Wikipedia Crédito: Wikipedia

Verdadero, pero…

Según Lemus, el embarazo adolescente en la Argentina aumentó

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Si bien la cantidad de niñas y adolescentes que son madres a temprana edad aumentó entre 2001 y 2011, en 2012 se registró una caída y, desde ese momento, se mantiene estable en niveles altos.

El ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, se refirió en una entrevista en Infobae TV al crecimiento de la cantidad de niñas y adolescentes que son madres a temprana edad y señaló las consecuencias. “El aumento de embarazos adolescentes obviamente está ligado al aumento de la mortalidad infantil o temas muy importantes para la parte médica”, explicó.

Lemus no especificó a qué período de tiempo se refería. Consultado por Chequeado su equipo tampoco lo precisó. Si bien el embarazo adolescente aumentó entre 2001 y 2011, en 2012 registró una caída y desde ese momento se mantiene estable, aunque en niveles altos.

Según datos oficiales del Ministerio de Salud de la Nación, la tasa de fecundidad adolescente (entre los 10 y 19 años), que mide la cantidad de menores embarazadas frente a la población total de la misma edad, pasó de 30,5 cada mil mujeres en 2001 a 35,3 en 2011. Luego, en 2012, cayó a 32,7, y desde ese momento hasta 2014 (último año con cifras disponibles), se mantuvo constante en 33,7 cada mil.

Vale la pena destacar, sin embargo, que la situación nacional de 2014 no fue la misma en todas las provincias: en muchos casos las tasas de fecundidad adolescente fueron significativamente más altas, como en Misiones (52,6), Formosa (50,6) y Salta (45,8). En estos casos, como en otros distritos, se observaron aumentos de 4,6; 1,8 y 2,3 puntos, respetivamente.

Otra manera de medir el embarazo adolescente es contabilizando la cantidad de nacimientos de madres menores de 19 años frente a la población total. De acuerdo con este indicador, de los 777 mil chicos que nacieron en 2014, 117 mil tuvieron una madre menor de esa edad, según los últimos datos disponibles del Ministerio de Salud la Nación.

Al calcularlos como porcentaje del total, los embarazos adolescentes alcanzan una cifra del 15,1 por ciento. Y si bien se trata de una cifra elevada, “el porcentaje de recién nacidos de madres adolescentes respecto al total de nacimientos no ha tenido mayores variaciones (…) en los últimos 20 años”, como destacó en este chequeo Sebastián Waisgrais, especialista en Monitoreo, Evaluación y Políticas Públicas de Unicef Argentina.

La misma desigualdad entre las provincias frente al resultado nacional también se ve con esta medición. Las jurisdicciones con un mayor porcentaje de embarazo adolescente son: Formosa (28,3%), Chaco (23,5%), Misiones (23,2%) y Salta (20,9%).

Al analizar la tasa de fecundidad sólo en el rango de 15 a 19 años, el indicador de la Argentina (65,1 cada mil mujeres) es alto como en el resto de la región, según detalla un informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Además, “la tendencia en la fecundidad adolescente desde el año 2000 en el Cono Sur ha sido errática, con leves ascensos y descensos. La única excepción la constituye Brasil, con un descenso continuo si bien, a su vez, venía de experimentar un ascenso importante en la década previa”.

Frente a las causas de este fenómeno, un informe del Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva -en el que participan el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES) y el Centro Rosario de Estudios Perinatales (CREP)- señala que “la falta de oportunidades para el desarrollo personal, la pobreza, la desigualdad y la violencia, así como las dificultades de acceso a los métodos anticonceptivos (incluyendo información y acceso a la atención de calidad) y la incapacidad del sistema educativo para retener a los alumnos/as actúan como determinantes sociales del embarazo en la adolescencia en la Argentina”.

Este chequeo contó con la colaboración de Lucía Gardel (@lugardel) y de Martina Chadarevian (@MartuChada).

donantes

4 Respuestas

  1. Ndaharley dice:

    Verdadero? Despues de leer la nota, creo que es claro que es como mucho discutible, por no decir inchequeable ya que no especifica el periodo
    Igual sabemos cual es la intecionalidad que busca, lo mismo que sanz y compañia, relacionar el embarazo adolecente con la AUPE. Y en ese caso, es falso

  2. javier dice:

    “El aumento de embarazos adolescentes obviamente está ligado al aumento de la mortalidad infantil o temas muy importantes para la parte médica” es la frase concreta que dijo el ministro en la entrevista citada.
    En ninguna parte de la entrevista se dijo que aumento el embarazo adolescente en argentina. El periodista y no el ministro dice que el embarazo adolescente sigue siendo alto, y de alguna manera el ministro tacitamente lo da a entender.
    Lo que se pude chequear es si el aumento del embarazo adolescente esta ligado a la mortalidad infantil, pero no esta bien chequear algo que no se dijo.
    Si el ministro dijo que aumento el embarazo adolescente cambien la cita con la entrevista correspondiente.

  3. Sol Minoldo dice:

    Una observación a este chequeo. En realidad es ENGAÑOSO, porque no es lícito comparar con un año inicial que uno elija a gusto, sino que hay que mirar todo el proceso.
    El problema es tomar como base los años de la crisis de 2001 en que los nacimientos fueron excepcionalmente más bajos. Pero no en el caso de las adolescentes, sino en TODAS LAS EDADES. Y también, en TODAS LAS EDADES los nacimientos volvieron a aumentar y se estabilizaron hacia 2004. Desde ese año la tasa de embarazo adolescente NO AUMENTÓ.
    Sumaría al chequeo, entonces, una línea de evolución desde 2001, para que se observe toda la tendencia, y usaría como control la evolución de la natalidad en otro grupo etario.

  4. Sol Minoldo dice:

    De hecho, hay elementos para catalogar el dicho como falso. Si la fecundidad adolescente no modificó su participación relativa, aun si creció su tasa, lo que creció es la tasa general de fecundidad, y no la adolescente. Y como dice el chequeo, “el porcentaje de recién nacidos de madres adolescentes respecto al total de nacimientos no ha tenido mayores variaciones (…) en los últimos 20 años”

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *