Nuestra experiencia en Instagram: cómo podemos hacer para que los datos sean (aún más) atractivos

En nuestra lucha por llegar a nuevos públicos, generar nuevos formatos y hacer más atractivos los datos (¿acaso el déficit fiscal o la inconstitucionalidad de una ley no son lo suficientemente interesantes?), desde hace casi un año Chequeado comenzó a publicar historias en Instagram.

A mediados de 2015 abrimos el Instagram @Chequeado, donde empezamos a difundir fotos del detrás de escena de la organización. Fue dos años después, una vez que la aplicación permitió poner links en sus famosas stories (historias, en español), cuando decidimos experimentar más. Anteriormente habíamos hecho algunas pruebas puntuales en nuestro usuario en Snapchat, por lo cual la transición a la red de fotos de Facebook nos pareció lógica.

Cuando conseguimos la verificación de la cuenta, nos pusimos los guantes y empezó el experimento. La primera publicación fue el 25 de julio de 2017, cuando publicamos un gif coproducido con Uno (un medio enfocado en redes sociales y millennials con el que nos aliamos) sobre un chequeo a Máxima Zorreguieta, Reina de Holanda nacida en la Argentina que se encontraba de visita en el país.

Primero, y de manera experimental, publicamos las stories sólo los martes (¿por qué los martes? No hay por qué). Además de chequeos, publicamos otras notas que generamos como explicadores -donde intentamos simplificar algunos temas complejos- o investigaciones sobre distintos temas que no se encuentran en la agenda cotidiana de los medios.

En enero de este año nos renovamos. Primero, comenzamos a publicar historias junto al área de Educación de Chequeado (hasta ese momento sólo lo hacíamos en nuestra área de Medios), enfocadas en enseñar más sobre el chequeo de datos y experimentar nuevos formatos enfocados en los más jóvenes.

Pero, además, comenzamos a publicar todos los viernes un resumen semanal con las principales notas. Así, nuestros seguidores saben que todos los viernes pueden entrar a nuestro perfil de Instagram y enterarse de los principales temas de la actualidad argentina.

Cancheros, ahora también publicamos los especiales (como “El Infómetro”, un ránking que nos permite medir la transparencia de los distintos ministerios) o pedidos institucionales como la realización de una encuesta para conocer más a nuestros seguidores. Además, también comunicamos eventos especiales como nuestros chequeos colectivos en vivo o “La noche de Chequeado”, nuestro evento anual de recaudación de fondos.

Pero, además de publicar en nuevos formatos, algo que también nos parece importante es generar un nuevo canal para que nuestra comunidad se comuniquen con nosotros. Varios usuarios nos mandan mensajes privados consultándonos sobre temas específicos o mandándonos imágenes que circulan en Instagram y quieren que las chequeemos.

¿Cómo nos está yendo? Ya tenemos más de 3.400 seguidores, con un crecimiento semanal superior al 1%, pero todavía lejos de nuestras otras redes (en Twitter tenemos más de 207 mil seguidores y en Facebook cerca de 70 mil). Si miramos el impacto, nuestras principales historias fueron vistas por más de 1.300 personas. ¿Es poco? Depende. Cada vez más gente se entera de lo que hacemos de formas más divertidas para ellos. Y para nosotros.

#Instagram

2 Respuestas

  1. Carlos dice:

    Siempre se aprende, muy bueno.m

  2. Pedro Eugenio Paz dice:

    LA ECONOMIA ES UN KILOMBO (Prat Gay)
    Hace muchos años, 50 maso, mi abuelo solía contar el cuento del Toro argentino. Codiciado por muchos ganaderos y muchas vacas porque según el cuento, “DonToro” dejaba satisfecha a las mismas, a los dueños y la región chocha de la vida. Enterado de esto, El Gobierno vio el negocio y movió cielo y tierra para quedarse con el mismo y ante la negativa de Don Sixto por venderlo, hizo la gran “Lazaro” y se quedó con “Don Toro”. Grande fue la sorpresa que al transcurrir el tiempo, maimanta con el “Toro”. Ofuscados funcionarios del gobierno increparon al ex dueño é intentaron recuperar el dinero, pidiendo explicaciones del xq “Don Toro” perdió gran parte de sus habilidades, a lo cual Dn. Sixto soslayo: A mi no me echen la culpa, ahora trabaja en el gobierno.
    Y me pregunto, que hubiera hecho Franco Macri, si en lugar de manejar su hijo, un Ejecutivo Nacional, hubiese continuado al frente de las empresas familiares, junto a toda la pléyade de amigos funcionarios durante 32 meses, seguramente les hubiese pegado una patada en el …. “Como la de los funcionarios a Don Toro”, al ver tanta incapacidad manifiesta, no solo para no ver la realidad, sino para no aceptar errores y convocar a los mejores economistas y dar un viraje de 180 grados para que cada argentino pueda llevar comida a sus casas y llegar a fin de mes.
    Soslaya, que los K se robaron cerca de 40 mil millones de dólares, en su gobierno se fue el doble del país, discapacidad para diagnosticar, preveer, resolver, por Dios, cuesta encontrar palabras para tanta desprolijidad y, tuvo a los mejores, Malconían, Prat Gay, que son buenos diagnosticadores de afuera, pero cuando estuvieron en el ruedo o no los escucharon o fueron más en un montón.
    No me viene nada bueno de su gobierno, solo obras, que el gobierno de mañana dirá si hubo o no corrupción, el desempeño de la justicia, fue mejor que el suyo y el legislativo que sigue en deuda con una gran parte de la sociedad.
    No se, si llorar, reir, pero a 50 años, sigue vivito y coleando “Don Sixto”, Franco Macri, nos vendió gato por liebre, se sacó un gran peso de encima y “muchos” compraron a “Don Toro” y hoy el país “No sabe que hacer con Ël”.

Dejá un comentario (si contiene agresiones no se publicará)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *