Promesa de Alberto Fernández: “Vamos a tener un INDEC que funcione bien” - Chequeado Skip to content
FrasesCumplida
El compromiso de campaña se llevó a cabo en el plazo previsto.

Promesa de Alberto Fernández: “Vamos a tener un INDEC que funcione bien”

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • Tras la intervención del organismo durante el kirchnerismo, existían incógnitas al asumir Alberto Fernández sobre qué rumbo podría tomar la gestión del Frente de Todos con el instituto oficial.
  • La gestión actual, a cargo de Marco Lavagna, cumplió con los objetivos técnicos planteados en su Plan de Trabajo anual y, según los especialistas, no hay razón para pensar que el INDEC no esté funcionando correctamente.
  • Aunque surgieron algunos cuestionamientos en cuanto al Censo 2022, los expertos aseguran que aún falta información para evaluar la calidad de los datos censales.

El Frente de Todos realizó en la campaña electoral de 2019 una promesa sobre el INDEC, organismo que estuvo intervenido entre 2007 y 2015, durante las presidencias de Cristina Fernández de Kirchner. La cuenta oficial de Twitter de la alianza que llevó a Alberto Fernández como candidato a presidente informó su plataforma electoral a través del hashtag #LaPropuestadeTodos. Allí aseguró: “El INDEC es un termómetro. Vamos a tener uno que funcione bien”.

En el relevamiento de promesas de 2020 y de 2021 Chequeado calificó esta promesa como “cumplida”, ya que se habían cumplido los objetivos anuales prefijados por el organismo y el funcionamiento había sido normal durante la pandemia. En ese sentido, el 2022 fue una continuidad ya que, según especialistas, actualmente no hay motivos para poner un manto de duda sobre la confianza de las estadísticas públicas. 

Aunque surgieron algunos cuestionamientos al organismo que dirige Marco Lavagna en cuanto a la realización -el 18 de mayo último- del Censo 2022, los expertos aseguran que el operativo se hizo correctamente y que aún falta información para evaluar la calidad de los datos censales.

Programa de trabajo del INDEC

Cada año, el INDEC debe realizar un plan en el que de cuenta de sus objetivos. Para 2022 se elaboró un nuevo Programa Anual de Trabajo y, además, un Programa Trienal de Trabajo (2021-2023) y un Plan Estratégico para el período 2021-2026. Este último definió 4 perspectivas estratégicas: la consolidación de las capacidades, la modernización tecnológica, la administración de los datos y el aseguramiento de la calidad. 

De acuerdo con un informe del organismo al que tuvo acceso Chequeado, durante 2022 se destaca la concreción de varios proyectos, como la realización del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2022 (Censo 2022) y la presentación en octubre último de los datos provisorios del Censo Nacional Económico

También el lanzamiento de la Encuesta Nacional sobre Consumos y Prácticas de Cuidado junto a la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar) y la presentación de una nueva herramienta de visualización interactiva del Sistema Integrado de Estadísticas Sociales, cuya finalidad es dar a conocer 82 variables sobre el bienestar de las personas.

En cuanto al acceso a la producción estadística, se difundieron de forma periódica 244 informes técnicos, con un promedio de 20 publicaciones por mes. Por su parte, se incluyeron los informes especiales “Dotación de personal de la administración pública nacional”, “Cuenta satélite de turismo de la Argentina” y “Cuentas por sectores institucionales”. Además, según el INDEC, se fortaleció el Plan Estratégico de Capacitación con el fin de adquirir herramientas para manejar un lenguaje estadístico común. 

Confianza en las estadísticas del INDEC

Con la intervención del organismo, desde 2007 a 2015, como antecedente, existían incógnitas al asumir Alberto Fernández sobre qué rumbo podría tomar la gestión del Frente de Todos con el INDEC. Sin embargo, especialistas coinciden en que -hasta el momento- no hay motivos para poner un manto de duda sobre la confianza de las estadísticas públicas.

Consultado por Chequeado sobre lo ocurrido en 2022, Martin Vauthier -economista de Anker Latinoamérica (consultora liderada por Luis Caputo, ex ministro de Finanzas de Mauricio Macri)- señaló: “No hay ninguna razón para pensar que el INDEC no esté funcionando correctamente. Los datos que se publican, en todos los aspectos, son confiables; nosotros los tratamos de esa manera. No hay ningún elemento que haga dudar de la calidad de los datos que se están publicando”. 

De la misma manera se manifestó el economista Joaquin Waldman, investigador del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES): “El INDEC sigue siendo confiable. Creo que no hay analistas que hoy critiquen su fiabilidad, aunque siempre puede haber alguna crítica a alguna metodología o a cómo se realizó alguna encuesta más puntualmente”.

