Imagen: Ministerio de Salud de la Nación

¿Cuántas donaciones y trasplantes se hacen en la Argentina cada año?

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

En la actualidad, casi 11 mil personas se encuentran en una lista de espera para ser trasplantados y, aunque la Argentina se encuentra bien posicionada en la región, está lejos de los resultados de algunos países desarrollados. Qué medidas pueden contribuir a mejorar estas cifras.

Justina Lo Cane tiene 12 años y espera un trasplante de corazón. Cuando fue internada en septiembre último por complicaciones por una cardiopatía congénita, y se enteró que debía ser trasplantada, su familia comenzó una campaña de concientización sobre la importancia de la donación de órganos. Desde entonces, la iniciativa conocida como #LaCampañadeJustina y #Multiplicatepor7 se viralizó por redes sociales y logró el apoyo de artistas, deportistas y otras personalidades públicas. Pero, ¿cuál es el panorama de la donación y el trasplante de órganos en la Argentina? A continuación, datos para entender el tema:

Hoy en el país, casi 11 mil personas se encuentran en una lista de espera para ser trasplantados, de acuerdo con datos del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai). La mayoría necesita un riñón (56%), otros córneas (membrana dura y transparente, situada en la parte anterior del ojo) (26,8%) u otros hígado (11,5%). El resto precisa de otros órganos o tejidos. Si bien la mayor parte de los pacientes son mayores de edad, especialmente entre los 30 y los 59 años, 290 chicos menores de 18 años también esperan un trasplante para seguir viviendo.

De acuerdo con el Incucai, el organismo oficial encargado de gestionar las listas de espera y la distribución de los órganos y tejidos para ser trasplantados, en lo que va del año se realizaron 1308 trasplantes, que surgieron de 525 donantes reales, es decir que la mayoría de estos donantes aportaron más de un órgano.

En relación a 2016 estas cifras son auspiciosas porque representan un aumento en la cantidad de trasplantes y donantes reales: en el mismo periodo del año anterior se habían realizado 1140 trasplantes provenientes de donantes fallecidos, y los donantes reales habían sido 461, es decir que aumentaron un 15 y un 14%, respectivamente.

Sin embargo, ambos indicadores tenían una tendencia decreciente y, aún con el aumento, se encuentran por debajo de los resultados alcanzados en 2012, el pico más alto de los últimos diez años.

“La caída de donantes responde a varios factores relacionados con la voluntad de donar, el proceso de identificación de los pacientes que pueden donar, y la distribución de esos órganos en el ámbito hospitalario”, señaló a Chequeado Carlos Díaz, presidente de la Sociedad Argentina de Trasplante (SAT).

En términos globales, la Argentina se encuentra bien posicionada en la región aunque todavía alejada de los resultados obtenidos en Europa y América del Norte. Entre los países de América del Sur, nuestro país (11,8) se encuentra en tercer lugar en relación a la cantidad de donantes, después de Uruguay (16,8 por millón de habitantes) y Brasil (14,2); y segundo en cuanto a pacientes trasplantados con 39,2 casos por millón de habitantes, después de Uruguay -que cuenta con 45,3-, de acuerdo con el informe Newsletter Transplant 2016 (último disponible) elaborado por el Consejo de Europa y la Organización Nacional de Trasplantes de España. En España, país referente en esta disciplina, la tasa de donantes es de 43,8 por millón de habitantes y la de pacientes trasplantados fue de 102,3.

Para poder aumentar la cantidad de trasplantes que se realizan en el país, María del Carmen Bacqué, médica nefróloga y presidenta del Incucai señaló a este medio que desde el Estado trabajan con “programas de capacitación para los profesionales de la salud, con el objetivo de mejorar el tratamiento y concientizar sobre la importancia de la detección temprana de los posibles donantes”, además de impulsar “campañas de comunicación para el público para educar, entre otras cosas, sobre la importancia de tener una comunidad donante”.

Los especialistas coinciden en que ampliar la cantidad de donantes es clave para mejorar los indicadores de esta actividad y poder salvar más vidas. En la actualidad, casi tres millones de personas de todo el país se inscribieron en el Registro Nacional de Expresiones de Voluntad para la Donación afirmando su voluntad de ser donantes y otro millón de no serlo.

Por campañas como la de Justina y la impulsada por el Incucai durante las elecciones de agosto y octubre último, 81 mil personas se registraron para donar sus órganos. El organismo oficial comunicó que “se trata de una marca histórica para el país”.

En 2006 entró en vigencia la Ley 26.066, conocida como la “ley del donante presunto”, por la que “toda persona capaz y mayor de 18 años pasa a ser donante de órganos y tejidos tras su fallecimiento, salvo que haya manifestado su oposición”, como explica un análisis del Incucai. Cuando no hay constancia expresa, “los familiares directos son quienes dan cuenta de la voluntad respecto a la donación de órganos”.

En relación a las medidas que son necesarias para aumentar la cantidad de trasplantes, Alejandro Bertolotti, jefe de la Unidad de Trasplante de la Fundación Favaloro, señaló en una entrevista en el programa “Y ahora quién podrá ayudarnos” en Radio con vos: “Todos los profesionales y los trabajadores de la salud que trabajamos en los hospitales también somos parte de la misma sociedad que reclama y necesita estos órganos, entonces tenemos que entender que todo potencial fallecido es una fuente de salud para otros”.

El especialista agregó también que “es extremadamente complejo” analizar durante el momento del duelo la decisión de donar o no los órganos de un familiar. “es por eso que las campañas hoy lo que buscan es que pensemos estas cosas antes”, concluyó.

 

Para inscribirse en el Incucai y expresar la voluntad de donar órganos, ingresar al siguiente link.

donantes

1 Respuesta

  1. Fernando dice:

    Es un hilando grueso. Los pacientes trasplantados empezaron a tener dificultades para la medicación. Quizás debería chequearse cuántos transplantes se hacían y se hacen en el subsector público y en el privado. El coeficiente de Gini empeoró? Es distinto esto según provincia?

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *