Menos de la mitad de los ministerios abrieron los datos que prometieron

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

De acuerdo con un relevamiento de Chequeado, si se consideran los compromisos asumidos por el gobierno en enero de 2016 una minoría de organismos cumplieron con abrir la totalidad de la información.

Hace dos años el Gobierno nacional emitió un decreto por el cual se comprometió a publicar ciertos datos en formato abierto (como CSV o XLS), es decir que se pudiesen bajar y trabajar para poder analizarlos y sacar conclusiones a partir de ellos. Entre los compromisos estaban los datos de las contrataciones y licitaciones, el personal y sus salarios, entre otras cosas. También le exigió a cada ministerio que se comprometiera a publicar sus datos, aunque cuáles y cuántos datos deberían publicar es una decisión que tomó cada cartera.

El plazo para cumplir con estos compromisos se venció el 31 de diciembre de 2017. Chequeado relevó a lo largo de casi dos años cuáles fueron los avances (los resultados pueden verse acá y acá) y, terminado el proceso, presenta una revisión de cuál fue el grado de cumplimiento en esta primera etapa de apertura de datos.

Qué se cumplió y qué no

Hubo avances en la publicación de información en estos primeros dos años de la gestión de Cambiemos. Hoy es posible acceder a través de la plataforma Presupuesto Abierto elaborada por el Ministerio de Hacienda de la Nación a más información sobre los fondos disponibles de lo que se podía antes con el Sitio del Ciudadano, por ejemplo con información a nivel provincial. También se pueden descargar en formato abierto las declaraciones juradas de los funcionarios, a diferencia de lo que ocurría antes, cuando sólo era posible acceder a través de PDFs.

Sin embargo, en otras áreas no se cumplió del todo con lo prometido. En el caso del registro de personas contratadas por el Estado nacional, sólo hay datos de 2015, es decir, con más de dos años de retraso. Algo similar ocurre con el caso de las contrataciones del Estado, para las cuales sólo hay datos hasta 2016, a pesar de que se prometió una actualización cada medio año. En el caso de los pedidos de acceso a la información hechos al Gobierno nacional, que también promete actualizaciones cada medio año, la última información disponible es del primer semestre de 2016.

En cuanto al cumplimiento de los ministerios, sólo 10 de los 22 organismos publicaron la información prometida, mientras que 12 incumplieron, seis con avances y otros seis no publicaron información. 

Hay diferencias marcadas entre las organizaciones. Mientras el Ministerio de Hacienda lanzó una API, una aplicación que permite a acceder de forma directa a la información y reutilizarla para distintos fines (que en Chequeado estamos probando en nuestro proyecto de automatización Chequeabot), el Ministerio de Desarrollo Social sigue sin publicar datos, salvo un mapa con las dependencias que tiene en el país.

Algunos ministerios lanzaron sus propios sitios de datos abiertos, aunque no todos cumplen con los estándares de publicación del Ministerio de Modernización. El Ministerio de Transporte, por ejemplo, publica datos de subsidios, la cantidad de viajes en los diferentes tipos de transporte, entre otros, pero advierte que “su exactitud no se encuentra certificada por este Ministerio”, lo cual hace dudar de su confiabilidad. El Ministerio de Ambiente, por otro lado, publicó parte de la información que prometió en su sitio, como datos sobre incendios forestales. Sin embargo, en otros casos se encuentra de manera incompleta. Por ejemplo, la información sobre generación de residuos sólo tiene datos de Jujuy y Catamarca,  y no de las otras 22 jurisdicciones, sin dar explicaciones de ello.

En otros casos, como el Ministerio de Justicia, lanzó su propio portal y sus datos también están disponibles en el sitio centralizado datos.gob.ar y, salvo por una base de datos, publicó toda la información comprometida, que incluye la base de bienes secuestrados y decomisados por la Justicia, los casos de violencia institucional registrados y las solicitudes de portación de armas de fuego, entre otras bases.

El Ministerio de Energía también publicó una gran cantidad de bases de datos, aunque en algunos casos publicaron bases separadas para un mismo indicador por empresa, cuando estos podrían haberse publicado todos en una misma base. Esta es una de las razones por las que el número de bases de datos publicadas puede ser poco indicativo de la cantidad de información realmente se ofrece. Si una base contiene información sobre diferentes empresas puede ser más fácil de consultar y trabajar que si se publican varias bases separadas, que aumentan el número pero no facilitan el acceso a la información.

Algunos ministerios no publicaron durante este período información en formatos abiertos. Es el caso del Ministerio de Turismo y del Ministerio de Relaciones Exteriores, que publican cierta información en sus sitios, pero no en formatos abiertos.

En otros casos, como el del Ministerio de Producción, se avanzó al publicar de manera centralizada una serie de indicadores, como datos sobre la apertura y cierre de empresas, importaciones y exportaciones, y otros datos, pero no publicó la información a la que se había comprometido.

Qué viene

En septiembre de 2017 comenzó a regir la Ley de Derecho de Acceso a la Información Pública. Además de reglamentar el derecho de exigirle información al Estado y a ciertos organismos privados (accedé acá a nuestra plataforma para hacer pedidos de acceso a la información), la ley estableció una serie de obligaciones en cuanto a la información que los organismos públicos ahora deben publicar. Esta incluye todas las contrataciones que hace el organismo, las transferencias de fondos que realiza, las auditorias e informes que se hagan sobre el organismo y las escalas salariales de todos quienes trabajen en él, incluidos los consultores, entre otros.

“A partir de la entrada en vigencia de la Ley de Acceso a la Información, que incluye obligaciones precisas de transparencia activa y apertura de datos, la prioridad está en trabajar con todos los ministerios y organismos para facilitar su implementación”, señaló a Chequeado Gonzalo Iglesias, director Nacional de Datos e Información Pública del Ministerio de Modernización de la Nación.

Para ver una análisis más detallado del nivel de información que los ministerios publican se puede ver nuestro especial El Infómetro y el informe completo de El Abridor puede verse acá.

Por qué es importante

La publicación de información confiable y datos de manera sistemática es uno de los elementos necesarios para que la ciudadanía pueda acceder a ellos, tener un diagnóstico de lo que pasa y, así, poder participar de las decisiones públicas, exigir y controlar a su gobierno. Sin duda, la normalización del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) es esencial para poder lograrlo, al igual que la publicación por parte de varios ministerios de información que en los últimos años se había dejado de difundir, como las estadísticas criminales.

Pero el concepto de “datos abiertos” tiene una definición precisa que no abarca a todos los “datos públicos” y se refiere a un tipo de información que es publicada en un formato que permite que sus datos sean procesados (por ejemplo, en excel o CSV), que estén disponibles para todos, sin exigir que se haga un trámite o tener que registrarse para acceder a ellos, tener una licencia abierta, para que puedan reproducirse sin barreras y estar actualizados de manera regular.

Silvana Fumega, investigadora y consultora en temas de datos abiertos, explicó a Chequeado que “los datos abiertos permiten que diferentes actores puedan darles distintos usos a los datos. Esto sirve para exigir una mayor rendición de cuentas, pero también para innovar, crear productos a partir de los datos que pueden tener un uso más masivo”. Un ejemplo es el caso de “A tu servicio” en Uruguay, una plataforma donde la organización DATA Uruguay junto con el Ministerio de Salud compilaron y procesaron datos de los prestadores de servicios médicos para que los ciudadanos pudiesen comparar a los diferentes prestadores de Salud cercanos para elegir el más conveniente.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *