Imagen: Casa Rosada

Macri declaró que aumentó su patrimonio un 21%: ¿cómo varió el de sus ministros?

¿TENÉS MÁS DÁTOS SOBRE
ESTE TEMA? ¡SUBILOS!

El Presidente reportó bienes por casi $100 millones, aunque dejó afuera sus acciones en el llamado “fideicomiso ciego”. Arribas y Caputo (que ayer renunció), los más ricos. Peña y Michetti, los patrimonios más bajos. Bullrich y Faurie, los que más crecieron.

Mauricio Macri declaró un patrimonio de casi $100 millones en 2017 que incluye una gran parte en títulos públicos y propiedades en el país y en el exterior. Esta información se desprende de la declaración jurada presentada por el Presidente ante la Oficina Anticorrupción (OA). Esto quiere decir que incrementó sus bienes en un 21% de acuerdo con la información que brindó en el período 2016. Con este patrimonio, que se incrementó sobre todo por una mayor tenencia de títulos públicos nacionales y provinciales, Macri es uno de los cuatro funcionarios más ricos de su gabinete.

Sin embargo, al igual que durante el primer año de su mandato, la declaración jurada presentada por el Presidente no incluye una parte importante de sus bienes. Son las acciones que Macri tiene en distintas compañías y que fueron incorporadas al llamado “fideicomiso ciego”, una figura legal que el jefe de Estado anunció luego de que se conociera su participación en la empresa off shore Fleg Trading Ltd a través de la filtración de los llamados “Panama Papers”, y mediante la cual una persona deja en manos de un tercero -en este caso Seguridad Fiduciaria SA-, la administración de sus bienes por un tiempo determinado.

Macri había incluido estas tenencias en su declaración jurada de 2015, cuando todavía no había creado este fideicomiso. Ese año declaró esos bienes por un valor de $44,2 millones. Si se sumaran esas acciones a su patrimonio, Macri sería el funcionario más rico del gabinete, junto con el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas.

Sin embargo, las declaraciones juradas del jefe de Estado no incluyen información sobre los bienes de este fideicomiso. “Si bien el que crea el fideicomiso no puede administrar ni disponer de los bienes, continúa siendo el propietario real de ese patrimonio, por lo que deberían ser incluidos por un funcionario público en una declaración jurada”, señaló a Chequeado Natalia Volosín, abogada especialista en temas de corrupción, en esta nota.

¿Quiénes son los funcionarios más ricos del gabinete?

Arribas declaró un patrimonio de $145,4 millones, un 15% más que en 2016. Reportó prácticamente los mismos bienes que el año último, aunque varió su cotización. Declaró dos departamentos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y un terreno y una casa en San Martín de los Andes (Neuquén); cuatro departamentos y una casa en San Pablo (Brasil); casi $61 millones en empresas radicadas en Brasil y casi $55 millones en ahorros. El 97% de esos ahorros los tiene en dólares en una cuenta en Suiza.

Hay que aclarar que las declaraciones juradas presentadas por todos los funcionarios corresponden a sus bienes a fines de 2017, cuando el dólar valía menos de 20 pesos. Por eso, en la actualidad, con un dólar a $39, los patrimonios crecieron significativamente.

En segundo lugar figura Luis Caputo, quien ayer renunció a la presidencia del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y será reemplazado por el ex secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda de la Nación, Guido Sandleris (que aún no presentó su declaración jurada del año último). Caputo declaró en 2017 un patrimonio de $127 millones, un 2% más que en 2016. Según lo declarado ante la OA, tiene dos departamentos y tres cocheras en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un terreno en Pilar, una casa y un terreno en Benavídez (Tigre), un terreno y una casa en Villa La Angostura (Neuquén) y un campo en Santiago del Estero, valuado en $36 millones. Además, declaró dos embarcaciones, cuatro autos, una moto y un cuatriciclo.

Buena parte de su patrimonio está en acciones en empresas (como Palmeral Chico SA, Petrobras y YPF) y fondos de inversión (Gainvest Capital y Fondos Fima, de Banco Galicia), aunque se desprendió de los más de $11 millones que tenía en el Fondo Axis. Hace un año, la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos de la Seguridad Social (Ufises) lo denunció penalmente porque el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES, que tenía a Caputo dentro de su Comité Ejecutivo, compró Letras del Banco Central (Lebacs) a través del Fondo Axis, del que Caputo era accionista. El saliente presidente del BCRA también declaró en su patrimonio casi $9 millones en Lebacs, adquiridas en diciembre de 2017 mientras ejercía como ministro de Finanzas de la Nación.

El tercer de lugar del ranking lo ocupa el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, que declaró un patrimonio de $121 millones, un 5,7% más que en 2016. La declaración jurada del titular de Hacienda fue una de las últimas en hacerse pública. Según explicaron a Chequeado desde el Ministerio, se debió a un problema de carga de la Oficina Anticorrupción.

Hace algunos meses, en el Congreso Dujovne había aclarado que en 2017 había repatriado una parte de sus bienes en el extranjero. En su declaración jurada reportó casi $84 millones en el exterior, el 69,1% de su patrimonio total. El año pasado había declarado un monto casi idéntico. Continúa siendo propietario de un terreno y una casa en Uruguay (valuadas en $6 millones y $17 millones, respectivamente); dos cuentas bancarias en el mismo país con el equivalente a $2 millones y dos cuentas en los Estados Unidos con el equivalente a $35 millones. Además, declaró $22 millones en la compañía Florentine Global, radicada en las Islas Vírgenes Británicas y montos cercanos a los $350 mil en acciones en dos empresas radicadas en Uruguay.

En cuarto lugar figura Macri, con casi $100 millones. Declaró inmuebles en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Tandil, Pilar, Salta y Maldonado (Uruguay). Pero la mayor parte de su patrimonio lo declaró en títulos públicos del Gobierno nacional y de la Provincia de Buenos Aires, una de las jurisdicciones del país que más deuda tomó. Declaró $9 millones en ahorros, tanto en cuentas bancarias como en efectivo y todo en nuestro país. De ese total, un 70% lo tiene en dólares y el 30% restante en pesos.

En quinto lugar figura un ministro nuevo, que presentó su primer declaración jurada como funcionario: el ministro de Producción, Dante Sica, que declaró $34 millones. Detalló una casa y un departamento en La Plata, cuatro autos, ahorros en efectivo por $11 millones y una deuda a su favor por $14 millones de Mariana Camino, su ex socia en la consultora Abeceb, a quien le vendió su parte en la consultora. En sexto lugar figura Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social, que declaró un patrimonio de $18,7 millones, la mayor parte en una casa en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires valuada en $16,4 millones que adquirió en 2016 (ver acá listado completo de funcionarios).

El otro lado del ranking

Con poco más de $600 mil, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, es el funcionario del Gabinete con menor patrimonio. El funcionario declaró los mismos bienes que en 2016: un departamento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un auto y ahorros por poco más de $200 mil. La segunda con menos patrimonio es la vicepresidenta, Gabriela Michetti. Declaró bienes por $800 mil: un departamento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y ahorros por cerca de $30 mil.

Los que más aumentaron

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, no está entre los funcionarios con más patrimonio (declaró bienes por casi $6 millones), pero en 2016 había declarado un patrimonio de $1,5 millones, es decir que de un año a otro tuvo un aumento patrimonial de un 280 por ciento. Una parte importante de este cambio se debe al cobro de una herencia: según consta en su declaración jurada, recibió $1,6 millones en concepto de “herencia, legado o donación” de su madre, Julieta Luro Pueyrredón, que falleció en septiembre último. Además, declaró una cuenta en el país en dólares con el equivalente a $3,5 millones.

El segundo que más aumentó su patrimonio fue el canciller, Jorge Faurie. En 2016 había declarado bienes por $9 millones y en 2017 reportó bienes por $12,6 millones, un 40% más. El canciller es el miembro del gabinete con mejor sueldo ($367 mil brutos -es decir, sin los descuentos jubilatorios-, a mayo de 2018), incluso por encima del Presidente ($214 mil brutos), ya que por ser diplomático de carrera su salario lo determina la Ley de Servicio Exterior. Es por eso que su sueldo bruto es un 95% mayor al del resto de los ministros, que en promedio cobran $189 mil.

 

Actualización: el 3/10 se incluyó la información sobre la declaración jurada del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, que fue publicada por la Oficina Anticorrupción semanas después que las del resto de los ministros.

donantes

1 Respuesta

  1. griselda dice:

    porque crece el de el y el nuestro bajo

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *