Crédito: Arturo Chomyszyn

¿Cuán caros están los precios en la Argentina?

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

Varios medios difundieron notas comparando el costo de un “changuito” argentino con el de otros países. Un análisis en base a datos revela que la Argentina no es el país más caro de la región, sino el segundo detrás de Uruguay, y que es más barato que los Estados Unidos y varios países de Europa.

En los últimos tiempos, mucho se ha hablado acerca de que “la Argentina está cara” en precios respecto a otros países, como se ve en estas notas de los diarios Clarín y El Cronista, esta entrevista en Radio Continental y este informe en “23 pm”, el programa que conduce Maximiliano Montenegro en Canal 9. ¿En qué medida esto es así?

La comparación de precios entre países no es nada trivial, debido a las dificultades de comparar “peras con peras”. La estimación más precisa es la del Banco Mundial (BM), organismo que desde 1970 lleva adelante el “International Comparison Program” (ICP) cada unos cinco o seis años. El objetivo central del ICP es poder comparar bien el Producto Bruto Interno (PBI) y la calidad de vida de distintos países, teniendo en cuenta que un dólar no compra lo mismo en todos lados. Esto es lo que se conoce como “paridad de poder adquisitivo”, o PPA. Dado que los ICP se hacen cada cinco o seis años, los niveles de los precios año a año surgen de comparar la inflación de los distintos países y la variación del tipo de cambio de cada país.

En el gráfico 1 se puede ver el ranking de los países según el nivel de sus precios, que se estimaron a abril de 2017. Para ello, se tomó la PPA de 2016 y se la actualizó de acuerdo con la inflación transcurrida hasta abril de 2017 (para la Argentina, se tomaron datos del INDEC, en tanto que para el resto de los países se utilizó la base de datos del FMI) y a los movimientos del tipo de cambio (a partir del sitio Xe.com). En el gráfico, la Argentina es 100. Si, por ejemplo, Francia puntúa 119, ello implica que los precios del conjunto de la economía son 19% más elevados en este último país y a la inversa con los valores inferiores a 100. Vale la pena destacar que las PPA que calcula el Banco Mundial muestran los precios de toda la economía, incluyendo no sólo lo que consumen los hogares, sino también los precios de maquinarias para la inversión.

Según esta metodología, Islandia hoy es el país más caro del mundo: 83% más que la Argentina. Le siguen Suiza (+79%), Israel (+52%) y Australia (+50%). Llamativamente, en el top ten de los más caros hay tres países muy pequeños de Oceanía: Vanuatu, Palau e Islas Marshall. Contrariamente a lo que muchas personas creen, los Estados Unidos está décimo, con niveles de precios 39% mayores a los de la Argentina. Suecia es 34% más cara;  Japón, 30%; Reino Unido, 21%; y Alemania, 15 por ciento. Uruguay es el más caro de América Latina: está en el puesto 30, por delante de la Argentina, que se ubica en el puesto 37. En tanto, España ocupa el puesto 42.

¿Qué ocurre con otros países de la región? Brasil es 10% más barato que la Argentina; Chile, 18% y México, 36 por ciento. El más barato del mundo es Egipto, país en donde el dólar subió 105% a fines de 2016. Allí, los precios son un quinto de los argentinos.

Además de las estimaciones del Banco Mundial, hay otras dos que son menos rigurosas, pero muy utilizadas tanto por individuos como por empresas: los sitios Numbeo y Expatistan. Ambas páginas tienen una metodología similar: calculan el costo de vida en diferentes ciudades del mundo a partir del precio de 48 y 53 bienes y servicios, respectivamente. Las fuentes utilizadas son mayormente usuarios que aportan precios de la ciudad en la que viven.

Numbeo y Expatistan utilizan una serie de filtros para detectar valores anormales que puedan distorsionar los promedios de los precios de cada ciudad. De todos modos, algunos de los ítems relevados dan margen a una ambigüedad muy grande que puede afectar un tanto los cálculos. Por ejemplo, uno de los ítems de Numbeo es “Comida para dos personas, en restaurant intermedio, con tres platos”; en Expatistan, un ítem es “Pan para dos personas para un día”. Además, la ponderación de cada rubro en el total no surge de encuestas de gasto, como sí hace el BM, sino de estimaciones ad hoc de posibles patrones de consumo.

Más allá de estas falencias, ambos sitios muestran resultados que tienen varias similitudes a los mostrados anteriormente. Según Numbeo, los precios en los Estados Unidos son 43% mayores a los de la Argentina y Uruguay también lidera el nivel de los precios en América Latina. Por su parte, según Expatistan, Buenos Aires es la sexta ciudad más cara de América Latina, por detrás de San Juan (Puerto Rico), San Pablo (Brasil), Río de Janeiro (Brasil), Montevideo (Uruguay) y Ciudad de Panamá. Santiago de Chile, por su parte, es 11% más barata según la misma fuente, en tanto que México DF es un 28 por ciento. Madrid (España), por su lado, es hoy prácticamente igual de cara que Buenos Aires.

En suma, todo dato siempre es producto de una metodología. Más allá de las diferencias metodológicas entre las tres fuentes aquí mencionadas, lo cierto es que la Argentina hoy no es el país más costoso de la región (lugar que ocupa Uruguay), pero sí relativamente caro en relación con otros países en desarrollo. A su vez, los datos de Numbeo y Expatistan muestran algo adicional: la Argentina es cara en precios al contado (ver referencia en el final) en ropa de marca y electrónica, intermedia en alimentos y alquileres y relativamente barata en servicios públicos, cigarrillos o transporte público (ver gráfico 2).

Lógicamente, el nivel de los precios por sí solo no alcanza para monitorear la calidad de vida de un país. La clave estriba en comparar también los ingresos de la población y, por ende, el poder adquisitivo.

Precios de bienes y servicios según Expatistan, mayo de 2017. Ciudades seleccionadas (Buenos Aires=100).

Precios

Fuente: elaboración de Daniel Schteingart en base a Expatistan.

Referencia:

-Las comparaciones de precios en general se hacen al contado. Dado que la Argentina es un país con una inflación mayor que la mayoría de los países, si se tomaran en cuenta las llamadas “cuotas sin interés” en los cálculos, el país se abarataría en términos relativos. Esto ocurre porque las cuotas se “licuarían” más que en otros países.

 

El autor es doctor en Sociología (Universidad Nacional de San Martín) y profesor en la Universidad Nacional de Quilmes (UNQui).

donantes

2 Respuestas

  1. alfredo zurita dice:

    dias pasados en un programa de tv un sociologo investigador dijo cosas parecidas en relacion a la pobreza, definiciones y metodologias impiden comparaciones validas, lo mas liviano que le dijeron es presuntuoso, todos saben que argentina es un pais muy pobre, epocas de postverdad

  2. Octavio M. V. Oneto dice:

    Yo compararía, más que con un dólar, con 2 variables entre cada país, con cuántas horas de trabajo de un trabajador poco calificado comprás x producto (se elige alguno representativo o varios), y lo mismo para trabajadores altamente calificados. Porque por más que se compren más cosas en Egipto con 1 dólar que en Suiza o Noruega, cuántas horas tiene que trabajar un egipcio para obtener 1 dólar y cuántas un noruego?

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *