Crédito: Flickr| Kim Daram CC

Qué dice el proyecto de ley del arrepentido

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Diputados dio media sanción a la reforma que incorpora esta figura legal para los casos de corrupción. Un repaso por los puntos más relevantes y sus diferencias con la normativa de Brasil.

La Cámara de Diputados de la Nación dio ayer media sanción al proyecto que incorpora al Código Penal la figura del arrepentido y ahora pasará al Senado. De convertirse en ley, la Argentina sumará a su legislación una herramienta que en Brasil provocó la detención de decenas de políticos y empresarios en la causa conocida como “Lava Jato”.

El “arrepentido” es una figura que habilita a personas que están involucradas en un delito a aportar información a la Justicia sobre otros partícipes para obtener beneficios procesales, como puede ser una reducción de la condena. El oficialismo impulsó en la Comisión de Legislación Penal un dictamen basado en distintos proyectos anteriores, entre ellos uno de los diputados Sergio Massa y Graciela Camaño del Frente Renovador. El Poder Ejecutivo Nacional ya había enviado su propio proyecto en abril, aunque ese texto tiene algunas diferencias respecto al que se aprobó ayer.

En la actualidad, algunos delitos complejos prevén la utilización de la figura del arrepentido. Por ejemplo, los delitos de narcotráfico, trata de personas, terrorismo y lavado de dinero, entre otros, cuentan con legislaciones específicas que admiten la colaboración de los imputados. Los delitos que no tienen esta herramienta son los vinculados a la corrupción.

Claves del proyecto

¿Qué delitos incluye?
-El proyecto que aprobó Diputados unificó la figura del arrepentido para los delitos de narcotráfico, contrabando, terrorismo, trata de personas, secuestros extorsivos, asociación ilícita, delitos económicos, corrupción de menores, delitos económicos y los que habitualmente se conocen como corrupción. Esto último incluye, entre otros, el enriquecimiento ilícito y el cohecho (más conocidos como soborno o coima).
-Están específicamente excluidas las causas en las que se investiguen delitos de lesa humanidad.
-El lavado de activos no está incluído, aunque como mencionó el fiscal ante la Cámara de Casación Penal Raúl Plée, la figura del arrepentido está tipificada en la ley de lavado desde 2011. Pese a que su uso fue casi nulo, el financista Leonardo Fariña declaró como arrepentido en la causa por lavado contra el empresario Lázaro Báez.

¿Qué beneficios puede obtener el arrepentido que aporte información?
-Una reducción de la pena de un tercio del mínimo a la mitad del máximo del delito que se trate. El proyecto original enviado por el gobierno nacional permitía, además, la eliminación de la pena, algo que fue desestimado en el debate en comisión.
-Una vez concretado el acuerdo con el arrepentido, se suspende la acción penal en su contra hasta que la Justicia confirme la verosimilitud de la información aportada, momento en que se reanuda el trámite en su contra. El proyecto prevé penas de cuatro a diez años para el que en calidad de arrepentido aporte información falsa.
-Puede cumplir su condena de forma condicional.
-Durante la ejecución de la condena, goza de beneficios procesales como acceso a excarcelaciones.

¿Qué condiciones debe cumplir un imputado para ser arrepentido?
-La información que se aporte deberá involucrar a personas con pena igual o mayor que la del arrepentido.
-La información debe evitar el comienzo, permanencia o consumación de un delito; esclarecer el hecho; revelar identidad o paradero de autores; averiguar el destino de los bienes o ganancias obtenidas ilícitamente y las fuentes de financiamiento de las organizaciones criminales involucradas.

¿Quiénes quedan excluidos de la posibilidad de ser arrepentidos?
-Los funcionarios y ex funcionarios públicos susceptibles de juicio político, es decir, Presidente, Vicepresidente, Jefe de Gabinete, ministros del gabinete nacional y jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. “La razón principal de este tipo de herramientas es que ayuden a develar quiénes son los líderes de una organización que comete un delito, es por eso que en algunos casos se excluye a las máximas autoridades del Estado”, explicó a Chequeado Fernando Basch, investigador del Centro de Estudios Anticorrupción de la Universidad de San Andrés.

El caso brasileño

El proyecto de ley aprobado por la Cámara de Diputados tiene similitudes y diferencias con el que ya existe en Brasil, donde se lo conoce como “colaboración” o “delación premiada”. Entre sus principales diferencias, se destacan:

-En Brasil el arrepentido no sólo puede alcanzar una reducción de la condena. El juez también la puede sustituir por otra pena que no sea de prisión o incluso puede conceder el “perdón judicial”, es decir, la extinción de la pena.

-La ley brasileña no obliga a incriminar a un imputado con igual o superior jerarquía, como ocurre con el proyecto argentino. Sin embargo, establece que el fiscal puede desistir de denunciar a un arrepentido siempre y cuando no sea el líder de la organización y sea el primero en colaborar.

-El texto de la ley de Brasil no establece ningún tipo de excepciones para ser arrepentido, mientras que en la Argentina están exceptuados algunos funcionarios públicos.

donantes

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *