La circulación masiva de rumores y contenidos falsos y desinformantes sobre la COVID-19 genera pánico innecesario, confusión y, finalmente, obstaculiza la contención de la pandemia. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) le ha puesto un nombre a este fenómeno: “infodemia”. Es urgente que los ciudadanos desarrollemos las habilidades que nos permitan identificar estos contenidos falsos o desinformantes y los sistemas educativos tienen un rol irremplazable en este propósito.

Los docentes enfrentamos hoy un desafío sin precedentes a nivel global. Al escenario cotidiano, de por sí complejo, se suma la pandemia de la COVID-19 y el cierre masivo de escuelas (que, según UNESCO, afecta a más del 90% de los estudiantes en todo el mundo). ¿Cómo continuar enseñando y acompañar a nuestros estudiantes en este contexto? Necesitamos sostener el vínculo entre docentes y estudiantes, con el aprendizaje, y con la salud, tanto física como emocional.

Desde Chequeado, con el apoyo de UNESCO y la colaboración de docentes de distintos países de América Latina y el Caribe desarrollamos una serie de actividades que tienen como objetivo acompañar a nuestros estudiantes en el aprendizaje de conceptos y herramientas que les permitan identificar por sí mismos contenidos falsos o desinformantes. Esperamos así contribuir a que tanto docentes como estudiantes estén mejor preparados para procesar cognitiva y emocionalmente la avalancha de contenidos informativos.

Este recurso consiste en 3 planificaciones de actividades sencillas para desarrollar con estudiantes de los últimos años de la escuela primaria o de la escuela media. Pueden realizarse en serie o de forma independiente. Involucran a las áreas de Ciencias Sociales, Español, Ciencias Naturales y Tecnologías de la Información. Pueden realizarse tanto en entornos virtuales como en cuadernillos para imprimir, así como adaptarse a otros formatos.

Autores:
Cecilia Vazquez - Nira Dinerstein - Milena Rosenzvit

Docentes y educadores que han colaborado con la propuesta:
Jonatan Modernel (Argentina) - Elizabeth Villareal (Panamá) - Ignacio Zenteno (Chile) - Estela García Roselló (México) - Estefanía Welsch (Perú)

Volver

Infodemia en la escuela

Recursos para docentes sobre coronavirus y desinformación

Actividad 1

¿Qué queremos que los estudiantes se lleven al final de la actividad?

  • Que muchos de los contenidos que circulan en redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea son falsos y pueden causar daño: los llamamos “desinformación”
  • Algunas características de la desinformación, como que se comparte más rápido que la información veraz, suele apelar a nuestras emociones y juega con nuestros sesgos, entre otras
  • Que en este momento hay una circulación masiva de desinformación sobre la pandemia: una “infodemia”. Controlarla es parte de la lucha contra la pandemia
  • Que puedan diferenciar afirmaciones chequeables y no chequeables

Propuesta

  1. Pídale a los estudiantes que compartan algún contenido sobre la pandemia del cual desconfíen. Puede ser un audio, imagen, texto o video que les haya llegado por WhatsApp o una red social, una “noticia” que hayan visto en la tele, o una recomendación o comentario que hayan recibido de un conocido. Puede compartir esta desinformación como ejemplo.
  2. Deberán indicar qué sensación les generó el contenido elegido, y qué aspecto o característica del mismo les hizo desconfiar. Si es posible, genere un espacio de intercambio entre los estudiantes respecto del tema y las sensaciones que les provoca.
  3. Comparta con sus estudiantes el siguiente video, o el siguiente texto, acerca de la desinformación, sus características, la infodemia y los primeros pasos para identificar afirmaciones que podamos “chequear”.
  4. Pídale a sus estudiantes que identifiquen, en función del video, una frase “chequeable” y una “no chequeable” de alguno de los contenidos que eligieron.
  5. Comparta con sus estudiantes el siguiente juego, en el que podrán poner en acción su habilidad de identificar afirmaciones chequeables, y recibir retroalimentación. No tendrán que enfocarse en si son afirmaciones verdaderas o no sino exclusivamente en si son contrastables con hechos y datos. Si sus estudiantes tienen acceso a internet, pueden jugar accediendo al siguiente link. Caso contrario, acá, puede imprimir un listado de las preguntas, respuestas y justificaciones.
  6. Promueva espacios de intercambio en los que los estudiantes puedan compartir lo que aprendieron, las dificultades que hayan tenido, y repasar juntos los conceptos o habilidades que consideren necesario.

Actividad 2

¿Qué queremos que los estudiantes se lleven al final de la actividad?

    Las desinformaciones sobre la pandemia pueden clasificarse en 4 grandes categorías:
  • Contenidos vinculados al origen de la enfermedad (generalmente teorías conspirativas)
  • Cómo el virus se contagia y se expande
  • Falsos tratamientos, curas o vacunas
  • Falsas medidas o alcances de las medidas distintos a los dispuestos por las autoridades
    Algunas herramientas para combatir la infodemia:
  • Desconfiar del “reenviado”
  • Búsqueda inversa de imágenes
  • Recurrir a fuentes oficiales
  • Googlear nombres, instituciones de salud y organismos oficiales

Propuesta

  1. Comparta con sus estudiantes el siguiente fragmento de un video (hasta el minuto 6.30), o el siguiente gráfico, acerca de las 4 categorías en que pueden clasificarse las desinformaciones sobre la pandemia.
  2. Comparta con sus estudiantes el siguiente fragmento de un video acerca de algunas herramientas para combatir la infodemia.
  3. Comparta con sus estudiantes las siguientes 4 desinformaciones (puede contarles de antemano que son desinformaciones).

    > Es falso que “hacer gárgaras con agua tibia y sal elimina el virus”
    > No hay evidencia para afirmar que el coronavirus actual fue creado en 2014 por un instituto inglés
    > No, gobierno no está entregando 350.000 pesos por quedarse en casa
    > Detector: Ni tomar sorbos de agua ni aguantar la respiración por 10 segundos sirven para evitar el coronavirus
  4. Pídales que indiquen a cuál de las 4 categorías pertenece cada una, y cuáles de las herramientas comentadas podrían utilizar para demostrar que los contenidos son falsos o desinformantes.

  5. Promueva espacios de intercambio en los que los estudiantes puedan compartir lo que aprendieron, las dificultades que hayan tenido, y repasar juntos los conceptos o habilidades que consideren necesario.

Actividad 3

¿Qué queremos que los estudiantes se lleven al final de la actividad?

  • Que pueden encontrar chequeos hechos por diferentes organizaciones de fact-checking (o verificación del discurso) del mundo y, en particular, de América Latina y el Caribe
  • Que al recibir o enviar una información no verificada, puedan tomar decisiones para evitar que siga propagándose

Propuesta

  1. Comparta con sus estudiantes esta situación y pídales que respondan las siguientes preguntas:

    > ¿Cómo se habrá sentido cada personaje en los diferentes momentos de la conversación?

    > ¿Alguna vez pasaste por una situación similar? ¿Qué harías si recibiste una desinformación? ¿Y si te das cuenta que compartiste una desinformación?
  2. Pídale a sus estudiantes que identifiquen una desinformación que les haya llegado o que encuentren en YouTube, Instagram u otra red social. Deberán indicar por qué sospecharon que era falsa y cómo hicieron para chequearlo.
  3. Promueva espacios de intercambio en los que los estudiantes puedan compartir lo que aprendieron, las dificultades que hayan tenido, y repasar juntos los conceptos o habilidades que consideren necesario.

ACTIVIDADES EXTRA

¿Se quedaron con ganas de más?

Van algunas ideas para los más osados

  • ¿Qué tal armar un concurso de memes sobre la desinformación?
  • ¿O un conjunto de stickers para compartir en grupos de WhatsApp?
  • ¿Cómo hablarían sobre la infodemia con la familia y los amigos?

Autores:
Cecilia Vazquez - Nira Dinerstein - Milena Rosenzvit.

Docentes y educadores que han colaborado con la propuesta:
Jonatan Modernel (Argentina) - Elizabeth Villareal (Panamá) - Ignacio Zenteno (Chile) - Estela García Roselló (México) - Estefanía Welsch (Perú).