Para la socióloga Sol Minoldo, investigadora del Conicet y autora junto a Diego Born del libro Claroscuros. Nueve años de datos bajo sospecha, en la actualidad existe confianza en las estadísticas públicas. “En realidad, ya desde 2016 los datos de INDEC se encuentran ajenos a controversias (políticas o académicas) referidas a una posible manipulación intencionada de la información”, sostuvo.

Y agregó: “Ello no quita que puedan eventualmente existir aún algunas limitaciones a nivel técnico y haya debates o críticas en ese sentido. Aunque puedo dar cuenta de que, si existen, no tienen comparación alguna con la controversia que minó su confianza entre 2007 y 2015”.

Por su parte, Jorge Paz, investigador del Conicet en el Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico (IELDE), explicó a este medio: “Si miro la evolución histórica, el funcionamiento actual del INDEC es muy bueno: se ha logrado recuperar de una crisis profunda y, de a poco, está saliendo de este pozo institucional al que se vio sumergido. Se está alineando con los institutos de estadísticas de la región, cuando en algún momento lideró ese conjunto de instituciones de América Latina”.

¿Qué pasó con el Censo 2022?

“El Censo 2022, por primera vez en nuestra historia, se definió como un censo de derecho; es decir que las personas fueron contabilizadas según su lugar de residencia habitual para identificar con mayor exactitud el lugar donde la población demanda los servicios”, destacó el informe del INDEC al que tuvo acceso Chequeado. Esto se diferencia de censos anteriores, donde se registraba a las personas en el lugar donde habían pasado la noche anterior.

Fue implementado mediante 2 modalidades de relevamiento: i) un Censo digital, que estuvo disponible durante los 2 meses previos al día del Censo, y ii) un operativo de campo con entrevistas presenciales en las zonas urbanas, rurales, viviendas colectivas y a personas en situación de calle.

Más del 50% de las viviendas del país participaron en el Censo digital, según el INDEC. A su vez, el 18 de mayo de 2022 se realizó el operativo presencial, en el que más de 650 mil censistas recorrieron la totalidad del territorio.

De todas maneras, durante y después de la realización del Censo 2022, surgieron diversos cuestionamientos (como contamos en esta nota). El principal fue la no publicación en tiempo y forma de los datos preliminares porque la información disponible no cumplía “con los estándares que requiere el instituto para la difusión de información estadística precisa”, según informó el propio INDEC al mismo tiempo que aseguró que el inconveniente “no impactaría en la publicación de los resultados definitivos del Censo”.

Ante esta situación, diputados de Juntos por el Cambio -encabezados por Martín Tetaz (Unión Cívica Radical)- presentaron un pedido de informes para que Lavagna explique ante la Cámara baja los inconvenientes con el censo.

Para Paz, el Censo 2022 se hizo correctamente, teniendo en cuenta que a lo largo de la historia siempre los censos han sido cuestionados. “El cambio de modalidad -al incorporar la posibilidad de contestar virtualmente las preguntas- supuso un gran desafío y en ese sentido me parece que el operativo censal fue exitoso. No tenemos información para evaluar la calidad de los datos censales, eso se hará en un par de años”, dijo.

“Si bien el Censo fue complejo y tuvo inconvenientes como cualquier operativo censal del mundo, los principales problemas no provienen de una cuestión local sino de un fenómeno mundial: este tipo de operativos no reciben por parte de la población la bienvenida que tenían décadas atrás”, sostuvo -por su parte- Lucia Andreozzi, doctora en Demografía, investigadora del Conicet y docente de la Universidad Nacional de Rosario.

Según la especialista, en países más avanzados actualmente los censos se están reemplazando por registros continuos. Sin embargo, para dar ese paso es necesario que se incluya el DNI entre las preguntas “y la población argentina es bastante reticente a esto”.  Y concluyó: “Creo que el trabajo de (Marco) Lavagna es correcto y, si bien hay una demora, existen procedimientos en todo censo para evaluar su calidad y corregirlo antes de su publicación”.

Por lo tanto, a 3 años de su asunción, esta promesa de Alberto Fernández se encuentra “cumplida”. La gestión actual, a cargo de Marco Lavagna, cumplió con los objetivos técnicos planteados en su Plan de Trabajo anual y, según los especialistas, no hay razón para pensar que el INDEC no esté funcionando correctamente.

 

CUMPLIDA: el compromiso de campaña se llevó a cabo en el plazo previsto. 

Temas

Comentarios

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *