejan dar un diagnóstico o hacer un test. Creo que hay muchos mas casos pero no tienen fiebre y no los tienen en cuenta.
    Los edificios son un caldo de cultivo. Hay un montón de encargados sin barbijo. Una locura que la gente salga a correr. Andan sin el barbijo y se desacostumbran a usarlo.
    Los programas de televisión también. Poné un traductor para lis sordos. Ponen la excusa de que les tienen que leer los labios. Caba no testea por temor a los números.

Escrito por
Olivia Sohr
Tags: Salud Coronavirus

Artículos recientes

  • El Explicador

Por qué es importante aplicarse la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus

Algunas personas siguen postergando su segunda dosis o tienen dudas sobre si es realmente necesario…

  • Salud

Qué sabemos hasta ahora sobre Omicron, la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica

Desde los inicios de la pandemia de COVID-19, la Red de Vigilancia Genómica de Sudáfrica…

Es falso que Greta Thunberg dijo: “El planeta no puede soportar que comamos carne y tengamos hijos”

Circulan en redes sociales publicaciones que le atribuyen a la activista ambiental sueca Greta Thunberg…

Es falso que un insecto produce un “hongo en la piel” si se lo mata con las manos o los pies

Circula por Facebook un posteo que señala que desde el Hospital Militar de Mendoza están…

  • El Explicador

Es engañoso el posteo viral que asegura que en Reino Unido muere más gente vacunada contra el coronavirus que no vacunada

Circula en Instagram un posteo viral con datos de admisiones a un hospital del Reino…

  • El Explicador

Cómo evolucionaron los casos de violencia institucional en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires

Los crímenes de Lucas González en el barrio porteño de Barracas y de Alejandro Martínez…