Skip to content
Esta nota tiene más de un año

¿Hace mal fumar marihuana de manera regular?

Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:
  • La marihuana es la droga ilícita de mayor consumo en el país. El 7,8% de la población declaró su uso en el último año, según una encuesta de 2017 (último dato disponible) realizada por la Secretaría de Programación para Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico en la población de 12 a 65 años.
  • Consumir marihuana en forma habitual y prolongada puede tener efectos negativos sobre la salud, según un resumen de la evidencia científica disponible realizado por profesionales de la salud del servicio de clínica médica del Hospital Alemán de Buenos Aires para Chequeado.
  • Los efectos perjudiciales principalmente se dan sobre el cerebro al producir un deterioro del coeficiente intelectual, y aumentar el riesgo de sufrir trastornos psicóticos, depresión y accidentes cerebrovasculares.

Última actualización: 18/06/2022

El consumo de cannabis con fines religiosos y medicinales es conocido desde hace miles de años, pero en los últimos 50 años comenzó su uso recreacional, siendo hoy la sustancia psicoactiva más conocida en todo el mundo. 

Según la Oficina de Drogas y Crimen de la Organización de las Naciones Unidas (UNODC, por sus siglas en inglés), casi el 4% de la población mundial de 15 a 64 años consumió cannabis al menos una vez en 2019, el equivalente a unos 200 millones de personas. Se estima que el número total de personas que consumieron cannabis aumentó casi un 18% durante los últimos 10 años (2010-2019).

Con respecto a la Argentina, el cannabis es la droga ilícita de mayor consumo en el país. Una encuesta nacional realizada por la Secretaría de Programación para Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) en la población de 12 a 65 años durante el 2017 (último dato disponible), mostró que el 7,8% de la población declaró su consumo en ese último año: el 10,7% de los varones y el 5,2% de las mujeres.

Entre 2010 y 2017, el consumo creció en todos los grupos etarios, tanto en varones como en mujeres. Las mayores tasas se observaron entre los jóvenes de 18 a 24 años (29,3%), seguidos por los de 25 a 34 años (26,8%) y 35 a 49 años (15,5%), descendiendo hasta alrededor del 5% en la población de 50 a 65 años. Entre aquellas personas que consumieron alguna vez en la vida, cerca del 41% mantuvo su consumo durante ese último año. 

Se ha discutido mucho sobre el impacto que tiene el consumo regular de cannabis en la salud, si es más o menos dañino que el tabaco o si tiene consecuencias a largo plazo. No es fácil poder medir los efectos que puede tener: para poder evaluar las consecuencias a largo plazo del consumo de marihuana son necesarios estudios adecuadamente diseñados que comparen a personas que consumen marihuana con personas que no lo hacen. 

Existen varios estudios cuyos resultados resumimos a continuación (ver documento técnico para mayor detalle). En todos los casos, hablamos de personas que consumen marihuana de manera habitual y prolongada, no de fumadores esporádicos.

Enfermedad cardiovascular y cáncer

En cuanto al riesgo de enfermedad cardiovascular, los estudios existentes muestran una asociación entre el consumo crónico de marihuana y el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares. En cuanto al riesgo de infarto cardíaco, la asociación es incierta ya que algunas investigaciones muestran un incremento, pero otras muestran lo contrario.

Con respecto al riesgo de cáncer, los resultados de los estudios son discordantes. Algunos sugieren que el consumo crónico de marihuana podría incrementar el riesgo de cáncer de pulmón mientras que otros no encontraron una asociación. Estos estudios no identificaron un aumento en el riesgo de cáncer de boca, faringe, laringe o esófago. 

Sin embargo, los resultados de 3 estudios sugieren que podría existir una asociación entre el consumo prolongado de marihuana (más de 10 años) y el cáncer de testículo. La certeza en esta asociación es baja por lo que se necesita más información para confirmar o descartar esta asociación.

Sistema respiratorio y nervioso central

Múltiples estudios evaluaron los efectos de fumar marihuana en forma crónica sobre la función de los pulmones y los síntomas respiratorios. Los resultados no sugieren un deterioro en la capacidad pulmonar pero sí una asociación entre el consumo de marihuana y la presencia de tos y/o broncoespasmo.

El riesgo más alto es el impacto que la droga podría tener sobre el sistema nervioso central. Los resultados de un estudio que siguió a 874 pacientes por 20 años mostró que el consumo crónico tiene un impacto negativo sobre el coeficiente intelectual (hay un declive significativo entre quienes consumen en comparación con quienes no lo hacen).

Otros estudios sugieren una disminución en la capacidad de tomar decisiones, formar conceptos y planificar. Un total de 11 estudios que evaluaron el riesgo de trastornos psicóticos concluyeron consistentemente que el consumo crónico de marihuana aumenta el riesgo de este tipo de enfermedades y otro grupo de estudios que evaluaron el impacto del consumo de marihuana por parte de adolescentes (menores de 18 años) mostraron una asociación con el desarrollo de depresión e incluso con el riesgo de suicidio.

Aclaraciones y conclusiones

En resumen, la evidencia científica disponible sugiere que el consumo de marihuana se asocia a efectos perjudiciales para la salud fundamentalmente sobre las funciones neurocognitivas, y a un aumento en el riesgo de presentar trastornos psicóticos, depresión y accidentes cerebrovasculares. 

Las conclusiones del presente reporte deben interpretarse con cuidado teniendo en cuenta que: 

1) Asociación no implica causalidad. Es decir, que lo observado por los estudios científicos es una relación entre el consumo de marihuana y los mencionados problemas en la salud, los cuales podrían o no ser consecuencia directa de dicha conducta. 

2) La asociación observada determina que las personas que consumen marihuana probablemente tengan mayor riesgo de sufrir los mencionados problemas de salud. Sin embargo, el incremento absoluto en dicho riesgo probablemente varíe entre personas, siendo “pequeño” para aquellos que no presentan enfermedades u otros problemas de salud.  

El detalle de los estudios citados pueden verse en el documento técnico.

Los autores pertenecen al Programa de Medicina Basada en Pruebas del Servicio de Clínica Médica del Hospital Alemán de Buenos Aires, Argentina.

 

Actualización 18/06/2022: se actualizó la nota con la última información disponible 

Temas

Comentarios

  • Ariel14 de enero de 2024 a las 10:39 amEl estres del trabajo y correr zanahorias es la droga mas letal y asesina de la vida. Fumar un porrito de manera recreativa si caer en el vicio extremo es otro nivel , es una apertura mental distinta, una manera mas amorosa de relacionarte con lo que te rodea. Es mi opinion como consumidor ocasional.
  • Paulolo23 de enero de 2024 a las 4:06 amSoy consumidor activo desde los 19 años, tengo actualmente 22, mi primera vez fue a los 14. Debo decir en base a mi experiencia, los problemas de memoria si suceden pero al menos a mi me pasan solo cuando estoy dentro de ese estado, fuera de el soy una persona muy productiva y la uso solo para lidiar un poco con el estrés de mi vida, se muy bien que no la necesito para ser feliz pero desde luego me ayuda mucho a obviar cosas que en una vida sobria siento que no podria llevarlo bien. Tambien debo complementar que mi trabajo es muy estresante, entonces me permite vivir mi vida sin preocuparme mucho, cosa que le sucede demasiado a la gente sobria, que se agobian mucho por los problemas, lidian con mucho estrés, de un tiempo para aca nada me preocupa ni me importa lo suficiente, claro, esto es una mezcla de filosofia mezclado con el consumo, pero desde luego debo decirles que cuando no lo hago la vida me abruma mucho, por como conté anteriormente, quizas por los problemas que tengo, pero al menos actualmente, me permite seguir adelante. Obviamente, las consecuencias y efectos negativos existen, por temas de combustion, bla bla bla. Pero, tambien tiene sus cosas positivas, el punto está en que si eres fumador y está afectando seriamente tu vida y tu progreso, debes dejarla inmediatamente por mas dificil que sea. Conozco gente sana que muere joven, gente que lleva una vida muy mala y viven mucho tiempo, al final todo es relativo y cuando nos toque el día de irnos de esta tierra tocará y ya, hayas fumado o no, hayas bebido o no, etc. Lo importante es tener la mente sana que es el organo mas importante que tenemos y cuando estamos tristes o estresados, deterioramos mas el cuerpo, eso es lo que yo evito a toda costa, igualmente manejo niveles de estrés altos, pero al final del dia siento el alivio de fumar un poco, escuchar buena musica y descansar para un maravilloso dia mañana! Conclusion: Es buena y es mala, si no la has usado nunca creeme que no la necesitas, si eres fumador y te causa problemas dejala, si eres consumidor y no ha afectado tu vida y tienes un buen autocontrol hazlo mientras sepas lo que estas haciendo, les deseo a todos los que lean este mensaje mucho animo y exito en lo que sea que esten haciendo!
  • Josué Sánchez24 de enero de 2024 a las 11:57 pmTengo información contundente que ayuda en gran manera a su estudio,

Valoramos mucho la opinión de nuestra comunidad de lectores y siempre estamos a favor del debate y del intercambio. Por eso es importante para nosotros generar un espacio de respeto y cuidado, por lo que por favor tené en cuenta que no publicaremos comentarios con insultos, agresiones o mensajes de odio, desinformaciones que pudieran resultar peligrosas para otros, información personal, o promoción o venta de productos.

Muchas gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *