Imagen: Senado

Exagerado

Pinedo: “No hay ningún caso de una mujer presa por abortar”

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Los datos muestran que las condenas por esta práctica son pocas. Sin embargo, aunque no hay datos oficiales actualizados, sí existen casos de mujeres que están y/o estuvieron presas.

“No hay ningún caso de una mujer presa por eso [N. de R.: abortar por fuera de las causales que hoy están permitidas por ley]”, señaló el presidente del Senado, Federico Pinedo (PRO), en una columna publicada en el diario La Nación. El representante de la Ciudad de Buenos Aires criticó así la media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo que permite el aborto por solicitud de la mujer hasta la semana 14 de gestación inclusive. ¿Qué dicen los datos?

En la actualidad, la ley argentina permite esta práctica en casos de violación o de peligro para la vida o la salud de la mujer. Para otras circunstancias, el Código Penal de la Nación establece penas de uno a cuatro años para la mujer que se provoque su propio aborto o consintiera que otro se lo realice. La misma pena se establece para el que provoque el aborto con consentimiento de la mujer y se eleva de tres a diez años cuando no hubiera consentimiento. Esta pena aumenta si la mujer muere tras el aborto.

Chequeado consultó a Pinedo por la fuente de su afirmación y no obtuvo respuesta. De acuerdo con las cifras oficiales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, entre 2007 y 2016, 63 personas fueron condenadas por distintos tipos de delitos relacionados con el aborto, como aborto con o sin consentimiento; aborto de la mujer, propio o consentido; aborto seguido de muerte, entre otros.

Entre estos datos se observa que se condenó a cuatro mujeres por “aborto propio o consentido”. También se registran 29 condenas por “aborto” sin otra especificación y 16 por “aborto seguido de muerte”. El resto son condenas por abortos en otras circunstancias.

De las 13 personas condenadas en 2016, 11 recibieron penas de hasta tres años por diferentes tipos de aborto; una de cinco, por aborto sin consentimiento; y otra de ocho, por aborto sin otra especificación, de acuerdo con datos del Ministerio de Justicia.

Si bien hasta el cierre de esta nota el Ministerio no aportó precisiones acerca de cuántas de estas 63 personas se encuentran presas en la actualidad, con los datos disponibles se puede concluir que, aunque se registran casos, la judicialización de esta práctica es baja. En especial si se tiene en cuenta que, de acuerdo con un estudio realizado a pedido del Ministerio de Salud de la Nación, en la Argentina se realizan aproximadamente 450 mil abortos clandestinos por año.

Si se tiene en cuenta que el aborto de la mujer, propio o consentido, tiene una pena de entre uno a cuatro años, como normalmente no tiene reiteraciones, no sería un delito que lleve a la condenada a prisión”, explicó a este medio Alberto Binder, abogado penalista y vicepresidente del Instituto Nacional de Estudios Comparados en Ciencias Penales (Inecip).

A pesar de que el aborto está legislado desde 1921, los datos indican que esta norma rara vez es aplicada. Los datos del Ministerio de Justicia para el periodo 1990-2008, que se hicieron públicos a partir de un pedido de acceso a la información realizado por la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) y el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES), muestran que en esas casi dos décadas se dictaron 446 condenas por aborto.

Al margen de las estadísticas, algunos de estos casos han llegado a ser noticia en medios nacionales e internacionales. Es el caso de Belén, una joven tucumana que estuvo 29 meses presa acusada de haber abortado en el baño de un hospital. Finalmente, fue liberada en agosto de 2016 y absuelta por la Corte Suprema tucumana en marzo de 2017, que advirtió también sobre la violación del secreto profesional de los médicos del hospital.

Pero también existen otros casos:

Una mujer de 37 años en Jujuy fue acusada de homicidio después de ser denunciada por una doctora del hospital Oscar Orías. La médica detectó lesiones de un posible aborto por lo que la denunció en la comisaría local. La mujer fue detenida junto con dos amigas, acusadas de complicidad.

Patricia está presa en la Unidad Penitenciaria 47 de la provincia de Buenos Aires después de abortar a los cinco meses de gestación. La condenaron por “homicidio agravado por el vínculo”. Ella asegura que no sabía que estaba embarazada.

Yamila, en Rosario, sufrió un parto espontáneo y fue condenada en primera instancia a nueve años de prisión. Estuvo presa nueve meses y también cumplió arresto domiciliario hasta que la Cámara Penal la absolvió.

Las organizaciones de la sociedad civil advierten que el estado actual de la legislación tiene impacto en la salud pública: “La capacidad disuasoria de la penalización es baja o directamente nula y sólo sirve para extender la inseguridad de la práctica que implica, además, un riesgo de muerte para las mujeres más pobres de nuestra sociedad”. Esto se debe a que, al ser ilegal, la práctica no se realiza de manera segura en los establecimientos de salud.

Pinedo señala en la columna que la media sanción de Diputados mantiene la pena de cárcel para los casos de embarazos de más de 14 semanas. Si bien el dato es cierto, el proyecto disminuye la pena para esos casos: mientras que el Código Penal vigente establece de uno a cuatro años de cárcel para la mujer que se provoque su propio aborto o consintiera que otro se lo realice; la media sanción reduce la pena de tres meses a un año, cuando se produzca a partir de la semana 15 de gestación -fuera de los supuestos de violación, riesgo de vida o salud de la mujer e inviabilidad fetal.

donantes

4 Respuestas

  1. Facundo dice:

    En todo caso sería falso… Otras notas han puesto falso en lugar de exagerado en mediciones similares… Son pocos casos, pero igual desmiente lo dicho. Dijo NINGUN CASO, no pocos.
    La verdad que no están siendo tan imparciales como de costumbre… Y particularmente se nota que están a favor del aborto.

  2. Matías dice:

    Es FALSO. La afirmación es que no hay “NINGÚN caso” cuando claramente los hay, aunque sean pocos. Es FALSO, no entiendo por qué pusieron exagerado.

  3. Diego dice:

    Si hay una mujer presa, la afirmación debería ser FALSO.
    o, al contrario, me gustaría que compartieran con nosotros bajo qué criterio, según Uds, la afirmación de Pinedo hubiera merecido pasar de EXAGERADO a FALSO

  4. maria dice:

    Creo que muchos de los politicos, no piensan que en evitar penalizar el aborto en la mujer, nadie deberia de exponer su vida ni su interior, por que no somos quien para juzgar si un embarazo es adecuado o no, ademas de que no es peligrosa, por que penelizar, si su conducto no es antisocial ni anda por el estilo.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *